Abu Da­bi - Yas Ma­ri­na

Auto Bild extra F1 - - SUMARIO -

En 2015 la Fór­mu­la 1 vuel­ve a ter­mi­nar en Abu Da­bi. Las crí­ti­cas no se hi­cie­ron es­pe­rar una vez co­no­ci­da la decisión y más, des­pués de ha­ber des­pla­za­do al mí­ti­co In­ter­la­gos del lu­gar del ca­len­da­rio en el que me­jor que­da. Pe­ro el di­ne­ro es el di­ne­ro, y si Abu Da­bi pa­ga pa­ra ce­le­brar la úl­ti­ma fies­ta del año, es nor­mal que se aca­be im­po­nien­do.

El he­cho de que es­to si­ga sien­do así le­van­ta ca­si tan­tas voces en con­tra co­mo la po­lé­mi­ca decisión de que es­ta úl­ti­ma ca­rre­ra otor­ga­se el do­ble de pun­tos que el res­to. Vet­tel fue de los pri­me­ros en cri­ti­car es­ta me­di­da. No obs­tan­te, el ale­mán ha ga­na­do dos de sus cua­tro tí­tu­los con una ven­ta­ja su­fi­cien­te co­mo pa­ra que un cam­bio así no le afec­ta­se. Otros di­cen que es adul­te­rar el cam­peo­na­to y que un mal día en Yas Ma­ri­na (so­lo con un to­que de ma­la suer­te co­mo un sim­ple pin­cha­zo) pue­de aca­bar con el buen tra­ba­jo de to­da una tem­po­ra­da de for­ma in­jus­ta. Pe­ro hay a quien le pa­re­ce bien dar a es­te úl­ti­mo ac­to un ali­cien­te ex­tra que pue­de pro­vo­car un vuel­co re­pen­tino a las co­sas.

No obs­tan­te, la decisión de la FIA ha si­do la de anu­lar es­ta me­di­da y vol­ver a la pun­tua­ción clá­si­ca pa­ra la úl­ti­ma ca­rre­ra. Así que el cam­peón de Abu Da­bi se lle­va­rá en 2015 los 25 pun­tos del res­to de ca­rre­ras del ca­len­da­rio. A fin de cuen­tas, es­te apa­ño tam­po- co sir­vió de na­da en 2014 ya que, aun­que Ha­mil­ton y Ros­berg se la ju­ga­ron, es es­ta úl­ti­ma ca­rre­ra, el enési­mo mal día del ale­mán y un im­pe­ca­ble bri­tá­ni­co tras el vo­lan­te de su Mer­ce­des, la que de­jó sin emo­ción al­gu­na el úl­ti­mo Gran Pre­mio de la tem­po­ra­da 2014. El fin­lan­dés Valt­te­ri Bot­tas vol­vió a acom­pa­ñar a los dos pi­lo­tos de Mer­ce­des en el po­dio mien­tras el res­to se te­nían que re­sig­nar des­de la dis­tan­cia des­pués de ha­ber si­do arra­sa­dos.

Se­bas­tian Vet­tel con­si­guió en 2010 su pri­mer tí­tu­lo Mun­dial des­pués de lle­gar a Abu Da­bi co­mo el pi­lo­to con me­nos op­cio­nes ma­te­má­ti­cas, por de­trás de Alon­so y Web­ber Ha­mil­ton no fa­lló y con­si­guió su se­gun­do tí­tu­lo de cam­peón del mun­do de for­ma im­pla­ca­ble. Los pro­ble­mas de Ros­berg le per­mi­tie­ron dis­fru­tar de una ca­rre­ra sin pre­sión al te­ner a su úni­co ri­val fue­ra de jue­go Des­car­ta­do pa­ra cual­quier ti­po de lu­cha en pis­ta, Fer­nan­do Alon­so se con­vir­tió en 2014 en pro­ta­go­nis­ta al dispu­tar su úl­ti­ma ca­rre­ra co­mo pi­lo­to de Fe­rra­ri. Un he­cho del que se hi­zo un emo­ti­vo do­cu­men­tal pa­ra te­le­vi­sión con el es­pañol co­mo pro­ta­go­nis­ta

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.