“Yu­li­mar Ro­jas y Pe­le­tei­ro me ha­cen sen­tir más vivo” Iván Pe­dro­so

Cua­tro ve­ces oro en lon­gi­tud, Pe­dro­so aho­ra triun­fa co­mo en­tre­na­dor de Ro­jas, oro en tri­ple, y de Pe­le­tei­ro.

AS (Las Palmas) - - Atletismo - JUAN­MA BELLÓN /

Pe­le­tei­ro ha te­ni­do un año im­por­tan­tí­si­mo, ne­ce­si­ta­ba creer en si mis­ma”

Una cam­peo­na y una fi­na­lis­ta, va­ya ba­lan­ce ha sa­ca­do Iván Pe­dro­so, por aho­ra, co­mo en­tre­na­dor en los Mun­dia­les de Lon­dres. —Sí. Es­toy muy con­ten­to, vi­ni­mos con esos ob­je­ti­vos. Que­ría­mos que Yu­li Ro­jas ga­na­se y que Ana Pe­le­tei­ro fue­se fi­na­lis­ta. So­bre to­do pa­ra Ana era muy im­por­tan­te con vis­tas a los pró­xi­mos años. Se cum­plió, así que fue una no­che per­fec­ta. Lo ce­le­bra­mos un po­qui­to (se ríe). —Con Ro­jas, Pe­le­tei­ro, Nel­son Évo­ra (oro olím­pi­co en Río), Co­pe­llo... ha for­ma­do us­ted un su­per­gru­po de en­tre­na­mien­to en Gua­da­la­ja­ra. —Ten­go seis atle­tas y hay muy buen fee­ling en­tre ellos, que es lo más im­por­tan­te. Con ellos me sien­to vivo. En Gua­da­la­ja­ra tra­ba­jo muy tran­qui­lo, es una ciu­dad per­fec­ta pa­ra en­tre­nar. Ellas tam­bién es­tán muy con­ten­tas y eso ayu­da en los re­sul­ta­dos. Es­ta­mos muy com­pe­ne­tra­dos, to­dos se ayu­dan, se es­ti­mu­lan en los en­tre­na­mien­tos... La cla­ve es (ha­ce ges­to de pa­ja­ri­tos con la mano) la co­mu­ni­ca­ción. —Co­mo com­pe­ti­dor era tre­men­do, pe­ro co­mo en­tre­na­dor... ¿cuá­les son las cla­ves de su fi­lo­so­fía a la ho­ra de en­tre­nar? —Lo bueno que ten­go es eso, que fui atle­ta y sé las co­sas que ten­go que de­cir­le a los míos apar­te del en­tre­na­mien­to. Hay que sa­ber có­mo lle­gar al atle­ta y creo que eso se me da bien, Ellas es­tán or­gu­llo­sas de mí. Por­que in­clu­so cuan­do no es­toy, sé que me echan de me­nos y les fal­ta al­go. —Co­mo Zi­da­ne en el Ma­drid ¿no? Yu­li­mar ha ga­na­do un Mun­dial pe­ro us­ted cua­tro y unos Jue­gos Olím­pi­cos. —Lo más im­por­tan­te es que yo he te­ni­do re­sul­ta­dos y creen en mí. Y ade­más ven­go de la Es­cue­la de Cu­ba, que pa­ra mí es la me­jor (tam­bién en­tre­na al sal­ta­dor cu­bano Ale­xis Co­pe­llo). —A Yu­li­mar Ro­jas la re­con­du­jo ha­cia el tri­ple.

—Ella ha­cía de to­do, al­tu­ra y lon­gi­tud. Su en­tre­na­dor en Ve­ne­zue­la la pu­so a sal­tar tri­ple y ella me di­jo que su even­to era el tri­ple. Yo la vi y es­ta­ba de acuer­do. En oc­tu­bre de 2015 se vino a Gua­da­la­ja­ra pa­ra en­tre­nar­se con­mi­go. —Téc­ni­ca­men­te se di­ce que pue­de evo­lu­cio­nar mu­cho.

—Sí, sí es cier­to. In­clu­so tu­vo un pro­ble­ma fí­si­co que le hi­zo tan só­lo com­pe­tir en la Dia­mond de Mó­na­co. En ese mes se atra­só mu­cho el tra­ba­jo téc­ni­co. Vi­ni­mos di­rec­tos al Mun­dial. Tie­ne un bio­ti­po muy di­fí­cil de en­con­trar, por­que es muy al­ta (1,92) y tam­bién muy rá­pi­da. Es ir po­co a po­co con ella, tie­ne que for­ta­le­cer mu­cho y se­guir cre­cien­do.

—Y Ana Pe­le­tei­ro, sép­ti­ma del mun­do, es­tá en­can­ta­da con us­ted. Ha si­do el que la he re­cu­pe­ra­do pa­ra la éli­te.

—Ana ha te­ni­do un año im­por­tan­tí­si­mo. Ha si­do ca­paz de ter­mi­nar la tem­po­ra­da bien, sin le­sio­nes. Ha­blo mu­cho con ella y es­ta de­be ser su con­sa­gra­ción pa­ra es­tar con las me­jo­res. Le fal­ta­ba sa­ber que sí pue­de y lo ha vis­to aquí en Lon­dres.

—¿Qué di­fe­ren­cias hay en­tre Yu­li­mar y Pe­le­tei­ro?

—Las dos tie­nen ca­rac­te­rís­ti­cas muy di­fe­ren­tes. A la ho­ra de sal­tar son dis­tin­tas. Yu­li­mar es­tá apren­dien­do to­da­vía, ne­ce­si­ta más téc­ni­ca, y en Ana nos cen­tra­mos más en su ca­rre­ra. Ella es rá­pi­da y tie­ne mu­cho que me­jo­rar. Tam­bién es­tá cre­cien­do a ni­vel de fuer­za.

—-Di­cen que Ro­jas si aca­ba sal­tan­do bien ha­rá el récord del mun­do, us­ted se que­dó a las puer­tas.

—Me ha­bría gus­ta­do mu­cho ha­cer­lo, pe­ro si lo ha­ce uno de mis atle­tas se­rá mu­cho me­jor que si lo hu­bie­ra he­cho yo. Le ase­gu­ro que me en­can­ta­ría.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.