Mí­chel ma­ti­za el di­bu­jo; Be­riz­zo ro­ta por sis­te­ma

El Má­la­ga, con cin­co atrás pa­ra sa­lir de la cri­sis en Se­vi­lla

AS (Sevilla) - - Sevilla-málaga - JUAN JI­MÉ­NEZ

Aun­que no es el res­pon­sa­ble de las ba­jas de Ca­ma­cho, San­dro o For­nals ni quien de­ci­dió no fi­char, por ejem­plo, a Ja­vi García, quien es­tá en el fo­co en Má­la­ga es Mí­chel. El arre­ba­to de fu­ria de su equi­po la pa­sa­da se­ma­na an­te el Ath­le­tic de­mos­tró que los ju­ga­do­res si­guen cre­yen­do en su men­sa­je y no le han aban­do­na­do. Gra­cias a esos mi­nu­tos fi­na­les con Ro­lan, nue­vo hé­roe de Mar­ti­ri­cos, al man­do de las ope­ra­cio­nes, si­gue en el car­go. Pe­ro el ni­vel de di­fi­cul­tad au­men­ta unos gra­dos su por­cen­ta­je. Hoy vi­si­ta el Sán­chez Piz­juán, es­ta­dio que le co­no­ció como téc­ni­co y en el que no triun­fó víc­ti­ma de un pro­ce­so de re­no­va­ción que to­da­vía no ha­bía con­clui­do.

El Se­vi­lla aho­ra es un club es­ta­ble pe­se a co­no­cer en­tre­na­do­res y plan­ti­llas dis­tin­tas ca­si ca­da año. Ocu­pa el car­go Be­riz­zo, aman­te de las ro­ta­cio­nes ma­si­vas que en oca­sio­nes con­vier­te en dia­bó­li­cas. Pa­só en la pri­me­ra jor­na­da an­te el Es­pan­yol (1-1), pe­ro el ar­gen­tino no va a va­riar su plan por más que per­die­se su con­di­ción de in­vic­to en el Wan­da. Ayer no tu­vo pro­ble­ma en de­cir que su idea es que Ben Yed­der no sea ti­tu­lar por­que hay que arro­par y re­cu­pe­rar a Mu­riel. De­jar sen­ta­do a un ju­ga­dor que vie­ne de ha­cer un hat-trick pa­re­ce ir con­tra la ley no es­cri­ta más sa­gra­da. Son las re­glas del nue­vo fút­bol. El Se­vi­lla tam­bién le da­rá la vuel­ta al cen­tro del cam­po. Nzon­zi y Ba­ne­ga po­drían ter­mi­nar en el ban­qui­llo y dar pa­so a Pi­za­rro y Krohn-Del­hi o Sa­ra­bia, que ya ha ju­ga­do de in­te­rior es­te cur­so. Mí­chel ma­ti­za­rá el di­bu­jo y dis­pon­drá un 5-4-1 en el que po­dría man­te­ner a su hi­jo Adrián pe­se a la crí­ti­ca se­ve­ra de La Ro­sa­le­da. A Ro­lan, uru­gua­yo de ra­za, le cuen­tan qué ha­cía Da­río cuan­do vi­si­ta­ba Ner­vión... En Má­la­ga siem­pre es más par­ti­do.

EX­PEC­TA­CIÓN. El Má­la­ga lle­gó ayer a úl­ti­ma ho­ra a Se­vi­lla. En la ima­gen, Mí­chel ba­ja del au­to­bús.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.