El día en el que me sen­tí co­mo mi ído­lo Mak­wa­la

La psi­co­sis por el no­ro­vi­rus cre­ce

AS (Las Palmas) - - Atletismo - POR JUAN­MA BELLÓN

La me­dia ra­ce es una ca­rre­ra de 800 que mon­ta la IAAF pa­ra que los pe­rio­dis­tas pue­dan te­ner el lu­jo de co­rrer en el tar­tán de Londres,

don­de des­lum­bran Van Nie­kerk, Bolt, Fe­lix y... Mak­wa­la. Sien­to de­bi­li­dad por el de

Bots­wa­na, lo que no sa­bía es que, sal­van­do mu­cha dis­tan­cia, iba a vi­vir una si­tua­ción si­mi­lar a la su­ya...

Por su­pues­to, me apun­té a la me­dia ra­ce (con 170 per­so­nas) y me to­có la se­rie 14, con el bel­ga Van Gla­be­ke, un cha­val con bue­na pin­ta, za­pa­ti­llas de cla­vos y ca­mi­se­ta pro­fe­sio­nal. Hu­bo pre­sen­ta­ción ofi­cial en las pan­ta­llas, igual que en las fi­na­les. Pri­mer 400 en 1:02 y se­gun­do en 1:07, 2:09.29 en apre­ta­do sprint con el co­le­ga del Be­ne­lux.

Al aca­bar hi­ce el pa­ya­so. Por la sim­pa­tía con Mak­wa­la, hi­ce una fle­xión (mu­cho me­nos enér­gi­ca) en su ho­nor. Eso lla­mó mu­cho la aten­ción a

Dwight Phi­llips, cam­peón olím­pi­co en lon­gi­tud, que ha­cía de en­tre­vis­ta­dor. Cuan­do me ha­bló Phi­llips es­ta­ba alu­ci­na­do y me di­jo: “¿Te gus­ta Mak­wa­la?”. Ner­vio­so y re­ven­ta­do ar­ti­cu­lé: “He’s my idol (él es mi ído­lo)”. Tras el subidón, vino la in­va­sión del áci­do lác­ti­co a mi cuer­po po­co ha­bi­tua­do.

Me fui en so­le­dad al tú­nel de ac­ce­so al es­ta­dio, los mi­ni­mo­les de lac­ta­to me des­bor­da­ron y va­cié el es­tó­ma­go. Dos vo­lun­ta­rias me vie­ron y me re­tu­vie­ron. “¿Es­tás bien?”. Res­pon­dí: “Es­to es nor­mal, no pa­sa na­da”. Y la bri­tá­ni­ca re­pli­có: “No te pue­des ir”. “¿Có­mo?”, di­je. Era la psi­co­sis y el protocolo por el no­ro­vi­rus gás­tri­co que afec­ta a atle­tas en Londres y que ayer gol­peó a Obi­ri y a Di­ba­ba. El no­ro­vi­rus que im­pi­dió com­pe­tir a Mak­wa­la en la fi­nal de 400 y que des­pués lo hi­zo hé­roe.

Me re­tu­vie­ron 20 mi­nu­tos. In­ten­té es­ca­par, no me de­ja­ron. “¡Qué­da­te!”. Me veía en un hos­pi­tal. Y lle­gó la doc­to­ra. “Es­tás bien. ¿En se­rio?”. “Qué sí, que he co­rri­do los 800 y es­to pa­sa”. Y tras unas cuan­tas pre­gun­tas me de­jó ir, y yo me sen­tía Mak­wa­la.

En­tre­vis­ta con Dwight Phi­llips.

PRE­SEN­TA­CIÓN. La ‘me­dia ra­ce’ tie­ne una pre­sen­ta­ción de lu­jo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.