Una Su­per­co­pa de dis­pa­ra­te

AS (Levante) - - Barcelona-sevilla - JUAN JI­MÉ­NEZ ■

Sor­pren­den­te en el for­ma­to a par­ti­do úni­co, es­tram­bó­ti­ca en su ex­pli­ca­ción so­bre los ex­tran­je­ros, fe­liz­men­te acer­ta­da con el VAR (el gol de Sa­ra­bia) y emo­cio­nan­te en un es­ta­dio ani­ma­do en Tán­ger, la Su­per­co­pa fue, fut­bo­lís­ti­ca­men­te, un par­ti­do flo­jí­si­mo que de­jó con­clu­sio­nes se­gu­ra­men­te equí­vo­cas de lo que se­rá la tem­po­ra­da. El

Sevilla fue un equi­po ab­so­lu­ta­men­te in­sí­pi­do que vi­vió de un error de­fen­si­vo del tierno

Len­glet pa­ra po­ner­se por de­lan­te y el Ba­rça tam­po­co tu­vo na­da que ver con el equi­po só­li­do que fue la tem­po­ra­da pa­sa­da. Co­mo se es­cri­bió en aquel ve­rano de 2011 cuan­do la Su­per­co­pa bron­ca con­tra el Ma­drid, fue un equi­po en chan­clas al que le bas­tó un za­pa­ta­zo de Dem­bé­lé, ju­ga­dor des­con­cer­tan­te que ras­có un tí­tu­lo que tu­vo cier­to ran­go de me­nor pe­ro que ele­va a Mes­si.

El ar­gen­tino ya es el ju­ga­dor con más tí­tu­los de la his­to­ria del Ba­rça, 33, y el Sevilla ten­drá que arre­glar aho­ra to­dos los líos que ha que­ri­do me­ter de­ba­jo de la al­fom­bra es­te ve­rano. El pe­nal­ti de Ben Yedder fue, en el fon­do, un re­su­men de su mar de fon­do. Ma­chín y su ce­le­bra­do es­que­ma es­tán ahí pe­ro el Sevilla lle­va mu­chos años sien­do más que un di­bu­jo. Don­de aho­ra aso­ma su co­rrec­to por­te­ro, Va­clik, ayer es­ta­ba un mons­truo lla­ma­do

Pa­lop ha­cien­do co­men­ta­rios te­le­vi­si­vos. Don­de ayer es­ta­ba Ben Yedder, an­tes an­da­ban Ka­nou­té, Luis Fa­biano, Ga­mei­ro o Bac­ca. Y don­de ca­mi­na­ban esos ca­pi­ta­nes pa­ra guar­dar un 0-1 en Tu­rín, Var­so­via o Ba­si­lea,(Ra­ki­tic, Co­ke, Ibo­rra) di­rec­ta­men­te no ha­bía na­die pa­ra pre­su­mir de aquel vie­jo gen ga­na­dor del Sevilla. Ya no hay quien lo re­co­noz­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.