“Sen­ti­mos ser pe­sa­dos y ve­nir tan­tas ve­ces”

Fe­li­pe Re­yes ame­na­za con vol­ver es­ta tem­po­ra­da con más tí­tu­los

AS (Las Palmas) - - BALONCESTO - M. DE LA TO­RRE, I. ALBARRÁN MA­DRID REPORTAJE GRÁFICO RA­FA APA­RI­CIO Y EFE

Sen­ti­mos ser tan pe­sa­dos y ve­nir tan­tas ve­ces”, de­cía Fe­li­pe Re­yes du­ran­te su dis­cur­so en la re­cep­ción del Ayun­ta­mien­to de Ma­drid. Pa­re­cía que­rer dis­cul­par­se an­te la al­cal­de­sa, Ma­nue­la Car­me­na, por una nue­va vi­si­ta del Real Ma­drid cam­peón: la cuarta en un año y la ter­ce­ra que rea­li­zan de ma­ne­ra con­se­cu­ti­va con la Co­pa del Rey ba­jo el bra­zo. Aunque ac­to se­gui­do ame­na­za­ba con des­fi­lar de nue­vo an­tes del fi­nal de la tem­po­ra­da: “Pe­ro vamos a tra­tar de ser más pe­sa­dos y ve­nir al me­nos en dos oca­sio- nes más”. A juz­gar por la efu­si­va bien­ve­ni­da que les brin­dó la re­gi­do­ra (“¡Qué ale­gría!”, es­pe­tó al sa­lu­dar al ca­pi­tán blan­co), no se­rá un problema.

“En nom­bre de la ciu­dad que li­de­ro como al­cal­de­sa os doy unas gra­cias enor­mes y os di­go que Ma­drid os ad­mi­ra. Ha­béis de­mos­tra­do có­mo uno es ca­paz de con­se­guir ob­je­ti­vos y lo­grar lo que se pro­po­ne a ba­se de in­te­li­gen­cia, vo­lun­tad y equi­po. Nos dais un ejem­plo”, co­men­tó una or­gu­llo­sa Car­me­na. La ex­jue­za tam­bién pro­ta­go­ni­zó la anéc­do­ta de la fes­ti­va jornada al re­ga­lar un ce­ni­ce­ro portátil a ca­da in­te­gran­te de la plan­ti­lla. Qué me­jo­res mo­de­los pa­ra im­pul­sar la cam­pa­ña de con­cien­cia­ción pa­ra la lim­pie­za de las ca­lles de la ca­pi­tal.

Como es ha­bi­tual, la tra­di­cio­nal gi­ra por las ins­ti­tu­cio­nes tu­vo una se­gun­da y úl­ti­ma pa­ra­da en la Real Ca­sa de Co­rreos, la se­de de la Co­mu­ni­dad de Ma­drid. En la puer­ta aguar­da­ba una ma­dri­dis­ta fe­liz, Cris­ti­na Ci­fuen­tes. La pre­si­den­ta se ha­bía en­ga­la­na­do pa­ra la oca­sión con una ame­ri­ca­na blan­ca que no du­dó en qui­tar­se pa­ra en­fun­dar­se la ca­mi­se­ta de jue­go y otra con- me­mo­ra­ti­va que la ex­pe­di­ción blan­ca le ofre­ció como tri­bu­to. “Mu­chí­si­mas gra­cias por to­do. So­bre to­do, por ha­ber ga­na­do. Ade­más de mi cha­que­ta, yo lo que ten­go es el co­ra­zón blan­co. Sois los me­jo­res”, les elo­gió.

Tras el ac­to pro­to­co­la­rio, to­ca­ba aso­mar­se al bal­cón de la Puer­ta del Sol pa­ra fes­te­jar­lo con los afi­cio­na­dos y cu­rio­sos que allí se en­con­tra­ban. So­na- ba el himno, el de las mo­ci­tas (el de to­da la vi­da) y en­ton­ces se echó en fal­ta a Mar­cus Slaugh­ter. Pe­ro ahí es­ta­ban Fe­li­pe, Llull, No­cio­ni y el jo­ven Don­cic pa­ra ce­le­brar­lo con la gen­te. “Sin vo­so­tros, es­to no hu­bie­ra si­do po­si­ble. ¡ Ha­la Ma­drid!”, gri­ta­ba Re­yes.

Mien­tras, en un se­gun­do plano, Pa­blo La­so se mos­tra­ba can­sa­do pe­ro sa­tis­fe­cho. “Un fin de semana muy du­ro, pe­ro con un pre­mio muy gran­de”, de­cía el téc­ni­co. Ese pre­mio es la cuarta Co­pa del Rey pa­ra el Real Ma­drid en cin­co años. Un pe­sa­do tro­feo que al bra­si­le­ño Au­gus­to Li­ma le cos­ta­ba su es­fuer­zo lle­var has­ta el au­to­car.

Ma­nue­la Car­me­na “En nom­bre de la ciu­dad os di­go que Ma­drid os ad­mi­ra. Sois un ejem­plo” Cris­ti­na Ci­fuen­tes “Yo lo que ten­go es el co­ra­zón blan­co. Sois los me­jo­res. Mu­chí­si­mas gra­cias”

¡CAM­PEO­NES! Los ju­ga­do­res y di­rec­ti­vos del Real Ma­drid po­san jun­to a Ma­nuel Car­me­na, al­cal­de­sa de la ca­pi­tal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.