Mou­rin­ho: “Es­toy más apaciguado”

El téc­ni­co por­tu­gués se sin­ce­ra en una en­tre­vis­ta en 'Fran­ce Foot­ball': "Ahora con­tro­lo me­jor mis emo­cio­nes"

AS (Levante) - - Internacional - FRÉ­DÉ­RIC HERMEL

Jo­sé Mou­rin­ho se con­fie­sa en 'Fran­ce Foot­ball' en una en­tre­vis­ta que se pu­bli­ca­rá hoy. Ene­lla ofre­ce un re­pa­so a as­pec­tos de su vi­da pro­fe­sio­nal co­mo su fi­lo­so­fía de tra­ba­jo, su mé­to­do, la com­pe­ten­cia que ha vi­vi­do y su evolución a lo lar­go de los años. El por­tu­gués, que no ha du­da­do en me­ter­se en to­dos los char­cos, ha pa­sa­do de ser 'The Spe­cial One' a un Mou­rin­ho "más apaciguado". Es­te es un avan­ce de la en­tre­vis­ta al me­dio fran­cés...

Jo­sé Mou­rin­ho se sin­ce­ra en una en­tre­vis­ta que sal­drá pu­bli­ca­da hoy en Fran­ce Foot­ball. En ella, el téc­ni­co por­tu­gués ha­ce un re­pa­so so­bre as­pec­tos de su vi­da pro­fe­sio­nal. Des­pués de mu­chos años sien­do

The Spe­cial One, ahora el pro­pio Mou­rin­ho se ve co­mo The Calm One.

Pa­ra Mou­rin­ho, su fi­lo­so­fía a la ho­ra de ges­tio­nar equi­pos y gru­pos es muy im­por­tan­te: “Hay que adap­tar­se a la reali­dad del club y a sus ne­ce­si­da­des. Eso se lla­ma ser in­te­li­gen­te (…). La prio­ri­dad es es­ta­ble­cer re­la­cio­nes de paz y amor en el gru­po y es­ta­ble­cer una es­ta­bi­li­dad. El United ya no tie­ne es­tas su­per­per­so­na­li­da­des que eran los Giggs, Scho­les o Kea­ne. Aún están Roo­ney y Ca­rrick, las úl­ti­mas ca­ras de es­ta ge­ne­ra­ción, y hay un nue­vo gru­po de ju­ga­do­res que de­ben adap­tar­se. Por eso era im­por­tan­te pa­ra mí que vi­nie­ra Ibra. En es­te equi­po te­nía, sin ser in­glés y sin co­no­cer la cul­tu­ra del club, la per­so­na­li­dad y el per­fil pa­ra ser más que un sim­ple ju­ga­dor”.

Pa­ra el lu­so, la com­pe­ten­cia en los úl­ti­mos años es te­rri­ble: “En Inglaterra, los clu­bes son tan po­ten­tes eco­nó­mi­ca­men­te que el mer­ca­do es­tá abier­to a to­dos. To­mad el ejem­plo del Bayern en Ale­ma­nia. ¿Sa­be cuán­do em­pie­za el tí­tu­lo ca­da año? Cuan­do en ve­rano com­pran al me­jor del Dort­mund. Lo hi­cie­ron con Le­wan­dows­ki y Hum­mels. Nin­gún club en Inglaterra, sea United, Li­ver­pool o City, puede do­mi­nar siem­pre. El po­der se ha di­vi­di­do. To­do es más di­fí­cil: com­prar, ga­nar, cons­truir”.

Su evolución. Lo que es­tá cla­ro es que Mou­rin­ho ha evo­lu­cio­na­do. Así lo re­co­no­ce: “El Mou­rin­ho hom­bre in­ten­ta ser lo con­tra­rio al Mou­rin­ho entrenador. In­ten­ta ser dis­cre­to, tran­qui­lo. Pue­do vol­ver a ca­sa y no ver un par­ti­do, pue­do no pen­sar en el fút­bol. Al prin­ci­pio de mi ca­rre­ra no po­día, es­ta­ba co­nec­ta­do las 24 ho­ras del día. He te­ni­do que en­con­trar una cierta ma­du­rez. Ahora me sien­to bien con mi per­so­na­li­dad de hom­bre. He ma­du­ra­do, me sien­to más apaciguado. Una vic­to­ria ya no re­pre­sen­ta la luna y una de­rro­ta ya no es el in­fierno. Y creo que ahora soy ca­paz de trans­mi­tir es­ta se­re­ni­dad a los que tra­ba­jan con­mi­go y a mis ju­ga­do­res. Ahora con­tro­lo más mis emo­cio­nes”.

Por úl­ti­mo, ha­bló so­bre su me­to­do­lo­gía de tra­ba­jo y pu­so co­mo ejem­plo el In­ter: “Ten­go más em­pa­tía cuan­do un gru­po es fuer­te. La men­ta­li­dad de tra­tar de ma­nio­brar a al­guien psi­co­ló­gi­ca­men­te a tra­vés de los me­dios de co­mu­ni­ca­ción es una ma­ne­ra de crear un estado de áni­mo, pe­ro es más efi­caz con un equi­po lleno de per­so­na­li­da­des. Co­mo me pa­só en el In­ter. Es­ta­ba co­mo pez en el agua con Ma­te­raz­zi, Cór­do­ba, Ibra, Mi­li­to, Thia­go Mot­ta. An­tes de ir en una di­rec­ción hay que en­ten­der pri­me­ro las per­so­nas con las que se tra­ba­ja”.

Com­pe­ten­cia

“El po­der se ha di­vi­di­do. To­do es más di­fí­cil: com­prar, ga­nar, cons­truir”

El nue­vo Mou

“Ahora pue­do vol­ver a ca­sa y no ver un par­ti­do. Pue­do no pen­sar en el fút­bol”

Más cal­ma­do

“Una vic­to­ria ya no re­pre­sen­ta la luna y una de­rro­ta ya no es el in­fierno”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.