Las Pal­mas lo­gra sa­car en Ei­bar su ca­be­za del agua

Vuel­ve a ga­nar mien­tras los lo­ca­les pi­die­ron tres pe­nal­tis

AS (Las Palmas) - - EIBAR-LAS PALMAS - MIKEL BAE­NA

En es­ta oca­sión la no­che sí que fue bue­na pa­ra Las Pal­mas. Una vez ol­vi­da­do el in­ci­den­te pro­ta­go­ni­za­do por Nau­zet Ale­mán y Ser­gio Arau­jo, los in­su­la­res hi­cie­ron un par­ti­do muy com­ple­to lo­gran­do su pri­me­ra vic­to­ria vi­si­tan­te es­te cur­so.

Un in­ten­so di­lu­vio caía so­bre Ipu­rua y mo­jó to­tal­men­te la pól­vo­ra del Ei­bar que se que­dó sin mar­car por ter­ce­ra vez es­ta tem­po­ra­da en ca­sa. Las pie­zas de ata­que azul­gra­nas no es­tu­vie­ron tan fi­nas o activas como acos­tum­bran. Ape­nas dis­pa­ra- ron en­tre los pa­los.

A es­tas al­tu­ras na­die des­cu­bri­rá que el equi­po ca­na­rio es­tá for­ma­do por nu­me­ro­sos ju­ga­do­res con mu­cha ca­li­dad. Ro­que Me­sa, Jo­nat­han Vie­ra o Ta­na, eran due­ños y se­ño­res de la me­du­lar. Asi­mis­mo, se­gún avan­za­ban los mi­nu­tos ca­da vez te­nían más oca­sio­nes cla­ras. Se veía ve­nir su gol, es­ta­ba cer­ca. Jus­ti­cia. Eso su­ce­dió jus­to an­tes del des­can­so. Tras unas cuan­tas opor­tu­ni­da­des ma­rra­das o sal­va­das por Ries­go, Bi­gas ha­cía jus­ti­cia ca­be­cean­do al fon­do de las ma­llas un cór­ner que bo­tó El Zhar. Pu­die­ron mar­char­se a los ves­tua­rios con una ren­ta ma­yor. Lo me­re­cie­ron.

Du­ran­te el se­gun­do pe­rio­do los lo­ca­les in­ten­ta­ron reac­cio­nar, pe­ro tam­po­co con­se­guían fre­cuen­tar de­ma­sia­do las in­me­dia­cio­nes del área de­fen­di­da por Ja­vi Va­ras. La llu­via no da­ba tre­gua y di­fi­cul­ta­ba que hu­bie­se ac­cio­nes com­bi­na­ti­vas. Como ocu­rrió el fin de semana pa­sa­do, la afi­ción azul­gra­na pro­tes­tó al­gu­nas de­ci­sio­nes con­tro­ver­ti­das del ár­bi­tro. Ten­gan razón o no, sa­ben per­fec­ta­men­te que ha­ce fal­ta de­mos­trar al­go más pa­ra su­mar pun­tos en Pri­me­ra .

Por con­tra, los vi­si­tan­tes con­ti­núan con su idi­lio en tie­rras vas­cas. No han per­di­do nin­gún cho­que allí. Es­te úl­ti­mo les ha ser­vi­do pa­ra to­mar ai­re y de­jar a un la­do cual­quier po­lé­mi­ca ex­tra­de­por­ti­va. Si se de­di­can a úni­ca­men­te a ju­gar al fút­bol, que lo ha­cen ge­nial, po­drán man­te­ner­se.

El equi­po ar­me­ro es un cho­llo pa­ra los ama­ri­llos, que apar­ca­ron la po­lé­mi­ca

DI­CHO­SOS. Los ju­ga­do­res in­su­la­res ce­le­bran el triun­fo de ayer ba­jo el di­lu­vio en la ciu­dad gui­puz­coa­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.