Los ce­di­dos como sín­to­ma

AS (Las Palmas) - - REAL MADRID-ESPANYOL - AL­BER­TO MAR­TÍ­NEZ

Una nue­va era em­pie­za en el Es­pan­yol. La lle­ga­da de Mís­ter Chen ha si­do un ver­da­de­ro Plan Mars­hall que ha res­ca­ta­do al club pe­ri­co de la rui­na eco­nó­mi­ca y de­be co­lo­car­lo en ape­nas tres años en con­di­cio­nes de pe­lear por en­trar en la Cham­pions. Esas son las in­ten­cio­nes. Pe­ro aho­ra es­tas cues­tio­nes son me­ros sue­ños, por­que la reali­dad del equi­po pe­ri­co es, cuan­to me­nos, an­gus­tio­sa: a cua­tro pun­tos del des­cen­so y con la vi­si­ta al San­tia­go Ber­na­béu ba­jo mí­ni­mos. Un pa­no­ra­ma que no de­ja pe­gar ojo a los pe­si­mis­tas e in­quie­ta a aque­llos que ven el va­so me­dio lleno.

Tras la des­ti­tu­ción de Ser­gio Gon­zá­lez, la lle­ga­da de Gal­ca y el des­gas­te de los der­bis del ini­cio de cur­so, el equi­po ha ido per­dien­do su efer­ves­cen­cia y si­gue en ple­na cons­truc­ción cuan­do ya se han con­su­mi­do 21 jor­na­das. Echar un ojo a los dos ce­di­dos por el Real Ma­drid acos­tum­bra a ser sig­ni­fi­ca­ti­vo. Si el cur­so pa­sa­do Lu­cas Vázquez fue uno de los me­jo­res y maduró en Cor­ne­llà-El Prat, es­ta cam­pa­ña el ba­lan­ce es dis­tin­to. Bur­gui ha ju­ga­do a cuen­ta­go­tas, siem­pre como re­vul­si­vo. Marco Asen­sio de­ja des­te­llos de su ca­li­dad, pe­ro esa ca­pa­ci­dad de sor­pre­sa con la que co­men­zó el cam­peo­na­to se fue di­si­pan­do como la del equi­po. Aún no ha mar­ca­do. Sín­to­mas que es­pe­ran cam­biar con Chen, el Dios pe­ri­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.