A Bolt le que­da aún una ba­la

AS (Las Palmas) - - Atletismo - ÁN­GEL CRUZ ■

Usain Bolt se des­pi­dió de los 100 me­tros el pa­sa­do sá­ba­do, con ese bron­ce que se­gu­ro que le es­co­ció, por­que, co­mo bien di­jo, no se ima­gi­na­ba per­der en su des­pe­di­da. Pe­ro si­gue en Lon­dres, por­que su par­ti­ci­pa­ción no se ha ter­mi­na­do. Ten­dre­mos una oca­sión más pa­ra ad­mi­rar­le el pró­xi­mo sá­ba­do. Tras esa ca­rre­ra po­co ver­ti­gi­no­sa de an­tea­yer, pe­ro tre­men­da­men­te igua­la­da y emo­cio­nan­te, que ya es­tá en la his­to­ria más por la de­rro­ta de El Re­lám­pa­go que por otra co­sa, le es­pe­ran los 4x100 me­tros. Esa se­rá la ver­da­de­ra des­pe­di­da de to­do. Ahí sí que es­ta­rá el pun­to y fi­nal. Lue­go le es­pe­ra el des­can­so, el dis­fru­te de su for­tu­na, las no­ches pin­chan­do dis­cos en Kings­ton, las ac­tos pu­bli­ci­ta­rios que le or­ga­ni­ce Pu­ma... Pe­ro la de­rro­ta en el hec­tó­me­tro le ha­brá es­po­lea­do.

La ba­ta­lla del cuar­te­to ja­mai­cano con­tra el es­ta­dou­ni­den­se siem­pre ha si­do épi­ca y, en cuan­to a Mun­dia­les se re­fie­re, Ja­mai­ca ven­ce inin­te­rrum­pi­da­men­te des­de Ber­lín 2009. Am­bos paí­ses sue­len es­tar equi­li­bra­dos en po­ten­cial in­di­vi­dual, la ma­yor par­te de las ve­ces, y la di­fe­ren­cia la mar­ca el buen ha­cer en el cam­bio del re­le­vo, ese ci­lin­dro de alu­mi­nio que hay que pa­sar de mano en mano en un ejer­ci­cio de pre­ci­sión ab­so­lu­ta. Ca­da atle­ta de­be sa­ber la ve­lo­ci­dad a la que lle­ga su com­pa­ñe­ro, el mo­men­to en que de­be arran­car pa­ra en­tre­gar al lí­mi­te de la zo­na... Es­ta­dos Uni­dos no sa­be de es­tas co­sas, ape­nas, y tie­ne una tra­di­ción de des­ca­li­fi­ca­cio­nes real­men­te no­ta­ble. Bolt es­ta­rá de nue­vo con no­so­tros, el sá­ba­do. Ese se­rá su ver­da­de­ro adiós y quie­re ha­cer­lo con un oro. Su dé­ci­mo­quin­ta me­da­lla.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.