‘Il Ca­po’ de­fien­de a su ami­go ‘Mu­do’

AS (Sevilla) - - Sevilla - SE­GÚN J. M. LÓ­PEZ

■ Fran­co Váz­quez y Ma­res­ca se han re­en­con­tra­do en Ner­vión tras coin­ci­dir am­bos en las fi­las del Pa­ler­mo. El ar­gen­tino y el ita­liano hi­cie­ron bue­nas mi­gas en aquel ves­tua­rio, has­ta el punto de com­par­tir ha­bi­ta­ción en las con­cen­tra­cio­nes. An­tes de abor­dar su con­tra­ta­ción, Mon­chi con­sul­tó a Ma­res­ca so­bre la mis­ma y los in­for­mes del aho­ra téc­ni­co del Sevilla no pu­die­ron ser me­jo­res.

De he­cho, Ma­res­ca se de­cla­ra un enamo­ra­do del fút­bol del Mu­do, el cual ex­pli­có y de­fen­dió en su com­pa­re­cen­cia an­te los me­dios: “Es un ju­ga­dor que si le to­cas la cuer­da jus­ta pue­de dar mu­chí­si­mo más. Tie­ne una ma­ne­ra de ha­cer las co­sas que a ve­ces le pue­de ha­cer pa­re­cer des­ga­na­do, pe­ro no es así. De diez pa­ses él siem­pre in­ten­ta dar nue­ve que ha­gan da­ño y esos son los más di­fí­ci­les de eje­cu­tar. Pe­ro po­cas ve­ces se ha po­di­do ver al Fran­co ver­da­de­ro, que es el de aho­ra. Mar­ca la di­fe­ren­cia”. Al­go ten­drá que ver la lle­ga­da de Ma­res­ca al ves­tua­rio se­vi­llis­ta pa­ra que Váz­quez es­té dan­do su me­jor ni­vel des­de que lle­ga­ra el año pa­sa­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.