Ni­co Hülkenberg

Auto Bild extra F1 - - SUMARIO -

Otro año más ha­bla­mos del ale­mán co­mo uno de los gran­des ta­len­tos la­ten­tes de la pa­rri­lla. Por­que a sus 27 años no ha ga­na­do na­da y so­lo bri­lla en su pal­ma­rés aque­lla sor­pren­den­te po­le en In­ter­la­gos 2010, con Wi­lliams, y dos cuar­tas po­si­cio­nes en Bél­gi­ca 2012 (For­ce In­dia) y Co­rea 2013 (Sau­ber) co­mo me­jo­res re­sul­ta­dos. Pe­ro to­das las voces del pad­dock coin­ci­den en que es­ta­mos an­te un gran pi­lo­to y sus nú­me­ros así lo ava­lan. Ha pun­tua­do en 43 de los 76 Gran­des Pre­mios que ha dispu­tado des­de que de­bu­ta­se en 2010 (en 2011 so­lo ejer­ció co­mo ter­cer pi­lo­to de For­ce In­dia) y, más re­cien­te­men­te, en 2014 so­lo que­dó fue­ra del top 10 en dos de las 17 ca­rre­ras que fi­na­li­zó, ya que su­frió dos ave­rías que le obli­ga­ron a aban­do­nar en Hun­gría y Aus­tin. Es uno de los pi­lo­tos más re­gu­la­res y cons­tan­tes que se han vis­to en los úl­ti­mos años en la pa­rri­lla y si­gue sin re­sol­ver­se la du­da de qué se­ría ca­paz con un me­jor mo­no­pla­za. Ha­ce dos años se di­jo que Fe­rra­ri le ha­bía da­do con la puer­ta en las na­ri­ces pa­ra re­no­var (en mi­tad de una gran llu­via de crí­ti­cas) la úl­ti­ma tem­po­ra­da Fe­li­pe Massa. Es­te año, su rá­pi­da re­no­va­ción con For­ce In­dia no de­jó lu­gar a la es­pe­cu­la­ción so­bre el po­si­ble in­te­rés de al­guno de los equi­pos gran­des por fi­char­le. Pe­ro no cabe du­da de que es uno de los hom­bres más a te­ner en cuen­ta. La no­ve­na po­si­ción en la que ter­mi­nó ha si­do la me­jor de su ca­rre­ra (14 en 2010, 11 en 2012 y 10 en 2013) y eso tam­bién de­mues­tra que si­gue evo­lu­cio­nan­do y cre­cien­do. Un ta­len­to que se si­gue pu­lien­do y al que no le lle­gan las opor­tu­ni­da­des que bue- na par­te del pa­dock cree que de­be­ría te­ner. Da­do que la lu­cha con los de de­lan­te es bas­tan­te es­té­ril, te­nien­do en cuen­ta las di­fe­ren­cias téc­ni­cas, el me­jor ba­re­mo es el de su com­pa­ñe­ro de equi­po. Ser­gio Pé­rez fue su ve­cino de box y le aven­ta­jó en 37 pun­tos a final de año. Mien­tras se man­tie­ne fiel a su ac­tual es­cu­de­ría, el Increíble Hulk si­gue es­pe­ran­do su mo­men­to, esa lla­ma­da que le abra las puer­tas de la zo­na no­ble de la Fór­mu­la 1, por la que si­gue lu­chan­do sin es­tri­den­cias pe­ro con fir­me­za. Gus­tan su es­ti­lo, su se­rie­dad y su velocidad. Es qui­zá me­nos ex­plo­si­vo que otros de su mis­ma ge­ne­ra­ción, pe­ro in­fi­ni­ta­men­te más fia­ble. Tan­to es así que na­die po­dría en du­da aho­ra mis­mo que, con un mo­no­pla­za de­cen­te por par­te de su ac­tual es­cu­de­ría, es­te año vuel­va a ser un abo­na­do a la quin­ta y sex­ta po­si­ción, don­de aca­bó en sie­te de los Gran­des Pre­mios de 2014. Así que es po­si­ble que esa opor­tu­ni­dad, de dar el sal­to, aca­be lle­gan­do en al­gún mo­men­to y sien­do ale­mán y pi­lo­to del entorno de Mer­ce­des, el equi­po cam­peón se­ría el des­tino más apro­pia­do.

Ni­co Hülkenberg si­gue sien­do con­si­de­ra­do co­mo uno de los pi­lo­tos lla­ma­dos a es­tar en un equi­po gran­de

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.