Si­meo­ne aca­ba con el efec­to Zi­da­ne

“...ES­CU­CHÓ OTRA VEZ GRI­TOS DE “¡FLO­REN­TINO DI­MI­SIÓN!”.

AS (Las Palmas) - - TEMA DEL DÍA - ALFREDO RELAÑO

El Atlé­ti­co ga­nó el der­bi ma­dri­le­ño con su co­no­ci­do es­ti­lo. Fút­bol ro­co­so, sin en­can­to, agru­pa­do atrás, evi­tan­do des­pis­tes (aunque al­guno tu­vo), y tra­tan­do de apro­ve­char al­guno del ri­val. Así ga­nó, en su ley, por 0-1, gol de Griez­mann. To­do el par­ti­do dis­cu­rrió por los cau­ces que plan­teó Si­meo­ne. En­fren­te, el Ma­drid se es­tre­lló una y otra vez con­tra un mu­ro. Eché en fal­ta a Mar­ce­lo, bueno pa­ra desatas­car es­te ti­po de par­ti­dos, pe­ro eché aún más en fal­ta que los ar­tis­tas de la com­pa­ñía ( Cris­tiano, Ben­ze­ma, Ja­mes, Is­co...) hi­cie­ran al­go más. Se es­tre­lla­ron una y otra vez an­te el mu­ro atlé­ti­co, como ata­can­tes me­no­res. Zi­da­ne bus­có re­me­dio en la can­te­ra. En­tró Bor­ja Ma­yo­ral por Ben­ze­ma, po­si­ble­men­te re­sen­ti­do. Lue­go se fue Ja­mes (muy pi­ta­do) pa­ra dar pa­so a Lu­cas Vázquez. Más tar­de, Is­co (me­nos pi­ta­do) de­jó pa­so a Je­sé. Bor­ja Ma­yo­ral sí creó preo­cu­pa­cio­nes a la de­fen­sa atlé­ti­ca. Pe­ro en ge­ne­ral al Ma­drid le fal­tó pul­so pa­ra le­van­tar el par­ti­do, in­clu­so cuan­do el Atlé­ti­co, que ju­gó el miér­co­les, acu­só el can­san­cio. El Ma­drid só­lo pue­de ape­lar al re­cuer­do de un pe­nal­ti a Da­ni­lo (que es­tu­vo bien, di­cho sea de pa­so) y a un par de re­ma­tes fa­lla­dos por Cris­tiano. Pe­ro no fue me­jor que el Atlé­ti­co ni Oblak pa­ró más que Key­lor. Flo­ren­tino esu­chó otra vez gri­tos de “¡ Flo­ren­tino di­mi­sión!”. El par­ti­do coin­ci­día con el dé­ci­mo aniver­sa­rio de su es­pan­ta­da tras una de­rro­ta en Ma­llor­ca. En sus tres años de au­sen­cia el Ma­drid ga­nó dos li­gas al Ba­rça de Mes­si, con­vie­ne re­cor­dar­lo. Re­gre­só, acla­ma­do como Fer­nan­do VII. Su vuel­ta, que pre­pa­ró bien, creó ilu­sión. Pe­ro se va cons­ta­tan­do que du­ran­te sus tres años sa­bá­ti­cos no apren­dió na­da. El efec­to Zi­da­ne se va ago­tan­do. Es ver­dad que que­da una ba­la que, como di­ría Val­dano, es de ca­ñón. El equi­po es­tá a seis par­ti­dos de la Cham­pions. Pe­ro, vien­do lo que se ve, ¡es tan di­fí­cil creer!

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.