Ma­rre­ro fi­gu­ra en una lis­ta de 16 sos­pe­cho­sos

La re­la­ción es­tá ela­bo­ra­da por va­rias ca­sas de apues­tas

AS (Las Palmas) - - TENIS - ALE­JAN­DRO DELMÁS

Se­gún la ca­de­na aus­tra­lia­na ABC, Da­vid Ma­rre­ro se en­con­tra­ba en una lis­ta ela­bo­ra­da por va­rias ca­sas de apues­tas de 16 ju­ga­do­res en­vuel­tos en par­ti­dos sos­pe­cho­sos. Esa lis­ta fue enviada a la Uni­dad de In­te­gri­dad del Te­nis ( TIU), y de es­te mo­do lle­gó a la Fe­de­ra­ción In­ter­na­cio­nal (ITF). El es­ta­dou­ni­den­se Da­vid Hag­ger ty, pre­si­den­te de la ITF, ad­mi­tió an­te la pro­pia ABC “te­ner co­no­ci­mien­to de esa lis­ta, aunque des­de el lu­nes ya hay una in­ves­ti­ga­ción abier­ta y se ac­tua­rá con las prue­bas”.

La ABC no re­ve­ló otros nom­bres de la lis­ta. Hag­gerty sub­ra­yó: “Es evi­den­te que la corrupción pue­de afec­tar a ju­ga­do­res de todos los ni­ve­les”. En es­ta in­ves­ti­ga­ción, la ITF y la TIU van a ha­cer un ba­rri­do mi­nu­cio­so de las lla­ma­das que hi­cie­ron Ma­rre­ro y La­ra Arrua­ba­rre­na an­tes de su sos­pe­cho­so par­ti­do de do­bles mix­tos con­tra Hla­vac­ko­va y Ku­bot. Tam­bién se pre­ten­de in­ves­ti­gar, con la co­la­bo­ra­ción de las ca­sas de apues­tas, los co­rreos elec­tró­ni­cos.

Co­mi­sión. An­te es­te ca­so y las de­nun­cias an­te­rio­res de la BBC y la web Buzz­Feed News, que se­ña­la­ban a 28 te­nis­tas ( 16 de ellos del top- 50), los or­ga­nis­mos prin­ci­pa­les del te­nis ( ATP, WTA, ITF y TIU) han ce­rra­do fi­las pa­ra crear una co- mi­sión es­pe­cial pa­ra su­per­vi­sar cual­quier ca­so re­la­cio­na­do con apues­tas. En la rue­da de pren­sa que anun­cia­ba el pa­nel, Ch­ris Ker­mo­de, pre­si­den­te de la ATP, se mos­tró fir­me: “Que­re­mos ser trans­pa­ren­tes y par­tir de la to­le­ran­cia ce­ro”. Aunque tam­bién ca­li­fi có de “irres­pon­sa­bles” las in­for­ma­cio­nes que im­pli­can “a ju­ga­do­res con nom­bre pro­pio, so­lo por sos­pe­chas, si no hay prue­bas”.

ITF Hag­gerty con­fir­ma que exis­te esa lis­ta y una in­ves­ti­ga­ción abier­ta Ma­rre­ro “Acu­sar sin prue­bas es fuer­te, no se lo de­seo ni a mi peor enemi­go”

De­fen­sa. Uno de esos ju­ga­do­res es Ma­rre­ro, quien, ya en Es­pa­ña, ayer se de­fen­dió en de­cla­ra­cio­nes a Efe: “Acu­sar a un ju­ga­dor sin prue­bas es un po­co fuer­te, pe­ro es­toy tran­qui­lo y con ga­nas de que ter­mi­ne to­do. Nun­ca de­bió dar­se y tie­nen que so­lu­cio­nar­lo. No de­seo es­te tran­ce ni a mi peor enemi­go”. El ca­na­rio tam­bién acla­ró que na­die le ha pe­di­do re­vi­sar su te­lé­fono: “Estamos ha­blan­do des­de mi mó­vil, así que no sé de dón­de ha sa­li­do eso. La ATP y la TIU con­tac­ta­ron con­mi­go y ya es­tá. Ellos me man­da­ron un co­rreo, les con­tes­té y po­co más”. So­bre Arrua­ba­rre­na aña­dió que “tam­bién es­tá tran­qui­la, a la es­pe­ra de que pa­se to­do”.

El pre­si­den­te del CSD, Miguel Car­de­nal, qui­so po­ner “un po­co de tran­qui­li­dad” tras ha­blar con la Fe­de­ra­ción Es­pa­ño­la del asun­to: “Sim­ple­men­te hay una ca­sa de apues­tas que sus­pen­dió las apues­tas y pi­den una in­ves­ti­ga­ción pa­ra com­pro­bar si hay al­go. Ellos han da­do sus ex­pli­ca­cio­nes y yo, de mo­men­to, me que­do con eso”.

PREO­CU­PA­DO. Da­vid Ma­rre­ro, se­ña­la­do en un ca­so de apues­tas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.