Las Pal­mas se plan­tea res­cin­dir a Nau­zet

El fut­bo­lis­ta y el club po­drían bus­car un acuer­do a fi­nal de cur­so

AS (Las Palmas) - - LAS PALMAS - D. FÉ­LIX - R. LEÓN

El cas­ti­go al fut­bo­lis­ta po­dría ser ejem­plar pa­ra el res­to de la plan­ti­lla. La si­tua­ción en el club no es la más idó­nea pa­ra sal­tar­se el ré­gi­men in­terno y, me­nos, cuan­do en el ám­bi­to de­por­ti­vo se es­tá en des­cen­so. Uno de los lí­de­res en el cam­po po­dría de­cir adiós an­tes de tiem­po.

Nue­vo ca­pí­tu­lo en el ca­so Nau­zet Ale­mán: el club ama­ri­llo po­dría pres­cin­dir de sus ser­vi­cios de ma­ne­ra in­me­dia­ta, tal y como han in­for­ma­do fuen­tes cer­ca­nas a la en­ti­dad. El fut­bo­lis­ta, que tie­ne con­tra­to has­ta ju­nio de 2017, po­dría ver fi­na­li­za­da su vin­cu­la­ción con el club al fi­nal de es­te cur­so de­bi­do a la pe­lea del do­min­go.

El prin­ci­pal mo­ti­vo, y que di­fe­ren­cia al ca­so de Ser­gio Arau­jo, es la ac­ti­tud con la que su­pues­ta­men­te el fut­bo­lis­ta acla­ró la pe­lea an­te la co­mi­sión de­por­ti­va el pa­sa­do mar­tes. Se­gún se ha po­di­do sa­ber, Nau­zet ex­pu­so, en tono desafian­te, la razón por la que in­frin­gió el ré­gi­men in­terno del club. Al con­tra­rio que su com­pa­ñe­ro Arau­jo, el me­dio­cam­pis­ta no pi­dió per­dón de ma­ne­ra pri­va­da ni pú­bli­ca, por lo que se le in­vi­ta­ría a di­sol­ver el con­tra­to al fi - nal de la tem­po­ra­da, de mo­do que am­bas par­tes que­den sa­tis­fe­chas. Asi­mis­mo, se sub­ra­ya que en el as­pec­to me­ra­men­te de­por­ti­vo, hay una su­pues­ta or­den pa­ra que el ju­ga­dor ya no vis­ta más de cor­to. La razón es que pre­su­mi­ble­men­te fin­gió una le­sión tras el par­ti­do an­te el Bar­ce­lo­na.

Arau­jo El de­lan­te­ro sí pi­dió per­dón al club y de for­ma pú­bli­ca

Jui­cio. Ayer se ce­le­bró el jui­cio rá­pi­do en­tre las par­tes im­pli­ca­das en la pe­lea pa­ra que am­bos die­ran su ver­sión de los he­chos. Al fi­na­li­zar la com­pa­re­cen­cia, que du­ró unas tres ho­ras, Nau­zet no qui­so dar ex­pli­ca­cio­nes a la sa­li­da del juz­ga­do, mien­tras que el abo­ga­do y la mu­jer de la otra par­te, ex­pli­ca­ron su ver­sión de los tris­tes he­chos. Tras la ce­le­bra­ción del jui­cio, se ha co­no­ci­do que el fut­bo­lis­ta tam­bién es­tá in­ves­ti­ga­do por un de­li­to de le­sio­nes.

EN LOS JUZ­GA­DOS. Nau­zet Ale­mán, a su sa­li­da de los juz­ga­dos, en la ca­pi­tal gran­ca­na­ria en la ma­ña­na de ayer.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.