Can­sa­dos, pe­ro fe­li­ces con Zi­zou

Va­rios ju­ga­do­res re­co­no­cen que de­ben dor­mir dos ho­ras de sies­ta pa­ra re­cu­pe­rar­se

AS (Las Palmas) - - BETIS-REAL MADRID - POR FRÉ­DÉ­RIC HERMEL

Zi­ne­di­ne Zi­da­ne lo di­jo va­rias ve­ces des­pués de to­mar las rien­das del equi­po. “Te­ne­mos que me­jo­rar el as­pec­to fí­si­co”, ex­pli­có el téc­ni­co fran­cés. Zi­zou, fiel a su cla­se y a su edu­ca­ción, no qui­so ha­cer san­gre y nun­ca cri­ti­có el tra­ba­jo de su an­te­ce­sor en el ban­qui­llo. Sin em­bar­go, se­gún fuen­tes in­ter­nas del Ma­drid, Ra­fael Be­ní­tez de­jó a los fut­bo­lis­tas en un es­ta­do “la­men­ta­ble” y los in­for­mes pe­di­dos por la di­rec­ti­va son muy cla­ros. De ahí, el plan que Zi­da­ne ha di­se­ña­do de for­ma ur­gen­te y que es­tá apli­can­do des­de que ha lle­ga­do como nue­vo en­tre­na­dor de los me­ren­gues, que ya son ca­si tres se­ma­nas. El ga­lo se acuer­da muy bien de la du­re­za de los ejer­ci­cios que te­nía que rea­li­zar du­ran­te su eta­pa de fut­bo­lis­ta en Ita­lia. Cree fir­me­men­te que el tra­ba­jo fí­si­co es im­pres­cin­di­ble pa­ra po­der ex­pre­sar el ta­len­to. Por ello, el téc­ni­co es­tá apro­ve­chan­do la au­sen­cia de par­ti­do en mi­tad de la semana pa­ra or­ga­ni­zar una es­pe­cie de nue­va pre­tem­po­ra­da. El ca­len­da­rio di­se­ña­do por Zi­zou y sus ayu­dan­tes es muy cla­ro. Si se jue­ga el do­min­go se des­can­sa el lu­nes. El mar­tes se rea­li­zan ejer­ci­cios de re­cu­pe­ra­ción, pe­ro los miér­co­les y los jue­ves se tra­ba­ja a tope. Son dos días de en­tre­na­mien­tos du­ros, fuer­tes, in­ten­sos du­ran­te los cua­les se in­ten­ta ob­te­ner el fon­do fí­si­co ne­ce­sa­rio pa­ra po­der afron­tar lo que que­da de tem­po­ra­da en las me­jo­res con­di­cio­nes po­si­bles. A sa­bien­das de que pron­to el Real Ma­drid ju­ga­rá ca­si siem­pre ca­da tres días. No hay tiem­po que per­der y la car­ga de tra­ba­jo es tal que va­rios ju­ga­do­res han co­men­ta­do que, aho­ra, ne­ce­si­tan dos ho­ras de sies­ta ca­da tar­de pa­ra re­cu­pe­rar de los es­fuer­zos de la ma­ña­na en Val­de­be­bas. Pe­ro le­jos de mo­les­tar­les, todos los fut­bo­lis­tas de la plan­ti­lla re­co­no­cen es­tar fe­li­ces con el plan de Zi­da­ne por­que son los pri­me­ros que son cons­cien­tes de la im­por­tan­cia de una pre­pa­ra­ción atlé­ti­ca de es­te ni­vel. Los vier­nes y sá­ba­dos los es­fuer­zos pe­di­dos son me­no­res y se tra­ba­ja más el as­pec­to tác­ti­co. Pa­re­ce que es­ta pla­ni­fi­ca­ción es­tá dan­do ya sus pri­me­ros fru­tos.

El pro­pio Zi­zou ad­mi­tió ayer que es­tá no­tan­do una me­jo­ría sen­si­ble de la con­di­ción fí­si­ca de la plan­ti­lla y que es­tá muy sa­tis­fe­cho por la im­pli­ca­ción de sus “chi­cos” en todos los ti­pos de ejer­ci­cios. Y to­do ello sin la tan ri­dí­cu­la “mano du­ra”, sino con la sim­ple au­to­ri­dad na­tu­ral que trans­mi­te a la plan­ti­lla.

El téc­ni­co Cree que el tra­ba­jo fí­si­co es ele­men­tal pa­ra ex­pre­sar el ta­len­to

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.