La UEFA no san­cio­na­rá a Pi­qué por for­zar la ama­ri­lla

“No hay ba­se real pa­ra am­pliar el cas­ti­go”, di­cen en Nyon

AS (Las Palmas) - - BARCELONA - M. LLORENS, J. JIMÉNEZ

Sal­vo vuel­co ines­pe­ra­do, la UEFA no cas­ti­ga­rá a Ge­rard Pi­qué por for­zar la ama­ri­lla que vio en el Emi­ra­tes y que le im­pe­di­rá ju­gar la vuel­ta de oc­ta­vos de fi­nal an­te el Ar­se­nal en el Camp Nou. El cen­tral, des­pués de una con­ver­sa­ción con Luis En­ri­que mi­nu­tos an­tes y ya con 0-2 en el mar­ca­dor, arries­gó en exceso en una ac­ción con Danny Wel­beck, al que de­rri­bó jun­to a la ban­da cuan­do el de­lan­te­ro del Ar­se­nal, de am­plia zan­ca­da, se mar­cha­ba ha­cia Ter Ste­gen.

Des­de que Ça­kir se­ña­ló el fi nal del par­ti­do, se es­pe­cu­ló con la po­si­bi­li­dad de que la UEFA san­cio­na­se al de­fen­sa con al­gún par­ti­do más por for­zar la car tu­li­na de ma­ne­ra de­li­be­ra­da. El ar tícu­lo 15 de sus es­ta­tu­tos de dis­ci­pli­na es­pe­ci­fi­ca que se de­be san­cio­nar “to­da con­duc­ta an­ti­de­por­ti­va”. El de Pi­qué po­dría ser el ca­so, pe­ro no hay “ba­se real” se­gún ad­mi­tie­ron a AS fuen­tes de la UEFA. La en­tra­da po­dría ha­ber si­do igual sin que Pi­qué hu­bie­ra es­ta­do al bor­de de la san­ción.

Pa­ra que el azul­gra­na vie­se au­men­ta­da la san­ción, la ac­ción de­be­ría ha­ber que­da­do es­cri­ta en el ac­ta del co­le­gia­do tur­co Cu­neyt Ça­kir. Una se­gun­da op­ción es que el de­le­ga­do de la UEFA (en las gra­das del Emi­ra­tes es­ta­ba el da­nés Jim Han­sen, ve­te­rano miem­bro de la Co­mi­sión de Dis­ci­pli­na) lo hu­bie­se es­cri­to en su in­for­me fi­nal. Sin em­bar­go, es del to­do im­pro­ba­ble que lo hi­cie­se. “No

Ar­tícu­lo 15

Es­pe­ci­fi­ca que se de­be san­cio­nar

to­da con­duc­ta an­ti­de­por­ti­va

hay mo­ti­vos pa­ra que lo hi­cie­se”, ase­gu­ra­ron a es­te pe­rió­di­co las mis­mas fuen­tes del má­xi­mo ór­gano del fút­bol eu­ro­peo ayer por la ma­ña­na. La mis­ma sen­sa­ción tie­nen en el Ba­rça. En las ofi ci­nas del Camp Nou creen que no se am­plia­rá el cas­ti­go pa­ra el ju­ga­dor.

Exis­te al­gún pre­ce­den­te que po­dría ge­ne­rar cier­ta in­quie­tud en el Ba­rça. El le­van­ti­nis­ta Ballesteros for­zó la tar­je­ta en un Le­van­te-Hel­sin­borgs en la 2012-13 y se per­dió el si­guien­te par­ti­do, an­te el Han­no­ver y, ade­más, la UEFA le sus­pon­dió con otro más, que no era re­cu­rri­ble, y no pu­do ju­gar an­te el Olym­pia­cos. A di­fe­ren­cia del ca­so de Pi­qué, en es­te ca­so la con­duc­ta fue de­li­be­ra­da, no ac­ción del jue­go. Pi­qué ha­bló con Luis En­ri­que mo­men­tos an­tes de la ac­ción, pe­ro es im­po­si­ble de­mos­trar que for­zar la tar­je­ta fue­se el asun­to de con­ver­sa­ción. El de­fen­sa, que se fue con ca­ra se­ria del Emi­ra­tes, no hi­zo de­cla­ra­cio­nes. El téc­ni­co ti­ró ba­lo­nes fue­ra en la sa­la de pren­sa. A la es­pe­ra de la de­ci­sión fi­nal de la UEFA, da la sen­sa­ción de que Pi­qué hi­zo un tra­ba­jo lim­pio.

Pre­ce­den­te A Ballesteros le ca­yó un par­ti­do más por for­zar la tar­je­ta an­te el Hel­sin­borgs

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.