Mul­tas, in­sul­tos, di­ne­ro y otras his­to­rias en­tre Qa­tar, Ni­ke y el Ba­rça

AS (Las Palmas) - - A LA ÚLTIMA - SANTI GIMÉNEZ @ aca­ra­de­pe­rro

Un lío mun­dial. Lo del Ba­rça y su ne­go­cia­ción con Qa­tar lle­va ca­mino de con­ver­tir­se en un lío mun­dial. Por con­tra­to, el club blau­gra­na es­tá obli­ga­do a co­mu­ni­car a la mul­ti­na­cio­nal de ro­pa norteamericana en el mes de no­viem­bre cuál va a ser el di­se­ño, in­clu­yen­do el pa­tro­ci­na­dor, de su nue­va ca­mi­se­ta. Estamos lle­gan­do a fe­bre­ro y no hay no­ti­cias de si Qa­tar si­gue o se op­ta por otros pa­tro­ci­na­do­res. Por tan­to, ese mi­llón de ca­mi­se­tas del Ba­rça que de­be­rían es­tar­se fa­bri­can­do ya en Chi­na des­de fin de año si­guen pa­ra­das. Y no só­lo se ha pa­ra­do esa pro­duc­ción. En Chi­na, Ni­ke fa­bri­ca pren­das de­por­ti­vas pa­ra todos los equi­pos que pa­tro­ci­na. La na­da des­pre­cia­ble su­ma de unos 500 mi­llo­nes de pren­das cu­ya ca­de­na de pro­duc­ción es­tá pen­dien­te de que Bar­to­meu lle­gue a un acuer­do con el Emi­ra­to o con quien sea. Buen ma­rrón.

Mul­ta­zo. En el con­tra­to en­tre el Bar­ce­lo­na y Ni­ke se es­pe­ci­fi­ca que si el Ba­rça no cum­ple los pla­zos pa­ra co­mu­ni­car el pa­tro­ci­na­dor del pró­xi­mo cur­so en la fe­cha es­ti­pu­la­da, el club blau­gra­na de­be­rá pa­gar una pe­na­li­za­ción. A día de hoy, el Ba­rça ya aca­rrea un mul­ta­zo so­bre su nue­vo con­tra­to, sea con Qa­tar, sea con Her­ma­nos Al­man­sa, car­pin­te­ría de alu­mi­nio.

Un plan a la ba­su­ra. El plan co­mer­cial de Ni­ke a ni­vel mun­dial con­tem­pla ven­der las ca­mi­se­tas en ma­yo. Por tan­to, las tien­das de to­do el mundo de­ben de ha­cer los pe­di­dos en mar­zo. Estamos ca­si en fe­bre­ro y el Ba­rça tie­ne pa­ra­da la fac­to­ría de Ni­ke por­que Qa­tar ni les ha­bla.

Los in­sul­tos. La re­no­va­ción del con­tra­to qa­ta­rí es­ta­ba pac­ta­da an­tes de las elec­cio­nes, pe­ro tras la cam­pa­ña elec­to­ral de ve­rano to­do se fue al tras­te. El pro­ce­so no ayu­dó a acer­car re­la­cio­nes. La ma­yo­ría de candidatos til­da­ron de “te­rro­ris­ta” al Emi­ra­to (o eso es lo que les lle­gó), co­sa que po­día en­trar en un jue­go elec­to­ral. Lo que no acep­tan des­de Qa­tar es que na­die de la ac­tual jun­ta sa­lie­ra a de­fen­der­les. La idea: “To­ma­re­mos el di­ne­ro de Qa­tar ta­pán­do­nos la na­riz” ha en­fa­da­do a QSI.

El di­ne­ro. Cuan­do, tras las elec­cio­nes, Bar­to­meu se pre­sen­tó en Qa­tar di­cien­do que que­ría más di­ne­ro cuan­do los del Emi­ra­to es­pe­ra­ban una dis­cul­pa, rom­pió una re­la­ción he­cha y em­pe­zó un nue­vo pro­ce­so en el que el tiem­po jue­ga a fa­vor de Qa­tar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.