Un Clá­si­co sin ca­de­nas

El Ba­rça ma­ne­jó me­jor un par­ti­do sin de­fen­sas

AS (Valencia) - - Real Madrid-Barça - LUIS NIE­TO

Fue un Clá­si­co pa­ra la ga­le­ría, muy al gus­to ame­ri­cano, ves­ti­do de all-star. No es­pe­ren na­da pa­re­ci­do en la Su­pe­co­pa, pe­ro ale­gró la tar­de de Mia­mi y la ma­dru­ga­da en Es­pa­ña. Dos de­fen­sas de car­na­val, un ti­ro­teo lar­guí­si­mo y mag­ní­fi­co y un jus­to ven­ce­dor, el Ba­rça.

La reunión de un equi­po que sa­lió a ma­len­tre­nar­se y otro que bus­có lu­cir­se tu­vo un efec­to de­mo­le­dor pa­ra el Madrid en el ini­cio. A es­tas al­tu­ras la plan­ti­lla de­be sa­ber que el club no pue­de vi­vir de su mu­seo ni un ve­rano. Fue un des­ma­yo tre­men­do el del Madrid. En do­ce mi­nu­tos el Ba­rça le ha­bía he­cho dos go­les y dos oca­sio­nes cla­ras. Un error de cálcu­lo de Ra­mos le­van­tó el te­lón del 0-1, de Mes­si. Y de in­me­dia­to, una arran­ca­da en la iz­quier­da de Ney­mar aca­bó en la bo­ta de­re­cha de Ra­ki­tic des­pués de algunas pe­ri­pe­cias. Fue el 0-2. So­na­ron olés, que en fút­bol es mú­si­ca de bai­le.

Y de re­pen­te hu­bo par­ti­do. Su­ce­dió de mo­do im­pre­vis­to, en una arran­ca­da de Ko­va­cic. Man­dó a la lo­na a Pi­qué con un re­cor­te y a Ci­lles­sen con un de­re­cha­zo. To­do su­ce­dió a es­pal­das de Ba­le, que es aho­ra un fut­bo­lis­ta de­pri­mi­do, que­bra­di­zo, in­sus­tan­cial. Su mo­ño se pa­seó sin rum­bo por Mia­mi du­ran­te la pri­me­ra mi­tad y es­pa­bi­ló, sin des­lum­brar, cer­ca del fi­nal. Si Te­bas bus­ca­ba un buen spot de su Li­ga en el par­ti­do, dio por bien em­plea­do ese alo­ca­do y ve­ra­nie­go arre­ba­to de área a área en el que se ma­ne­jó me­jor el Ba­rça.

Y es que el Madrid hi­zo bal­co­ning atrás, más de lo que di­jo el mar­ca­dor. Y ce­le­bró mar­char­se con un em­pa­te al des­can­so. Fue Asen­sio quien le lle­vó has­ta él en un con­tra­gol­pe que ini­ció co­mo un ve­lo­cis­ta y cul­mi­nó co­mo un ve­te­rano. La im­pru­den­cia en las dos ori­llas de­jó un par­ti­do irreal pe­ro en­tre­te­ni­dí­si­mo.

Cam­bió más Zi­da­ne que Val­ver­de en el des­can­so. Se mar­cha­ron los dos cen­tra­les en el Madrid, lle­gó Is­co y Ba­le se arri­mó a la iz­quier­da, su suer­te na­tu­ral. Una sa­cu­di­da que no sa­có al equi­po blan­co de su des­va­río atrás. A los cin­co mi­nu­tos, Pi­qué po­nía de nue­vo por de­lan­te al Ba­rça en un en­vío de Ney­mar que na­die de­fen­dió ni con la vis­ta. Lue­go el Madrid sa­lió de las cuer­das a pu­ñe­ta­zos, por­que tam­bién lla­mó a la puer­ta de Ci­lles­sen, que fre­nó a Mar­ce­lo e Is­co dos ve­ces.

El úl­ti­mo cuar­to de ho­ra que­dó de­fi­ni­ti­va­men­te des­fi­gu­ra­do por los cam­bios. A los su­plen­tes del Madrid ya no les dio pa­ra más en es­te Clá­si­co sin cos­tu­ras. En la Su­per­co­pa se con­sen­ti­rán mu­cho me­nos. Pe­ro ten­drá más en­can­to.

Fa­llón El Madrid igua­ló el 0-2 de sa­li­da, pe­ro le ma­tó su des­cui­do atrás

DES­PIS­TE. El 2-3 lle­gó al co­mien­zo de la se­gun­da par­te. Un des­pis­te de la za­ga ma­dri­dis­ta per­mi­tió a Pi­qué, so­lo, ba­tir a Key­lor, en el sue­lo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.