EEUU - Cir­cuit of The Ame­ri­cas

Auto Bild extra F1 - - SUMARIO -

Alos ame­ri­ca­nos pa­re­ce que les va en­tran­do la F1 po­co a po­co. Aún muy le­jos de con­se­guir el se­gui­mien­to de otras dis­ci­pli­nas de los de­por­tes de mo­tor co­mo la Nas­car, las ci­fras de au­dien­cia te­le­vi­si­va y asis­ten­cia al cir­cui­to se van con­so­li­dan­do des­pués de dos edi­cio­nes de la ca­rre­ra en el es­pec­ta­cu­lar cir­cui­to de Aus­tin. La pis­ta, a pe­sar de es­tar fir­ma­da por Til­ke, no es de las peo­res que el ar­qui­tec­to de cá­ma­ra de Ec­cles­to­ne ha sa­ca­do de su me­sa de di­se­ño. Es un cir­cui­to lar­go y que aco­ge al­gu­nas cur­vas ins­pi­ra­das en otros lu­ga­res mí­ti­cos del Mun­dial, co­mo el zig­zag de Bec­kets en Sil­vers­to­ne (aquí, en­tre la cur­vas 5 y 10) o los tres vér­ti­ces de la cur­vas 16, 17 y 18, ins­pi­ra­dos en Is­tam­bul Park, aun­que en sen­ti­do con­tra­rio.

Con to­do ello (y una acer­ta­da com­bi­na­ción cro­má­ti­ca pa­ra las es­ca­pa­to­rias de as­fal­to), el cir­cui­to de Aus­tin re­ga­la un me­jor es­pec­tácu­lo vi­sual que de­por­ti­vo, por­que lo cier­to es que las dos ca­rre­ras que se han vis­to allí tam­po­co han si­do na­da del otro mun­do.

En 2012, Ha­mil­ton le arre­ba­tó la vic­to­ria a Vet­tel des­pués de que el ale­mán sa­lie­se des­de la po­le con la eti­que­ta de fa­vo­ri­to pa­ra el triun­fo. En 2013, el de Red Bull no de­jó que se re­pi­tie­ra la his­to­ria y do­mi­nó la ca­rre­ra du­ran­te 52 de las 54 vuel­tas. So­lo Gros­jean lo re­le­vó en mi­tad de la prue­ba du­ran­te la pa­ra­da en bo­xes del cam­peón. Co­mo anéc­do­ta que­da­rá que su com­pa­ñe­ro de equi­po no fue Ki­mi Räik­kö­nen, que anun­ció que no co­rre­ría por pro­ble­mas en la es­pal­da tras una an­ti­gua le­sión... y con los im­pa­gos de su suel­do por par­te de la es­cu­de­ría, de fon­do.

En 2014, un nue­vo do­ble­te de Mer­ce­des, con Ros­berg co­mo es­cu­de­ro, em­pe­za­ba a de­jar el tí­tu­lo ca­si de­ci­di­do en fa­vor del bri­tá­ni­co, aun­que ma­te­má­ti­ca­men­te aún fal­ta­sen pun­tos.

Un nue­vo y mo­nó­tono do­ble­te de Mer­ce­des fue el ba­lan­ce final del GP de Es­ta­dos Uni­dos de 2014. Fue la dé­ci­ma vic­to­ria de Ha­mil­ton, que ade­más con­si­guió su me­jor ra­cha del año con cin­co triun­fos con­se­cu­ti­vos. Ros­berg, de nue­vo en la po­le, no fue una ame­na­za pa­ra su com­pa­ñe­ro de equi­po en nin­gún mo­men­to de la ca­rre­ra

La or­ga­ni­za­ción del GP de EEUU en Aus­tin si­gue tra­ba­jan­do du­ro en la pro­mo­ción de la ca­rre­ra pa­ra con­se­guir que la F1 ca­le en el pú­bli­co ame­ri­cano y, por sus ci­fras de asis­ten­cia y re­torno, pa­re­ce que la la­bor da sus fru­tos en ca­da edi­ción Fue inol­vi­da­ble la es­tam­pa de los seis úni­cos co­ches que to­ma­ron la sa­li­da en el GP de EEUU de 2005 des­pués del plan­te de to­dos los equi­pos que lle­va­ban neu­má­ti­cos Mi­che­lin

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.