A por el oro y Río

Raúl En­tre­rríos y An­to­nio Gar­cía de­ja­ron a Croa­cia sin res­pues­tas

AS (Las Palmas) - - MÁS DEPORTE - EN­RI­QUE OJE­DA

Es­pa­ña, en un so­ber­bio par­ti­do, se im­pu­so a Croa­cia sin su­fri­mien­to. Ju­ga­rá an­te Ale­ma­nia ma­ña­na (17:30, La1) su cuarta fi­nal de un Eu­ro­peo que ja­más ha ga­na­do, y por el bi­lle­te a Río 2016. La cla­si­fi­ca­ción al Mun­dial 2017, con­se­gui­da.

No fue el par­ti­do re­don­do con el que sue­ña ma­no­lo Ca­de­nas pa­ra la Se­lec­ción, pe­ro se acer­có bas­tan­te por­que a lo lar­go de la ho­ra de jue­go Es­pa­ña siem­pre fue un equi­po fia­ble, que trans­mi­tía la sen­sa­ción de do­mi­nar el par ti­do aunque fue­se per­dien­do al prin­ci­pio, y aunque le achu­cha­se Croa­cia en la se­gun­da par­te. Si ha­bía ner­vios en­tre los es­pa­ño­les, era en­tre los que no ju­ga­ban, los de la gra­da o los que lo se­guían en la te­le­vi­sión por­que es­ta­ba cla­ro que los His­pa­nos iban ca­mino a su cuarta fi­nal de un Eu­ro­peo, que nun­ca han ga­na­do, y a pe­lear por el bi­lle­te di­rec­to a los Jue­gos Olím­pi­cos. Ayer tam­bién ga­na­ron la pre­sen­cia en el Mun­dial de Fran­cia en 2017, como Ale­ma­nia.

Se pue­de de­cir que Es­pa­ña siem­pre fue fia­ble, in­clu­so cuan­do re­ci­bía al ini­cio ese par­cial de 1-4 en cua­tro mi­nu­tos y que obli­go a Ca­de­nas a pa­rar el cho­que. Los que no ju­ga­ban se mi­ra­ban de reojo, los ju­ga­do­res no, ellos creían en su jue­go. En­tre­rríos fue el pri­me­ro en ti­rar del ca­rro, en asis­tir a Víc­tor To­más, a Agi­na­gal­de, a Ma­que­da. No era el me­jor día de Ca­ñe­llas, y en el pri­mer re­le­vo al ju­ga­dor del Kiel apa­re­ció An­to­nio Gar­cía, al prin­ci­pio ti­tu­bean­te an­te el 1-5 de­fen­si­vo croa­ta; tar­dó po­co en sa­car lo que lle­va den­tro y que has­ta aho­ra no ha­bía mos­tra­do en la Se­lec­ción: go­les im­por­tan­tes, pa­ses de gol, bue­na de­fen­sa. Un par­ti­do que po­drá con­tar cuan­do pa­sen los años.

En el mi­nu­to 20 (9-12) Es­pa­ña ya es­ta­ba en su ve­lo­ci­dad de cru­ce­ro. La de­fen­sa en 6-0 siem­pre con la mo­vi­li­dad de Mo­rros y Guar­dio­la pre­sen­te, dio un sal­to, y en­do­só a Croa­cia un par­cial de­mo­le­dor: 9-2 en 10 mi­nu­tos, con cua­tro tan­tos al con­tra­gol­pe (Ugal­de, An­to­nio Gar­cía, Guar­dio­la).

Que Croa­cia iba a re­cu­pe­rar­se del 18-14 se sa­bía, por­que es un buen equi­po y con mu­cho or­gu­llo. Pe­ro re­cor­tar go­les (24-23 en el mi­nu­to 45) le des­gas­tó tan­to que cuan­do el cho­que en­tró en los mo­men­tos del desen­la­ce ya no tu­vo ca­pa­ci­dad de res­pues­ta a los tan­tos de ca­li­dad plás­ti­ca es­pec­ta­cu­lar de Víc­tor To­más.

Es­pa­ña no per­dió nin­gu­na de sus dos in­fe­rio­ri­da­des. Man­tu­vo un ni­vel muy com­pe­ti­ti­vo ju­gan­do su de­fen­sa con­tra seis croa­tas, in­ter­cam­bian­do go­les, por eso en el mi­nu­to 55 (3027) el par­ti­do te­nía due­ño. Y una vez más la fe­li­ci­dad es­pa­ño­la era an­te Croa­cia, que tras el Mun­dial de Tú­nez nos de­be odiar. Aho­ra, a pre­pa­rar la fi­nal del do­min­go por La 1 (17:30).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.