El Ra­yo se sa­bía la pe­lí­cu­la

AS (Las Palmas) - - RAYO VALLECANO-SEVILLA - JO­SÉ M. LÓ­PEZ

Pa­só en la pri­me­ra vuel­ta y pa­só ayer. El Se­vi­lla se pu­so por de­lan­te con dos go­les de ven­ta­ja y el Ra­yo em­pa­tó. En la sex­ta jornada Ko­noplyan­ka re­sol­vió el en­tuer­to con una fal­ta pe­ro ayer el Ra­yo evi­tó ha­cer fal­tas ab­sur­das al bor­de del área y con­ser­vó el pun­to. El Se­vi­lla es un ju­ga­dor de ba­lon­ces­to en la lí­nea de ti­ros li­bres, que co­mien­za vien­do el aro como una pis­ci­na y aca­ba vién­do­lo del ta­ma­ño del ojo de una agu­ja, por­que el com­ple­jo de perdedor fue­ra de ca­sa no se lo quita de nin­gún mo­do.

Yel com­ple­jo aso­mó cuan­do Ibo­rra man­dó el 0-3 al pa­lo. Pa­co mo­vió el ban­qui­llo pues­to que la se­ñal es­ta­ba ahí. Al Se­vi­lla de fue­ra de ca­sa, si al­go le pue­de pa­sar, le pa­sa. Que Fa­zio se ol­vi­de de mar­car al hom­bre o de ata­car al ba­lón, que Ser­gio Ri­co no sal­ga, que una de sus bes­tias ne­gras se lla­me Ma­nu­cho y le mar­que siem­pre, que sus ata­can­tes fa­llen lo in­fa­lla­ble, que los pe­nal­tis que en ca­sa caen fue­ra ni se con­tem­plan y, por si no fue­ra su­fi­cien­te, que Ba­ne­ga vea la quin­ta ama­ri­lla y Vi­to­lo se le­sio­ne, im­po­si­bi­li­tan­do su pre­sen­cia la semana que vie­ne en el Camp Nou. Un cú­mu­lo de ca­tas­tró­fi­cas des­di­chas an­te un Ra­yo que es­ta pe­lí­cu­la ya la ha­bía vis­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.