Ha­za­ña del des­ca­mi­sa­do

AS (Las Palmas) - - Barcelona-real Madrid - DES­DE LA TE­LE JUAN CRUZ

El tri­ple de Cris­tiano. Vino con ham­bre en la se­gun­da par­te, co­mo Asen­sio. És­te mar­có su gol, el ter­ce­ro, e hi­zo ade­mán de qui­tar­se su ca­mi­se­ta. Pa­re­cía un ges­to en­sa­ya­do. Co­mo una res­pues­ta a la ya fa­mo­sa ca­mi­se­ta de Mes­si, cuan­do el de­lan­te­ro azul­gra­na ce­le­bró así, des­po­ján­do­se de ella, un gol úl­ti­mo en el Ber­na­béu. Asen­sio no lle­gó a des­nu­dar­se (co­mo tam­po­co lo hi­zo Mes­si, por cier­to), pe­ro Cris­tiano sí lo hi­zo, tie­ne con qué. Lu­ció, tras su es­tu­pen­do gol, la ex­ce­len­te for­ma fí­si­ca que le hi­zo de­cir al (tam­bién es­tu­pen­do) Antonio Ro­me­ro en Ca­rru­sel que ese tor­so sir­ve pa­ra la­var la ro­pa.

Pa­ra que te en­te­res. Des­pués de ese ges­to Cris­tiano le mos­tró, otra vez co­mo Mes­si, la ca­mi­se­ta al pú­bli­co, y ya no hu­bo sino la acos­tum­bra­da amo­nes­ta­ción al desnudo, al des­ca­mi­sa­do. Y ya pa­re­cía que no iba a ha­ber más. Pe­ro hu­bo. El ár­bi­tro lo pe­na­li­zó tras un pe­nal­ti que no le pi­tó, y el por­tu­gués se des­per­tó de su caí­da con un ca­breo que le lle­vó a dos ha­za­ñas que no le fue­ron bien pa­ra el ac­ta: le to­có una ro­ja, por si­mu­la­ción (muy con­tes­ta­da por su equi­po y por el pro­pio Itu­rral­de, ár­bi­tro de Ca­rru­sel).

Y cuan­do ya pa­re­cía que esa des­pe­di­da tan ve­loz del go­lea­dor to­do iba a que­dar­se en eso, tan so­lo, el por­tu­gués to­có le­ve­men­te al ár­bi­tro en la es­pal­da. És­te lo mi­ró, co­mo si fue­ra un gol­pe en el me­tro, y ya se ar­mó la ma­ri­mo­re­na.

Ines­pe­ra­do. Fue una se­gun­da par­te ines­pe­ra­da pa­ra un tiem­po que des­ca­la­bró a un Ba­rça inú­til, a ex­pen­sas de las ocu­rren­cias de Mes­si, des­po­ja­do de Inies­ta, que ha­bía si­do bueno en la pri­me­ra par­te, de­cep­cio­na­do por el tem­prano gol de Pi­qué, afec­ta­do por una gra­ve des­con­cen­tra­ción, arro­ja­do a

los leo­nes de Is­co y de Marcelo, una jau­ría que ce­le­bró el arreón tras el gol en puer­ta con­tra­ria co­mo el to­que de cor­ne­ta pa­ra una vic­to­ria que só­lo su­frió un in­ci­den­te, el gol de Mes­si, y un con­tra­tiem­po, la anéc­do­ta gra­ve pro­ta­go­ni­za­da por Cris­tiano. La pri­me­ra par­te era de ver­sos; la se­gun­da fue de novela ne­gra. La ha­za­ña que siem­pre hay en las no­ve­las ne­gras la pro­ta­go­ni­zó, en to­das sus ver­tien­tes, la bue­na y la ma­la, el fu­gaz hé­roe por­tu­gués.

Es­pa­das co­mo la­bios. En la pri­me­ra par­te, el Ba­rça y el Ma­drid ha­bían da­do un re­ci­tal re­fle­xi­vo, co­mo si es­tu­vie­ran es­cri­bien­do, con ver­sos vie­jos, un nue­vo li­bro de poe­mas sin sus­tan­cia. Al­gu­nos des­te­llos, cla­ro, de an­ti­guos poe­tas, co­mo Inies­ta, o de nue­vos ver­si­fi­ca­do­res, co­mo Is­co. De res­to, na­rra­ti­va más que poe­sía. No ha­bía na­da; la se­gun­da par­te vino el tem­po­ral azul, que azul vis­tió el Real Ma­drid pa­ra con­ver­tir el par­ti­do en un mar de nu­bes pa­ra el Ba­rça.

No­ti­cia de cien­cia-fic­ción.

Pe­ro hu­bo una no­ti­cia, en esa pri­me­ra par­te. De cien­cia-fic­ción. La ver­dad es que el des­can­so del fút­bol se ha­ce muy lar­go has­ta que vuel­ve Ca­rru­sel y es­cu­cha­mos a don Luis Suá­rez, que nun­ca de­cep­cio­na. Ano­che, en medio de la gal­ba­na, ha­bla­ban los com­pa­ñe­ros de ter­tu­lia del fi­cha­je del Ba­rça, Pau­lin­ho. Al­guien di­jo que iba a ser un gran se­gun­do de Bus­quets. Don Luis sa­lió con una de las su­yas. Di­jo el gran fut­bo­lis­ta ga­lle­go que hi­zo his­to­ria en el In­ter y en el Ba­rça: “Pa­ra eso que me fi­chen a mí! ¡Una vez ca­da dos me­ses y soy co­mo Pau­lin­ho”. Es de cien­cia-fic­ción, pe­ro se­ría una no­ti­cia enor­me ver de nue­vo, aun­que sea ca­da dos años, a don Luis lan­zan­do pe­lo­tas ha­cia el pun­to in­fi­ni­to pe­ro cier­to don­de es­tá quien mar­que.

Buen par­ti­do del Ma­drid. Me­re­ci­do re­sul­ta­do; el Ba­rça se opu­so con una gra­ve des­com­po­si­ción aními­ca, que con­du­jo al equi­po a una im­por­tan­te fal­ta de con­cen­tra­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.