Pre­pa­ran­do el te­rreno pa­ra la sa­li­da de Cris­tiano Ro­nal­do

AS (Las Palmas) - - A LA ÚLTIMA - ELÍAS IS­RAEL @ elia­s_ is­rael

Los en­te­rra­do­res ha­bi­tua­les. Creo que no es na­da dis­pa­ra­ta­do de­cir que el Ma­drid ju­gó en Se­vi­lla me­jor que el Bar­ce­lo­na el día an­te­rior en Má­la­ga. Como los análisis se ha­cen des­de el re­sul­ta­do, aho­ra re­sul­ta que hay que de­cir que el Ma­drid es­tá muer­to, Cris­tiano ne­ga­do y su oca­so, pró­xi­mo. Cris­tiano era un fue­ra de se­rie la semana pa­sa­da cuan­do se gi­ró y la cla­vó en la es­cua­dra an­te el Spor­ting, y lo si­gue sien­do cuan­do fa­lla un ti­ro cru­za­do de­lan­te de Adán en Heliópolis. Los en­te­rra­do­res ha­bi­tua­les van a con­se­guir que, de tan­to pre­pa­rar la sa­li­da de Cris­tiano, al fi­nal se aca­be yen­do.

El cie­rre de mer­ca­do y la san­ción FIFA. No ten­go du­da de que en el es­pí­ri­tu del Real Ma­drid a la ho­ra de con­tra­tar a ju­ga­do­res me­no­res de edad no hay ni hu­bo la más mí­ni­ma in­ten­ción de tra­fi­car con ellos. Como di­go eso, tam­po­co creo que FIFA cas­ti­gue al Real Ma­drid o al Atlé­ti­co, y an­te­rior­men­te al Bar­ce­lo­na, de for­ma ca­pri­cho­sa. Lo más ló­gi­co es pen­sar en un error de pro­ce­di­mien­to o en un de­fec­to de for­ma a la ho­ra de do­cu­men­tar esas con­tra­ta­cio­nes o de jus­ti­fi­car el tra­ba­jo de sus pa­dres. El Ma­drid se pue­de en­con­trar dos ven­ta­nas de fi­cha­jes sin po­der con­tra­tar, con ne­ce­si­da­des cla­ras.

Dos pues­tos por cu­brir. Vis­tos los an­te­ce­den­tes no es des­car­ta­ble que se aca­be fi­chan­do otro me­dia­pun­ta, re­con­ver­ti­do a me­dio­cen­tro, pe­ro el Ma­drid tie­ne dos pues­tos que cu­brir de ma­ne­ra cris­ta­li­na. Mar­ce­lo no tie­ne re­cam­bio na­tu­ral en el pri­mer equi­po y pre­de­cir el fu­tu­ro ju­di­cial de Ben­ze­ma, en su me­jor mo­men­to fut­bo­lís­ti­co des­de que vis­te de blan­co, no es­tá en ma­nos del club. Le­wan­dows­ki es­tá deseán­do­lo. Cual­quier error de cálcu­lo en cuan­to al re­sul­ta­do de las ale­ga­cio­nes en FIFA o en cuan­to a los tiem­pos de la cau­te­lar con vis­tas al mer­ca­do ve­ra­nie­go su­pon­drían otro ridículo pla­ne­ta­rio.

Foot­ball Leaks y la cam­pa­ña del Daily Mail. Aho­ra ya sa­be­mos que Ba­le cos­tó 101 mi­llo­nes de eu­ros, pa­ga­de­ros en cua­tro pla­zos, y la sen­sa­ción, cons­ta­ta­da por el fa­tí­di­co pun­to 15 del con­tra­to, es que se pac­tó el pre­cio de 91 mi­llo­nes pa­ra evi­tar te­ner que dar ex­pli­ca­cio­nes a Cris­tiano y a su en­torno. Re­sul­ta es­cla­re­ce­dor po­ner por es­cri­to el pac­to y exi­gir si­len­cio al Tot­ten­ham. Si no hu­bie­se na­da que es­con­der, no ha­bría na­da que exi­gir. Su­pon­go que el ar­tícu­lo del Daily Mail en el que se en­tre­co­mi­llan las in­je­ren­cias de Flo­ren­tino en el tra­ba­jo de Be­ní­tez for­man par­te de la cam­pa­ña, que ya tras­pa­sa fron­te­ras, con­tra el pre­si­den­te. A fal­ta de los tra­di­cio­na­les des­men­ti­dos ofi­cia­les, ese con­tra­to y ese ar­tícu­lo son otra bue­na ra­dio­gra­fía del Ma­drid de Flo­ren­tino.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.