Zi­zou: un tra­je he­cho a me­di­da

AS (Las Palmas) - - BETIS-REAL MADRID - AN­TO­NIO ROMERO

Zi­da­ne es­tá su­peran­do to­das las ex­pec­ta­ti­vas que creó cuan­do Flo­ren­tino Pé­rez de­ci­dió lan­zar­le al rue­do como sal­va­vi­das de úl­ti­ma ho­ra. El téc­ni­co fran­cés ha asu­mi­do el pa­pel de en­tre­na­dor de má­xi­mo ni­vel con la na­tu­ra­li­dad con la que se qui­ta­ba de en­ci­ma a con­tra­rios cuan­do ves­tía de cor­to. No só­lo ha de­vuel­to la fe­li­ci­dad a la ca­se­ta, sino que el equi­po es­tá pro­gre­san­do a pa­sos agi­gan­ta­dos en lo de­por­ti­vo y el ai­re de­pre­si­vo en el que es­ta­ba ins­ta­la­do el ma­dri­dis­mo ha des­apa­re­ci­do de un plu­ma­zo.

Se es­tá sa­lien­do has­ta en las con­fe­ren­cias de

Pren­sa. Con un es­ti­lo di­rec­to, sin arro­gan­cia, sin dar­se im­por­tan­cia y con­tes­tan­do con na­tu­ra­li­dad a to­das las pre­gun­tas que le ha­cen. Sin po­ner ca­ra de bor­de y sien­do lo su­fi­cien­te­men­te lis­to como pa­ra de­fen­der a los ju­ga­do­res, con los que tie­ne que con­tar du­ran­te to­da la tem­po­ra­da. Como co­ci­ne­ro an­tes que fraile, el fran­cés sa­be que no hay na­da que to­que más los be­mo­les a una plan­ti­lla que su je­fe les de­je ven­di­dos an­te los me­dios. Es ver­dad que el ca­len­da­rio ha si­do be­né­vo­lo en el de­but con pi­ca­do­res de Zi­da­ne, pe­ro no es na­da fá­cil ocu­par una si­lla tan eléc­tri­ca como el ban­qui­llo del Ma­drid y bo­rrar el pa­sa­do re­cien­te de un plu­ma­zo. Que­da lo más bo­ni­to y lo más di­fí­cil (em­pe­zan­do por el cho­que de hoy en Se­vi­lla), pe­ro de mo­men­to el tra­je al fran­cés le sien­ta como un guan­te. Es­ta no­che todos mi­ra­re­mos con lu­pa su pri­me­ra de­ci­sión: Ja­mes o Je­sé. Es­toy se­gu­ro de que to­ma­rá la de­ci­sión co­rrec­ta y lo ex­pli­ca­rá bien.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.