He­roi­co Fuen­la: es­ta­rá en la Co­pa jun­to al Bil­bao

Fra­ca­so del Uni­ca­ja que, como An­do­rra, per­dió y se que­dó fue­ra

AS (Las Palmas) - - BA-LON-CES-TO - ALFONSO HE­RRÁN

La Co­pa, en ese for­ma­to má­gi­co im­por­ta­do por mu­chas li­gas, ha ve­ta­do las sor­pre­sas úl­ti­ma­men­te. Es­tas vie­nen da­das en los pro­le­gó­me­nos, an­tes de esa concentración de los ocho me­jo­res de la pri­me­ra vuel­ta, cuan­do se re­par­ten los bi­lle­tes pa­ra el tor­neo. Se pu­do com­pro­bar ayer. Con Va­len­cia, Ba­rça, Bas­ko­nia y Ma­drid ya cla­si­fi­ca­dos y como ca­be­zas de se­rie, ha­bía seis candidatos pa­ra las otras tres pla­zas res­tan­tes (el Obra­doi­ro en­tra­ba por ser or­ga­ni­za­dor). El Granca lo te­nía chu­pa­do y has­ta sin ju­gar le se­lla­ron el pa­se con los par­ti­dos ma­ti­na­les.

A las do­ce y me­dia em­pe­zó el bai­le. El Bil­bao era el que me­jor lo te­nía, por­que fue ga­nan­do al Obra­doi­ro du­ran­te to­da la ma­ña­na y só­lo se vio al­go ago­bia­do al fi­nal. El Ma­drid y el Bas­ko­nia cum­plían con su obli­ga­ción en ca­sa y abrían la po­si­bi­li­dad al Fuen­la­bra­da, pe­ro és­te an­du­vo cues­ta arri­ba en Za­ra­go­za. En la se­gun­da par­te se vio 11 pun­tos aba­jo, pe­ro su or­gu­llo es in­fi­ni­to y un tri­ple ge­nial de Po­po­vic a fal­ta de 31 se­gun­dos obró el mi­la­gro.

Granca En­tró an­tes de ju­gar y el Mur­cia ni si­quie­ra ga­nó en Te­ne­ri­fe

Una ges­ta. A mi­tad de tem­po­ra­da se fue del equi­po el téc­ni­co Ta­bak y se po­nía ma­nos a la obra Jo­ta Cus­pi­ne­ra pa­ra dar for­ma a una ges­ta. Los sie­te triun­fos so­bre nue­ve en ca­sa han si­do la lla­ve. Un ver­da­de­ro ac­to de fe que de­vuel­ve al Fuen­la a la Co­pa cua­tro años des­pués. Su cuarta oca­sión.

Pa­ra el Bil­bao se­rá su sex­ta par­ti­ci­pa­ción, la se­gun­da se­gui­da. Se fue Ja­mes, se le­sio­nó Be­gic, per­dió el em­bru­jo de Mi­ri­bi­lla... y tu­vo que sa­car su cas­ta con tres vic­to­rias se­gui­das an­tes del cor­te.

El Uni­ca­ja es bi­po­lar: bien en Eu­ro­li­ga, fa­tal en el tor­neo do­més­ti­co. Ex­pe­ri­men­ta el mis­mo fra­ca­so que en Vi­to­ria en 2013, en una com­pe­ti­ción que ya le­van­tó ha­ce diez años, con aquel Gar­ba­jo­sa im­pe­rial.

El An­do­rra tam­bién fue ta­cha­do. Ga­nar en Vi­to­ria no es­tá hoy por hoy a su al­can­ce. Todos se ju­ga­ban al­go, ni som­bra de bis­cot­to. “La pu­re­za del bás­quet es lo que da ni­vel a la ACB. Aquí na­die re­ga­la una vic­to­ria”, re­su­mió Si­to. El Mur­cia, que lo te­nía en chino, ni si­quie­ra hi­zo su par­te en Te­ne­ri­fe. El Obra­doi­ro en­tra como de­ci­mo­cuar­to, en su Co­pa. Es un re­co­no­ci­mien­to a los que ha­cen po­si­ble que el Obra­doi­ro exis­ta”, in­di­có Mon­cho Fer­nán­dez.

EN ZA­RA­GO­ZA. Úriz le­van­ta el pu­ño vic­to­rio­so con to­do el Mon­ta­kit Fuen­la­bra­da abra­za­do. Lo­gra­ron el bi­lle­te en la úl­ti­ma ju­ga­da.

Y EN BIL­BAO. Mum­brú, Han­nah y Ruoff bro­mean en el ves­tua­rio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.