El úl­ti­mo reg­gae de Bolt en 100 se bai­la en Lon­dres

El Re­lám­pa­go com­pi­te hoy en se­mi­fi­na­les (20:05) y fi­nal (22:45)

AS (Las Palmas) - - Motor - JUANMA BELLÓN /

El mun­do se pa­ra­rá en al­go me­nos de diez se­gun­dos por úl­ti­ma vez en mu­cho tiem­po hoy a las 22:45. Usain Bolt co­rre­rá el úl­ti­mo 100 de su vi­da en un gran cam­peo­na­to. Se­rá en los Mun­dia­les de Lon­dres, don­de tie­ne un es­ta­dio de 66.000 per­so­nas en­tre­ga­das. El pú­bli­co bri­tá­ni­co es sa­bio y en­ten­di­do. Si El Re­lám­pa­go ha­ce un ges­to, la ma­sa gri­ta; si pi­de si­len­cio, la gen­te ca­lla. Es un atle­ta lle­va­do a ca­te­go­ría de es­tre­lla de rock. Se vio en las eli­mi­na­to­rias, en las que ga­nó la úl­ti­ma se­rie con 10.07. Fue un pa­seo al­go atran­ca­do. El an­te­pe­núl­ti­mo de su vi­da so­bre 100.

Bolt, ya me­nos fres­co por sus 30 años, sa­lió mal, co­mo de cos­tum­bre (166 mi­lé­si­mas), y es­ta vez con ra­zón, por­que en series no hay que arries­gar. Pe­ro la re­mon­ta­da, que lle­gó, tar­dó más de la cuen­ta, aun­que en los úl­ti­mos 15 me­tros ya pu­do re­la­jar­se pa­ra dis­fru­tar de es­te dul­ce epí­lo­go. A Usain le res­tan hoy dos ca­rre­ras, las se­mi­fi­na­les (20:05) y la gran fi­nal, que pue­de des­pe­dir a la le­yen­da en lo más al­to. Co­mo re­zan sus es­ló­ga­nes co­mer­cia­les: “Im­ba­ti­ble, el más rá­pi­do pa­ra siem­pre”.

Dos es­ta­dou­ni­den­ses pa­re­cen los más ca­pa­ci­ta­dos pa­ra in­ten­tar amar­gar la fies­ta a Bolt, al Es­ta­dio Olím­pi­co de Strat­ford y a me­dio mun­do. Uno es Jus­tin Gatlin, con­ver­ti­do en un vi­llano pro­pio de Mar­vel o DC por los afi­cio­na­dos al atletismo de­bi­do a su tur­bio pa­sa­do de do­pa­je. Sal­tó a la pis­ta, la gra­da le abu­cheó, aca­bó su se­rie con vic­to­ria (10.05) y ni un aplau­so. Más “¡Buuu!”. Con ese am­bien­te ad­ver­so y 35 años, tie­ne su úl­ti­ma opor­tu­ni­dad de ba­tir al su­per­hé­roe Usain, que siem­pre le ha se­ca­do has­ta aho­ra. Ni cuan­do fí­si­ca­men­te Gatlin va­lía más. Bolt le de­vo­ró con la men­te.

El otro as­pi­ran­te es Ch­ris­tian Co­le­man, de 21 años y es­tre­lla uni­ver­si­ta­ria. Es ba­ji­to, ha­bla ace­le­ra­do y ve­ne­ra a Bolt. “Lo que ha he­cho es muy di­fí­cil que vuel­va a re­pe­tir­se. Usain ha cam­bia­do el atletismo”, di­ce la ba­li­ta de Ten­ne­see. Pe­ro ba­jo ese as­pec­to inocen­te se en­cuen­tra un atle­ta ca­paz de ha­cer 9.82, la me­jor mar­ca de 2017, y de do­mi­nar una se­rie en sus pri­me­ros Mun­dia­les, con 10.01. Lle­va más de 60 ca­rre­ras es­ta tem­po­ra­da, por el exi­gen­te ca­len­da­rio de la NCAA, pe­ro no pa­re­ce im­por­tar­le ha­cer dos más jun­to a su ído­lo, Bolt: “Es­tar con él ya me abru­ma, pe­ro sien­to que es mi mo­men­to”. Can­tan­te de heavy me­tal dis­fra­za­do de ti­bio can­tau­tor.

Usain Bolt cuen­ta que su pre­pa­ra­ción ha ido “muy bien”, con po­cas prue­bas (es­ta só­lo era la cuar­ta de 2017) y des­ti­na­da a des­pe­dir­se co­mo una le­yen­da. Su sa­bio en­tre­na­dor, Glenn Mills, le ha guia­do has­ta ello. Am­bos no se han se­pa­ra­do ni un mi­nu­to en las pis­tas ane­xas al es­ta­dio. Han he­cho sa­li­das, pro­gre­sio­nes an­te el ob­je­ti­vo de cien­tos de fo­tó­gra­fos. Tie­nen una mi­sión pa­ra El Re­lám­pa­go, de­cir adiós en la cum­bre y gri­tar bien al­to: “Usain es im­ba­ti­ble”. Que­da el 4x100, pe­ro Bolt vi­vi­rá a ni­vel in­di­vi­dual su úl­ti­mo reg­gae.

Co­le­man y Gatlin, am­bos de EE UU, se po­si­cio­nan co­mo enemi­gos pa­ra amar­gar la fies­ta

RE­MON­TA­DA. Usain Bolt sa­lió mal, re­mon­tó y se lle­vó su se­rie de 100 con un tiem­po de 10.07. Es­ta tar­de, se­mi­fi­na­les y fi­nal en sus úl­ti­mos Mun­dia­les, en Lon­dres.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.