‘Led­man’ no obli­ga­rá a te­ner chi­nos en Se­gun­da

Pe­ro sin ellos los clu­bes no in­gre­sa­rán por te­le­vi­sión

AS (Las Palmas) - - INTERNACIONAL - JA­VIER MAR­TÍN

La cuo­ta chi­na en el fút­bol pro­fe­sio­nal por­tu­gués ha le­van­ta­do am­po­llas en en­tre­na­do­res, sin­di­ca­tos de fut­bo­lis­tas y clu­bes. Tan­tos, como pa­ra que el nue­vo pa­tro­ci­na­dor de la Se­gun­da Li­ga de Por­tu­gal, el fa­bri­can­te chino de lám­pa­ras led Led­man, re­ti­re el pá­rra­fo del acuer­do en don­de se es­pe­ci­fi­ca­ba la in­cor­po­ra­ción ca­da tem­po­ra­da de diez fut­bo­lis­tas chi­nos y tres en­tre­na­do­res ad­jun­tos a los diez pri­me­ros equi­pos de la Se­gun­da Di­vi­sión por­tu­gue­sa.

El acuer­do fue fir­ma­do en­tre Led­man y la Li­ga Pro­fe­sio­nal de Por­tu­gal, que pre­si­de el exar­bi­tro Pe­dro Proe­nça. Que­dan en el tex­to, el nom­bre del tor­neo pa­ra la si­guien­te tem­po­ra­da Led­man li­gaP­ro, los pa­tro­ci­nios y los de­re­chos te­le­vi­si­vos, pe­ro se­ría de inocen­tes pa­gar por unos de­re­chos te­le­vi­si­vos pa­ra Chi­na sin que en los par­ti­dos hu­bie­ra fut­bo­lis­tas chi­nos.

En es­tos mo­men­tos, el fút­bol pro­fe­sio­nal por­tu­gués no cuen­ta con fut­bo­lis­tas chi­nos. An­te­rior­men­te sí que ju­gó en di­vi­sio­nes in­fe­rio­res, el chino Zhang. Pa­só por los clu­bes de Ma­fra ( que en la tem­po­ra­da 2013 tu­vo cin­co chi­nos), Li­ria y Bei­ra do Mar, an­tes de ir a Ale­ma­nia y, pos­te­rior­men­te, al Ra­yo.

Tam­bién ha pro­tes­ta­do por esa po­si­ble cuo­ta chi­na el pre­si­den­te del sin­di­ca­tos de fut­bo­lis­tas pro­fe­sio­na­les, Joa­quim Evan­ge­lis­ta: “No com­pren­de­mos có­mo la Li­ga, se­gún las no­ti­cias que te­ne­mos, acep­ta que un gru­po eco­nó­mi­co im­pon­ga ju­ga­do­res a los clu­bes y a los en­tre­na­do­res, po­nien­do en ries­go la pro­pia ver­dad de­por­ti­va”.

Fren­te a las no­ti­cias de que ca­da uno de los diez pri­me­ros clu­bes in­clui­rían un fut­bo­lis­ta chino en su plan­tel, el pre­si­den­te de la Li­ga, Pe­dro Proe­nça, se­ña­ló que esa es una “po­si­bi­li­dad re­mo­ta”. El acuer­do, sin em­bar­go, iba más allá, pues se­gún el pre­si­den­te de Led­man, Mar­tin Lee, ha­bría una ta­sa­ción del tiem­po de jue­go de los chi­nos.

Las ne­go­cia­cio­nes con Led­man co­men­za­ron el pa­sa­do año con el an­te­rior pre­si­den­te de la Li­ga, Luis Du­que y en él se in­cluía la cuo­ta chi­na como op­cio­nal. Na­da era obli­ga­to­rio, pe­ro la uti­li­za­ción de es­tos fut­bo­lis­tas chi­nos sig­ni­fi­ca­ba in­gre­sos eco­nó­mi­cos pa­ra el club, pues en­ton­ces sus par­ti­dos se re­trans­mi­ti­rían pa­ra Chi­na. Fi­nal­men­te no hay que obli­gar a nin­gu­na cuo­ta. To­do es mu­cho más sen­ci­llo: si no hay chino, no hay te­le, lue­go no hay di­ne­ro pa­ra el club.

Reac­ción Crí­ti­cas de téc­ni­cos, clu­bes y sin­di­ca­tos de fut­bo­lis­tas

EL ACUER­DO. Ima­gen de la fir­ma del con­ve­nio de pa­tro­ci­nio de Led­man con la Se­gun­da por­tu­gue­sa.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.