El Atlé­ti­co es­tá echan­do en fal­ta a su Dar­ta­cán

Griez­mann ne­ce­si­ta dis­fru­tar

AS (Las Palmas) - - PSV-ATLÉTICO DE MADRID - KIKO NAR­VÁEZ

UG­riez­mann ha pa­sa­do un mes de fe­bre­ro más es­pe­so. El tra­ba­jo que ha­ce le pa­sa fac­tu­ra.

no pa­ra todos, todos pa­ra uno! Se es­cu­chó en los ves­tua­rios del Calderón an­tes del Atlé­ti­co-Vi­lla­rreal. Ocu­rrió lo mis­mo el día del Se­vi­lla. Son equi­pos que sa­ben su­frir, com­pe­tir y te­ner pa­cien­cia es­pe­ran­do a que se des­com­pon­ga el ri­val. Son equi­pos an­te to­do en los que pre­va­le­ce la so­li­da­ri­dad y en los que sus dar­ta­ca­nes mar­can la di­fe­ren­cia. Los Ba­ne­ga, Ga­mei­ro, Sol­da­do o Bruno son los en­car­ga­dos de asu­mir ese rol. Por par­te ro­ji­blan­ca tie­nen a Griez­mann como su par­ti­cu­lar Dar­ta­cán. Al fran­cés se le echa en fal­ta en es­te ti­po de par­ti­dos. Cuan­do el gru­po más lo ne­ce­si­ta­ba. Ha pa­sa­do por un mes de fe­bre­ro al­go más es­pe­so y con me­nos chis­pa. Co­no­cien­do al Pro­fe Or­te­ga, me ima­gino que des­pués de la eli­mi­na­ción de Co­pa ha­brá po­di­do me­ter una ma­yor car­ga de tra­ba­jo pa­ra afron­tar el úl­ti­mo tra­mo de la tem­po­ra­da y lo no­ta el equi­po.

Tam­bién pue­de ser nor­mal que sus es­fuer­zos a la ho­ra de tra­ba­jar en be­ne­fi­cio del co­lec­ti­vo le pa­sen fac­tu­ra a Griez­mann, en al­gu­nos tra­mos del cam­peo­na­to. Echo en fal­ta a al­guien que en esos mo­men­tos li­be­re al fran­cés, que le dé un res­pi­ro co­gien­do el tes­ti­go a la ho­ra de mar­car la di­fe­ren­cia. Es una pe­na la ba­ja de Ca­rras­co en es­tos par­ti­dos de­ci­si­vos, por­que el belga es­ta­ba sien­do ese ju­ga­dor que com­par­tía res­pon­sa­bi­li­da­des ofen­si­vas con el fran­cés y es un fut­bo­lis­ta ne­ce­sa­rio, que des­equi­li­bra pa­ra los ro­ji­blan­cos. El fran­cés, gra­cias a su hu­mil­dad, ha su­ma­do a su ca­li­dad tra­ba­jo y ge­ne­ro­si­dad en be­ne­fi­cio del gru­po y a día de hoy es un ju­ga­dor mu­cho más com­ple­to. De ca­ra al fu­tu­ro me tran­qui­li­za que ha­ya re­pe­ti­do que es fe­liz en el Calderón, pe­ro me preo­cu­pa no ver­lo dis­fru­tar al­go más del ba­lón por­que ju­ga­do­res de su ca­li­dad ne­ce­si­tan de más so­cie­da­des al­re­de­dor pa­ra dar rien­da suel­ta a su ta­len­to por­que con el pa­so del tiem­po el fan­tas­ma de otro Dar­ta­cán atlé­ti­co, Ar­da Tu­ran, se le po­dría apa­re­cer.

Ca­rras­co La au­sen­cia del belga es una pe­na, com­par­tía la res­pon­sa­bi­li­dad

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.