La his­to­ria de los dor­sa­les

Auto Bild extra F1 - - SUMARIO - Adrián Mancebo

Ha­mil­ton ha re­nun­cia­do a lu­cir el 1 en su co­che en 2015. ¿Por qué? Es­ta es la his­to­ria de los nú­me­ros en la Fór­mu­la 1

Es un ar­ma de mar­ke­ting a dis­po­si­ción de to­dos los equi­pos y pi­lo­tos, una es­pe­cie de ape­lli­do du­ran­te sus tra­yec­to­rias en la F1, tal y co­mo su­ce­de en la Nas­car o en Mo­to GP, don­de el 46 es in­se­pa­ra­ble de Va­len­tino Ros­si y el 93, de Már­quez.

Des­de el año 2014, ca­da pi­lo­to eli­ge un dor­sal com­pren­di­do en­tre el 2 y el 99, in­clu­so el vi­gen­te cam­peón, que ha de de­ci­dir en­tre el 1 o su pro­pio nú­me­ro. De ca­ra a la nue­va tem­po­ra­da 2015, Le­wis Ha­mil­ton ha ele­gi­do es­ta se­gun­da op­ción. ¿Sa­bes por qué? Por pu­ra su­pers­ti­ción.

A lo lar­go de la his­to­ria

En los ini­cios de la F1 lo más nor­mal era ver que los pi­lo­tos al­ter­na­ran sus dor­sa­les de ca­rre­ra en ca­rre­ra. La elec­ción de­pen­día del or­den de ins­crip­ción de ca­da uno y era ra­ro ver a al­guien re­pe­tir nú­me­ro du­ran­te la tem­po­ra­da. Al 1 no se le da­ba la im­por­tan­cia que tie­ne aho­ra y, por ejem­plo, el cam­peón de 1950, Nino Fa­ri­na, tan so­lo lo lu­ció en un Gran Pre­mio de 1951, en el de Gran Bretaña. Se usa­ban nú­me­ros pa­res, ex­cep­to en va­rias edi­cio­nes de Gran Bretaña y en las 500 Mi­llas de In­dia­ná­po­lis, que for­ma­ban par­te del ca­len­da­rio de Fór­mu­la 1. En 1951 se vi­vió un cu­rio­so ca­so en el GP de Ita­lia, y es que so­lo se re­par­tie­ron los nú­me­ros en­tre el 71 y el 97. Un año más tar­de, en el GP de Ale­ma­nia de 1952, se usa­ron dor­sa­les de tres dí­gi­tos, lo que pro­vo­có que la vic­to­ria del 101 del Fe­rra­ri de Al­ber­to As­ca­ri sea aún a día de hoy el dor­sal más al­to en ga­nar una ca­rre­ra.

En 1969 se pro­du­jo el pri­mer cam­bio sig­ni­fi­ca­ti­vo en es­ta his­to­ria: el cam­peón del mun­do de 1968 –Graham Hill -por pri­me­ra vez lu­ció el 1 en to­das las ca­rre­ras de la si­guien­te tem­po­ra­da... con la ex­cep­ción de Ita­lia, que lo apar­tó de la lis­ta de po­si­bi­li­da­des. En 1974 vi­vi­mos el prin­ci­pio de los dor­sa­les que he­mos co­no­ci­do has­ta fi­na­les de 2013: to­dos los pi­lo­tos par­ti­ci­pa­ron con los mis­mos nú­me­ros en su mo­no­pla­za du­ran­te to­da la tem­po­ra-

da. Des­de en­ton­ces se asig­na­ron a las es­cu­de­rías, que lle­va­rían el mis­mo has­ta que con­si­guie­ran el tí­tu­lo. El cam­peón y su com­pa­ñe­ro lu­ci­rían el 1 y el 2. El equi­po que no re­no­va­ba tí­tu­lo to­ma­ba los dor­sa­les del nue­vo cam­peón.

Dor­sa­les his­tó­ri­cos y el 13

Hay dí­gi­tos que for­man par­te de la his­to­ria de la Fór­mu­la 1. Pro­ba­ble­men­te, uno de los nú­me­ros más es­pe­cia­les que han pa­sa­do por la ca­te­go­ría rei­na sea el 27, so­bre to­do, unido a Fe­rra­ri. En 1980, el cam­peo­na­to de Alan Jo­nes y Wi­lliams se lle­vó el 1 y el 2 al equi­po de Gro­ve y dio a Fe­rra­ri el 27 y 28 que ha­bían lu­ci­do la tem­po­ra­da an­te­rior. De es­ta for­ma co­men­za­ba la le­yen­da del mí­ti­co nú­me­ro 27 de Gi­lles Vi­lle­neu­ve, el cual acom­pa­ñó al ca-

na­dien­se en­tre 1981 y el fa­tí­di­co Gran Pre­mio de Bél­gi­ca de 1982. Fe­rra­ri con­ti­nuó en po­se­sión de es­tos nú­me­ros has­ta pa­sar al 1 y al 2 en 1989 por el tí­tu­lo de Alain Prost. Así, el 27 y el 28 pa­sa­ron a ma­nos de McLa­ren a par­tir de di­cha tem­po­ra­da. Cu­rio­sa­men­te, el Mun­dial de Sen­na de 1990 de­vol­vió los dos pri­me­ros dor­sa­les a Wo­king… El 1 vol­vió en 1995, con Schu­ma­cher, en Be­net­ton. En 1996 cam­bia­ron las re­glas, y se asig­nó des­de en­ton­ces el dor­sal se­gún el pues­to en el cam­peo­na­to de Cons­truc­to­res del año an­te­rior a to­das las es­cu­de­rías ex­cep­to a la del cam­peón, que lle­va­ría obli­ga­to­ria­men­te el 1 y el 2. En­tre tan­to, hay más ca­sos cu­rio­sos, co­mo el 0 que lle­vó Da­mon Hill en 1993 y 1994, des­pués de la re­ti­ra­da de Ni­gel Man­sell y Alain Prost, cam­peo­nes de 1992 y 1993, res­pec­ti­va­men­te. Tam­bién lo lu­ció Jody Scheck­ter en 1973.

Aun­que no es ap­to pa­ra su­pers­ti­cio­sos, el 13 tam­bién ha for­ma­do par­te de la pa­rri­lla de la Fór­mu­la 1. El pri­mer va­lien­te en lle­var­lo fue el me­xi­cano Moi­sés So­la­na en el GP de su país de 1963: no aca­bó la ca­rre­ra por un pro­ble­ma de mo­tor. Di­vi­na Ga­li­ca tam­bién pro­bó suer­te en 1976. Tra­tó de cla­si­fi­car­se con el 13 pa­ra el GP de Gran Bretaña, pe­ro no lo con­si­guió. Cuan­do los dor­sa­les se asig­na­ron por es­cu­de­ría se sal­tó el te­mi­do nú­me­ro, pe­ro en 2014 vol­vió con el ve­ne­zo­lano Pas­tor Mal­do­na­do.

Re­cuer­dos del kar­ting

Pa­ra los más su­pers­ti­cio­sos, ele­gir el dor­sal que les acom­pa­ña en su ca­rre­ra en la F1 ha de­bi­do de ser un que­bra­de­ro de ca­be­za. Al­gu­nos han he­cho com­bi­na­cio­nes con su nom­bre, y otros sim­ple- men­te han ti­ra­do de me­mo­ria. Es­te es, por ejem­plo, el ca­so de Alon­so, que tie­ne pre­sen­te el cam­peo­na­to del Mun­do de Kar­ting que ga­nó el 14 de ju­lio de 1996 a bor­do de un kart con el nú­me­ro 14, o el de Le­wis Ha­mil­ton, que ga­nó su pri­mer tí­tu­lo de kar­ting con el 44. Vet­tel, por ejem­plo, lle­va el 5 por­que ga­nó su pri­mer cam­peo­na­to de F1 en 2010 con él. Ke­ke Ros­berg lo hi­zo con el 6 en 1982, mo­ti­vo por el que acon­se­jó a su hi­jo Ni­co que lo usa­ra a par­tir de 2014. Muy di­fe­ren­te es el ca­so de Ki­mi Räik­kö­nen, que cuan­do le pre­gun­ta­ron la ra­zón por la que lle­va el 7, res­pon­dió que lo ha­cía ¡por­que era el que le ha­bía to­ca­do el año an­te­rior!

Pa­ra to­dos los de­más, no de­be de ha­ber si­do una ta­rea fá­cil ele­gir, ya que, co­mo los co­lo­res del cas­co o el ape­lli­do, el dor­sal se ha con­ver­ti­do en una nue­va se­ña de iden­ti­dad.

Le­wis Ha­mil­ton cree que lo que ha fun­cio­na­do es me­jor no cam­biar­lo: con­ti­nua­rá con el 44 en

su Mer­ce­des

Valt­te­ri 'Bo77as' ti­ró de ima­gi­na­ción pa­ra ele­gir qué nú­me­ro lu­cir en su Wi­lliams

Su­til no qui­so pen­sar de­ma­sia­do y eli­gió el nú­me­ro más al­to de to­dos los per­mi­ti­dos

Apo­da­do 'Red 5', Ni­gel Man­sell lo­gró 27 de sus 31 vic­to­rias en la Fór­mu­la 1 con el dor­sal nú­me­ro 5, in­clui­do su cam­peo­na­to del mun­do de 1992

Da­do que el 5 es­ta­ba co­gi­do, Car­los Sainz

de­bu­ta­rá en la Fór­mu­la 1 con es­te

nú­me­ro

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.