Ros­si aca­pa­ra los fo­cos en otra fi­nal en Orriols

Las Pal­mas, in­vi­ta­do de pie­dra al de­but de ‘Il Bam­bino’

AS (Las Palmas) - - LEVANTE-LAS PALMAS - VÍC­TOR LÓ­PEZ

Todos los fo­cos le apun­tan a él. Es inevi­ta­ble. Ca­si ni se ha­bla de des­cen­sos y per­ma­nen­cias. Giuseppe Ros­si lle­ga hoy al res­ca­te de un Le­van­te de­fe­nes­tra­do en la ta­bla pe­ro siem­pre con la es­pe­ran­za y la pun­tua­ción de sa­ber que un par­ti­do lo cam­bia to­do. Eso mis­mo pa­sa es­ta no­che. Pa­ra bien o pa­ra mal. Las Pal­mas pue­de dar una es­to­ca­da mor­tal de ne­ce­si­dad si con­si­guie­ra asal­tar el Ciu­tat más en­de­ble de los úl­ti­mos años. Y, de pa­so, co­ger ai­re. Por­que los re­sul­ta­dos de la jornada les han da­do un es­ti­rón más si ca­be a la so­ga de la que cuel­gan am­bos equi­pos. Es lo que tie­ne ju­gar el úl­ti­mo.

Más allá de Ros­si, Ru­bi re­to­ca­rá el sis­te­ma pa­ra dar­le en­tra­da ya. No hay tiem­po que per­der. Con Dey­ver­son, Cue­ro, Mo­ra­les... a por to­das. La gran du­da es si se cu­bri­ra las es­pal­das un po­co con Si­mao en el do­ble pi­vo­te o se la jue­ga con Lerma y Ver­za. Te­nien­do en cuen­ta el fút­bol de to­que que gus­ta a Se­tién lo nor­mal es pro­te­ger­se. Pe­ro en la si­tua­ción en la que es­tán... no les que­da otra a los azul­gra­na que en­tien­den ya ca­da par­ti­do (y más los de ri­va­les di­rec­tos) como la úl­ti­ma ba­la. Pue­de ir al con­tra­rio, al ai­re, o lo que es peor, a su pro­pio pie.

Se­tién, por su par­te, tie­ne al equi­po de ga­la. Aho­ra to­ca Li­ga. Lue­go la Co­pa. Y los ama­ri­llos han de­mos­tra­do que al fút­bol sa­ben ju­gar un ra­to. Que se lo di­gan sino al ve­cino va­len­cia­nis­ta. Los Vie­ra, Ta­na y un vie­jo co­no­ci­do pa­ra el Le­van­te como El Zhar bus­ca­rán sur­tir de ba­lo­nes al bra­si­le­ño Wi­llian Jo­sé, que quie­re se­guir de­mos­tran­do que es­tá pa­ra al­go en es­te equi­po y, so­bre to­do, pa­ra ta­par las enor­mes ca­ren­cias de un to­tal­men­te des­co­no­ci­do Ser­gio Arau­jo, que es­tá años luz de aquel ju­ga­dor que des­lum­bró en Se­gun­da.

LO­CU­RA. Ros­si con­gre­gó a unas 1.000 per­so­nas en el Ciu­tat pa­ra arro­par­le en su pre­sen­ta­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.