Lo de Ruth es in­creí­ble: nun­ca fa­lla

AS (Las Palmas) - - Atletismo - JO­SÉ LUIS LÓ­PEZ ■

Lo de Ruth Bei­tia es in­creí­ble. Una nue­va fi­nal, en su oc­ta­vo Mun­dial. Con 38 años, pe­ro la mis­ma ilu­sión de siem­pre. Ruth sal­ta por pro­fe­sio­na­li­dad y, so­bre to­do, por pa­sión. No ha lle­ga­do en su me­jor mo­men­to de for­ma, tras va­rios me­ses con pro­ble­mas fí­si­cos de ro­di­lla, ca­de­ra y co­lum­na, que le han im­pe­di­do rea­li­zar mul­ti­sal­tos de al­ta in­ten­si­dad y han con­di­cio­na­do la ca­rre­ra de apro­xi­ma­ción, aho­ra sin pa­sos pre­vios y me­nos po­si­bi­li­da­des de al­can­zar una ve­lo­ci­dad de en­tra­da ma­yor. Pe­ro es igual. Ruth vuel­ve a es­tar en­tre las me­jo­res del mun­do y ti­ra­rá de ex­pe­rien­cia en la fi­nal pa­ra que­dar en la me­jor po­si­ción po­si­ble. La me­da­lla es muy di­fí­cil, da­das las cir­cuns­tan­cias, pe­ro a la cán­ta­bra nun­ca hay que des­car­tar­la en nin­gu­na com­pe­ti­ción. Des­de lue­go, La­sit­ke­ne es la fa­vo­ri­ta y el oro es­ta­rá por en­ci­ma de los 2 me­tros.

Creo y es­pe­ro que no se­rá el úl­ti­mo cam­peo­na­to in­ter­na­cio­nal de Ruth Bei­tia. Aún le que­da cuer­da pa­ra dis­fru­tar otro ra­to. La mez­cla de pa­sión y ex­pe­rien­cia, jun­to con un con­tras­ta­do sis­te­ma de en­tre­na­mien­to con su téc­ni­co de to­da la vi­da, Ra­món To­rral­bo, pue­de per­mi­tir­le se­guir com­pi­tien­do con bue­nos re­sul­ta­dos don­de quie­ra. Por­que Ruth aho­ra mis­mo es fun­da­men­tal en las pis­tas. Ejer­ce de ca­pi­ta­na, de lí­der, y es un ejem­plo pa­ra to­das las de­más atle­tas, in­clui­das sus ri­va­les en el sal­to de al­tu­ra. Y a pe­sar de sus 15 gran­des me­da­llas in­ter­na­cio­na­les, 29 cam­peo­na­tos de Es­pa­ña ab­so­lu­tos, 17 ré­cords na­cio­na­les y tan­tas otras ha­za­ñas, creo que lo que pue­de apor­tar Ruth Bei­tia al atle­tis­mo es to­da­vía mu­cho, es­pe­cial­men­te cuan­do de­ci­da de­jar las pis­tas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.