Sam­pao­li: del po­dio en la Co­pa Amé­ri­ca a la Fis­ca­lía

Mu­núa­triun­fae­nU­ru­guay­co­mo­téc­ni­co­deNa­cio­nal

AS (Las Palmas) - - INTERNACIONAL -

Sam­pao­li. El en­tre­na­dor cam­peón de Amé­ri­ca di­ce que fue la pren­sa chi­le­na la que ase­si­nó su ima­gen. Por fil­trar sus con­tra­tos y sus cons­tan­tes re­vi­sio­nes, por des­ve­lar que se le in­gre­sa­ba el di­ne­ro en pa­raí­sos fis­ca­les. Pe­ro el asun­to que co­men­zó me­diá­ti­co aho­ra es­tá en fa­se ju­di­cial. El téc­ni­co que as­pi­ra a tra­ba­jar en Eu­ro­pa o a di­ri­gir a la se­lec­ción ar­gen­ti­na de­cla­ró el lu­nes como impu­tado an­te el fis­cal que lle­va todos los ca­sos con­tra la fe­de­ra­ción chi­le­na. Du­ran­te tres ho­ras fue so­me­ti­do a in­te­rro­ga­to­rio por pre­sun­ta eva­sión tri­bu­ta­ria y por pre­sun­ta si­mu­la­ción de con­tra­to de una con­fu­sa ase­so­ría. De la glo­ria a los tri­bu­na­les.

Mu­núa. El que fue­ra por­te­ro de De­por­ti­vo, Má­la­ga y Le­van- te, Gus­ta­vo Mu­núa, un clá­si­co de la Li­ga es­pa­ño­la que ga­nó po­pu­la­ri­dad por sus pa­ra­das y tam­bién por par­tir­le la ca­ra al is­rae­lí Aoua­te en el ves­tua­rio co­ru­ñés de Abe­gon­do, es hoy, con 38 años, en­tre­na­dor pun­te­ro de la li­ga uru­gua­ya. En el Na­cio­nal, su Na­cio­nal, el de­cano del fút­bol de su país. Vol­vió allí a ju­bi­lar­se como ju­ga­dor el año pa­sa­do y an­tes de que aca­ba­ra el año ya es­ta­ba sen­ta­do en el ban­qui­llo. Por aho­ra, pre­di­ca un fút­bol de insistencia ofen­si­va y su hin­cha­da le quie­re. Van tres jor­na­das y lo ha ga­na­do to­do. Com­par­te li­de­ra­to con el Pe­ña­rol del hin­cha For­lán.

Ma­cri. Un pre­si­den­te fut­bo­le­ro. Eso es lo que ha ga­na­do Ar­gen­ti­na. Mau­ri­cio Ma­cri, no en vano pre­si­den­te de Bo­ca Ju­niors en­tre 1995 y 2007, hi­zo una in­tere­san­te reflexión so­bre los dos me­jo­res fut­bo­lis­tas de su país. ¿Ma­ra­do­na o Mes­si? No qui­so de­can­tarsr: “Pa­ra una fi­nal, tal vez Ma­ra­do­na. Pa­ra ju­gar todos los do­min­gos, Mes­si”. Lo di­jo en una en­tre­vis­ta di­fun­di­da hoy por Ra­dio Fran­cia In­ter­na­cio­nal.

Té­vez. Bo­ca res­pi­ra. De­rro­tó al San Mar­tín (0-1) y go­leó a (4-1) y Arrua­ba­rre­na ga­nó un ra­ti­to de paz. Car­li­tos Té­vez, el em­ble­ma xe­nei­ze que sa­lió pre­ci­sa­men­te en de­fen­sa de su en­tre­na­dor cuan­do su ca­be­za se tam­ba­lea­ba, mar­có en am­bas ci­tas. Pe­ro en reali­dad lo que le subió a los ti­tu­la­res no fue­ron los go­les, sino que nue­va­men­te en­vió a un fut­bo­lis­ta ri­val al hospital. Es­ta vez al ar­que­ro Un­sain, al que no­queó de un ro­di­lla­zo a la sa­li­da de un mano a mano. A di­fe­ren­cia de cuan­do frac­tu­ró a Ham en sep­tiem­bre, no se atis­ba in­ten­cio­na­li­dad. Pe­ro su apa­ra­to­sa víc­ti­ma aca­bó con el ma­xi­lar in­fe­rior ro­to.

In­ten­so Po­lé­mi­ca en

Ar­gen­ti­na con Té­vez por man­dar otra vez a un ri­val

al hospital

A LOS TRI­BU­NA­LES. La Fis­ca­lía de Chi­le le in­ves­ti­ga por pre­sun­ta eva­sión tri­bu­ta­ria, en­tre otros.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.