“Mi apues­ta y mi ri­val más du­ro es Or­lan­do Or­te­ga” Or­lan­do Or­te­ga

AS (Las Palmas) - - Atletismo - JUAN­MA BELLÓN LON­DRES

Mun­dia­les “Ten­go una es­pi­ni­ta cla­va­da con ellos, oja­lá me la sa­que”

Ani­ma­do “Es pre­cio­so apor­tar ener­gía al atle­tis­mo es­pa­ñol”

Or­lan­do Or­te­ga (Ar­te­mi­sa, Cu­ba, 1991) es una de las prin­ci­pa­les opciones de me­da­lla pa­ra Es­pa­ña en Lon­dres. Pla­ta olím­pi­ca, vie­ne de su­pe­rar una le­sión.

El do­min­go de­bu­ta en los 110 me­tros va­llas de los Mun­dia­les de Lon­dres, esa ci­ta que tie­ne mar­ca­da a fue­go. —-Sí. Es­tu­ve unos días en­tre­nán­do­me en Lis­boa pa­ra rom­per la rutina de Ma­drid y re­la­jar­me, dis­fru­té de la bri­sa y el ai­re de la pla­ya an­tes de via­jar a Lon­dres. Es­te es el ob­je­ti­vo prin­ci­pal del año y voy con mu­cha ilu­sión. Ha­ce un mes tu­ve una le­sión (en los dos is­quios) en la pre­via del Mee­ting de Ma­drid, pe­ro me vino bas­tan­te bien pa­ra des­can­sar. Es­toy re­cu­pe­ra­do y con una men­ta­li­dad muy po­si­ti­va. Es­ta­ba lo­co por lle­gar a Lon­dres. Me en­can­ta es­tar en el ho­tel de la com­pe­ti­ción, sen­tir la pre­sión... —Por di­ver­sos mo­ti­vos nun­ca ha po­di­do bri­llar en unos Mun­dia­les (tras 2013 aban­do­nó Cu­ba, en 2015 es­ta­ba en pro­ce­so de na­cio­na­li­za­ción y no co­rrió), ¿eso le da más ga­nas?

—Exac­to. Es una es­pi­ni­ta cla­va­da que ten­go y oja­lá me la sa­que aquí. No guar­do nin­gún ren­cor por no ha­ber he­cho bien Mos­cú 2013 y no es­tar en Pe­kín 2015, pe­ro no pu­de de­mos­trar lo que va­lía. 2017 es el año. —Lle­ga co­mo no­veno del rán­king (13.15), pe­ro, sin em­bar­go, es sub­cam­peón olím­pi­co y ha ba­ti­do a mu­chos ri­va­les en la Dia­mond...

—Nun­ca me guío por el rán­king. Pien­so en mi mis­mo, soy mi ma­yor ri­val. Se­rá una com­pe­ti­ción muy exi­gen­te, pe­ro no to­dos los atle­tas aguan­tan la pre­sión. Es cier­to que McLeod es­tá fuerte, tam­bién Me­rrit y Shu­ben­kov... va a ser du­ro por­que el 110 va­llas es una de las prue­bas más abier­tas. Pe­ro si quie­ren co­rrer, tie­nen que ha­cer­lo a mi la­do. Si ha­cen ré­cord mundial, que yo lo vea.

—Una de sus vir­tu­des es el pa­so de la va­lla. —Yo no lo lla­ma­ría vir­tud. Es fru­to de años de tra­ba­jo y tam­bién ten­go ese pun­to bueno que he sa­bi­do en­tre­nar. In­ten­to pa­sar­la lo más lim­pio po­si­ble, sin cho­car. Pe­ro hay que co­rrer muy de­pri­sa.

—Nos que­da­mos con ga­nas de ver­le en 100 li­sos. —Yo tam­bién. No sé cuan­to ha­ría. Rá­pi­do se­gu­ro, yo di­ría que me­nos de 10.40. Pe­ro...

—¿Su pun­to dé­bil es la sa­li­da? —No soy de los que más fuerte sa­le, soy más de pro­gre­sar poco a poco. Pe­ro es­te año he­mos tra­ba­ja­do mu­cho la pri­me­ra par­te de la ca­rre­ra y es­pe­ro que se vea en Lon­dres. Mi pa­dre, que es mi en­tre­na­dor, me trans­mi­te mu­cha con­fian­za, es­tá más tran­qui­lo que yo. A ver si hay sor­pre­sa (se ríe).

—En 2017 ha he­cho 13.15, pe­ro tie­ne 12.94. ¿Es­tá pa­ra ba­jar de 13? —Igual que soy mi ri­val más du­ro tam­bién soy el que más apues­ta por mí. No es fá­cil, pe­ro po­dría ha­cer­lo en la final.

—Le cam­bió mu­cho la vi­da tras la me­da­lla olím­pi­ca.

—Si­go sien­do el mis­mo. El que ha que­ri­do mi amis­tad sa­be co­mo pien­so. Es cier­to que mu­chos afi­cio­na­dos me co­no­cen y eso es pre­cio­so: po­der apor­tar ener­gía al atle­tis­mo es­pa­ñol.

—¿Fir­ma­ría una ca­rre­ra co­mo la de la pla­ta de Río?

—No. Por­que sé que pue­do ha­cer­lo me­jor. Quie­ro más. Voy a por to­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.