La bar­ba­rie só­lo es cul­pa de los bár­ba­ros

AS (Levante) - - Tema Del Día - AL­FRE­DO RELAÑO

Ayer nos so­bre­sal­ta­mos, pri­me­ro por las re­des, des­pués por los te­le­dia­rios, con unas imá­ge­nes en un par­ti­do de in­fan­ti­les en la lo­ca­li­dad ma­llor­qui­na de Ala­ró. Una pe­lea tre­men­da, no en­tre ni­ños, sino en­tre sus pa­dres. Se ven gol­pes, ata­ques fu­rio­sos, an­te la es­tu­pe­fac­ción de los ni­ños y el in­ten­to inú­til de al­gu­na mu­jer, tra­tan­do de fre­nar a su ma­ri­do. Un bo­chorno general del que, co­mo siem­pre pa­sa en es­tos ca­sos, se han des­pren­di­do crí­ti­cas a ‘la vio­len­cia en el fút­bol’. Hay una pul­sión en cierta par­te de la so­cie­dad que tien­de a pe­sar que el fút­bol trae es­tas co­sas. Que hay un ger­men de vio­len­cia in­trín­se­co a su prác­ti­ca y a su con­tem­pla­ción. Yo no lo pien­so así. Creo, sim­ple­men­te, que hay gen­te muy bes­tia por ahí, tam­bién en el fút­bol, que tan­to atrae y a tan­ta gen­te con­cen­tra. Ca­da semana te­ne­mos más de un ca­so de un ani­mal que ma­ta su mu­jer ‘por­que era mía’. ¿Po­de­mos es­pe­rar de ese ti­po de gen­te al­gu­na con­duc­ta ra­zo­na­ble en el fút­bol o don­de sea? Ca­da semana hay de­ce­nas de pe­leas y has­ta apu­ña­la­mien­tos en las no­ches del fin de semana, que pa­san co­mo al­go des­di­cha­da­men­te ru­ti­na­rio en una so­cie­dad cris­pa­da. Pe­ro cuan­do la pe­lea es con el fút­bol por me­dio, o cer­ca, es el pro­pio fút­bol el que apa­re­ce co­mo sos­pe­cho­so y se ve cu­bier­to de crí­ti­cas omi­no­sas. La bar­ba­rie só­lo es cul­pa de los bár­ba­ros, y en ese par­ti­do de in­fan­ti­les se jun­ta­ron va­rios. Pe­ro el fút­bol tie­ne unas re­glas sabias y un ár­bi­tro que tu­te­la por ellas. Cla­ro que el fút­bol ha co­me­ti­do erro­res, el peor de ellos dar lu­gar a que en mu­chos cam­pos se con­cen­tre en una zo­na del fon­do lo peor de la ciu­dad pa­ra in­ter­cam­biar ocu­rren­cias. Un en­sa­yo an­tro­po­ló­gi­co abe­rran­te que se in­ten­ta co­rre­gir. La res­pues­ta no es anate­ma­ti­zar al fút­bol, sino lo­ca­li­zar a los bár­ba­ros y apli­car­les la Ley. La Fe­de­ra­ción Ba­lear se va a pre­sen­tar co­mo acu­sa­ción en lo de Ala­ró. Muy bien. Esa es la lí­nea. Esa y ex­ten­der la edu­ca­ción por to­dos los me­dios.

“...EL FÚT­BOL TIE­NE UNAS RE­GLAS SABIAS Y UN ÁR­BI­TRO QUE TU­TE­LA POR ELLAS”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.