Pa­blo La­so, con­ti­go em­pe­zó to­do

AS (Las Palmas) - - BALONCESTO - TO­MÁS RONCERO

En el pa­seo triun­fal por las ins­ti­tu­cio­nes que ayer se dio el im­pe­rial Ma­drid de ba­lon­ces­to, el hom­bre que sa­lía me­jor en la fo­to y que más de­re­cho te­nía a es­tar ahí es Pa­blo La­so. To­da­vía re­cuer­do los re­ce­los con los que fue re­ci­bi­da su con­tra­ta­ción en el ve­rano de 2011. Que si era inex­per­to, que si el ban­qui­llo del Ma­drid le iba a ve­nir gran­de... Pam­pli­nas. Es­te vi­to­riano or­gu­llo­so y lu­cha­dor se pro­pu­so re­cu­pe­rar la iden­ti­dad y el ADN del Ma­drid ejem­plar de los sa­gra­dos tiem­pos de Pe­dro Fe­rrán­diz. He­re­dó un equi­po des­tro­za­do y sin au­to­es­ti­ma, por cul­pa de ese en­tre­na­dor de vas­to cu­rrícu­lo, Ettore Mes­si­na, que que­ría echar a Re­yes por vie­jo y ha­cía ju­gar al equi­po a 60 pun­tos. Así pa­sa­ba, no ga­ná­ba­mos ni a la ta­ba. Mien­tras, el Ba­rça su­ma­ba un tí­tu­lo tras otro. Has­ta que lle­gó La­so. San Pa­blo.

El Ma­drid re­cu­pe­ró la ale­gría en el jue­go, las tran­si­cio­nes rá­pi­das, el li­bre al­be­drío, la ima­gi­na­ción al po­der, los tri­pla­zos con li­cen­cia pa­ra ti­rar... Un Ma­drid ga­na­dor y con iden­ti­dad es­pa­ño­la. Agru­pó a Fe­li­pe Re­yes con los Ser­gios (Llull y el Cha­cho) y Rudy Fer­nán­dez. A par­tir de ahí, el We are The Cham­pions fue el himno de ca­be­ce­ra. Lle­gó a 15 fi­na­les y can­tó vic­to­ria en 11. Ga­na­mos cua­tro Co­pas del Rey de cin­co po­si­bles, de­jan­do atrás al Ba­rça en el pal­ma­rés (aho­ra van 26 a 23). Y nos dio la pri­me­ra Co­pa de Eu­ro­pa en 20 años (la úl­ti­ma se re­mon­ta­ba al Ma­drid de Sa­bo­nis y Ar­lauc­kas). Al­gu­nos de los que ven son­rien­tes en la fo­to (apun­ten al­to) le que­rían echar ha­ce dos ve­ra­nos. Me­nos mal que man­dan Juan Car­los Sán­chez y Al­ber­to He­rre­ros. Ami­go La­so, con­ti­go em­pe­zó to­do...

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.