Bo­chorno en La­se­sa­rre: el ár­bi­tro se har­ta y se va

Hu­bo dos ex­pul­sio­nes y una fea tán­ga­na

AS (Las Palmas) - - Primera-laliga Santander - ALFONSO HERRÁN LA CRÓ­NI­CA

Ab­so­lu­to su­rrea­lis­mo en Ba­ra­kal­do. Dos equi­pos reuni­dos en el cés­ped a un mi­nu­to de aca­bar y el ár­bi­tro her­na­nia­rra Daniel Pa­len­cia Ca­ba­lle­ro, de Se­gun­da B, que, har­to por có­mo se es­ta­ba ca­len­tan­do el Ath­le­tic-Ala­vés, reúne a sus au­xi­lia­res y se lar­ga a ves­tua­rios. In­cer­ti­dum­bre. Los or­ga­ni­za­do­res de la Eus­kal He­rri­ko Ko­pa tra­ta­ron de con­ven­cer al co­le­gia­do, pe­ro que­dó sus­pen­di­do el cho­que. Pre­via­men­te echó a Ale­xis por ha­blar y és­te le to­có la ca­ra; y en ese tra­mo fi­nal Ro­me­ro hi­zo una en­tra­da fea a Sa­bo­rit, que se re­vol­vió y em­pe­zó una tán­ga­na. Pa­len­cia se pu­so al mar­gen y no se vio ca­paz de po­ner jus­ti­cia, así que se lar­gó.

Ese co­lo­fón hun­de un tor­neo de nue­vo cu­ño. Y de­ja en se­gun­do plano to­do lo que pa­só en tér­mi­nos de fút­bol. Co­mo la jo­ya pa­ra ver mil ve­ces del mi­nu­to 47, que ele­vó la fi­nal. Mu­niain se sa­có con una vir­gue­ría a dos ju­ga­do­res de en­ci­ma, abrió en la de­re­cha a Le­kue, que de pri­me­ras cen­tró a Adu­riz; es­te sur­có un ra­to el es­pa­cio aé­reo de La­se­sa­rre y em­bo­có co­mo los gran­des ca­za­go­les de área. Era el 2-1. De ini­co, am­bos lle­ga­ban fá­cil a las áreas, en­gan­chan­do rá­pi­do con las me­dias pun­tas. San Jo­sé y Ve­ga son dos me­dio­cen­tros muy po­si­cio­na­les y tras­la­dar el ba­lón a zo­nas de ata­que cos­ta­ba mu­cho. Por eso el ritmo era pe­sa­do­te, aplas­tan­te.

En la pri­me­ra me­dia ho­ra se asis­tió a un ro­sa­rio de ju­ga­das de es­tra­te­gia, con mu­chos ju­ga­do­res ape­lo­to­na­dos. Un atas­co.

Ves­ga me­tió un gran gol ra­so des­de más allá de la me­dia lu­na del área. Zi­gan­da cam­bió a seis en el des­can­so. Adu­riz co­me­tió una tor­pe­za al po­ner el co­do en una fal­ta lan­za­da por Ibai. Lan­zó el pe­nal­ti és­te y co­gió el re­cha­ce pa­ra co­lar­lo por la es­cua­dra. Lue­go Aritz se des­qui­tó con un tan­to mar­ca de la ca­sa. Y lle­ga­ron los líos, otro pe­nal­ti, es­te más du­do­so, y un bo­chorno que de­be­ría son­ro­jar a más de uno. No se ti­ra­ron los pe­nal­tis.

BA­RU­LLO. El co­le­gia­do se vio in­ca­paz de fre­nar la tan­ga­na que se su­ce­dió tras una du­ra en­tra­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.