Scu­de­ria Fe­rra­ri

Auto Bild extra F1 - - SUMARIO -

La tem­po­ra­da 2015 es mu­cho más im­por­tan­te pa­ra la Scu­de­ria de lo que pue­de pa­re­cer al pri­mer vis­ta­zo. En Fe­rra­ri se han vis­to obli­ga­dos a dar un drás­ti­co cam­bio de rum­bo. Con el pro­yec­to jun­to a Fer­nan­do Alon­so ago­ta­do y fi­ni­qui­ta­do, los úl­ti­mos me­ses han si­do fre­né­ti­cos en el seno del equi­po ita­liano. Pro­ba­ble­men­te ha­ya que re­mon­tar­se a fi­na­les de los años 80 pa­ra iden­ti­fi­car una tran­si­ción co­mo es­ta, por­que en el te­rre­mo­to se han tam­ba­lea­do to­dos los es­ta­men­tos de la es­cu­de­ría, que em­pie­za la tem­po­ra­da con nue­vo pre­si­den­te (Mar­chi­on­ne), nue­vo di­rec­tor (Arri­va­be­ne), nue­vo in­ge­nie­ro je­fe (Alli­son, que ya es­ta­ba, pe­ro aho­ra se ha qui­ta­do de en­ci­ma a Fry), nue­vo res­pon­sa­ble de Mo­to­res, de Neu­má­ti­cos, etc. y así has­ta lle­gar a su prin­ci­pal pi­lo­to, que tam­bién es nue­vo. El nue­vo pre­si­den­te lle­ga con las co­sas muy cla­ras des­pués de ha­ber si­do uno de los res­pon­sa­bles de la gran fu­sión del Gru­po FCA. Ser­gio Mar­chi­on­ne es el hom­bre que más man­da aho­ra mis­mo en el sép­ti­mo gru­po mun­dial de la in­dus­tria del au­to­mó­vil y no ha du­da­do en po­ner­se al fren­te de la jo­ya de la co­ro­na pa­ra con­se­guir un efec­tis­ta cam­bio de ten­den­cia. Se le echa en ca­ra la fal­ta de ho­ras de cir­cui­to y, po­si­ble­men­te, sen­si­bi­li­dad con al­go tan vo­lu­ble y de­li­ca­do co­mo es un pro­yec­to de­por­ti­vo del pe­so

de la F1 pa­ra Fe­rra­ri. Pe­ro a buen se­gu­ro que to­do ello se ol­vi­da, in­clu­so se aca­ba ala­ban­do si las vic­to­rias apa­re­cen de una for­ma u otra. Al­go pa­re­ci­do pa­sa con el nue­vo di­rec­tor de­por­ti­vo, Mau­ri­zio Arri­va­be­ne, lle­ga­do des­de uno de los so­cios his­tó­ri­cos del equi­po (la ta­ba­ca­le­ra Phi­llip Mo­rris -Marl­bo­ro-). En es­te ca­so se tra­ta de un hom­bre que co­no­ce de pri­me­ra mano los en­tre­si­jos co­mer­cia­les del pad­dock, pe­ro nun­ca ha lle­va­do la ba­tu­ta des­de el mu­ro. En cuan­to al de­par­ta­men­to téc­ni­co, es­te in­vierno se co­no­ció la no­ti­cia de que Fe­rra­ri ha­bría fi­cha­do has­ta 60 nue­vos in­ge­nie­ros de equi­pos ri­va­les (in­clui­dos los sus­ti­tu­tos de su cú­pu­la), ba­jo la je­fa­tu­ra del bri­llan­te Ja­mes Alli­son, quien es­te año ha po­di­do ya tra­ba­jar con li­ber­tad ab­so­lu­ta. Así que es po­si­ble que un cam­bio de es­ta en­ver­ga­du­ra tar­de al­gu­nos años en con­se­guir que tan­ta pie­za nue­va en­ca­je. Al me­nos eso es lo que di­ce la teo­ría, ya que en la prác­ti­ca, las pri­me­ras sen­sa­cio­nes han si­do bas­tan­te me­jo­res de lo que se espera. Aun­que su dis­cur­so in­ten­ta se­guir sien­do exa­ge­ra­da­men­te rea­lis­ta. Di­cen que no se ven ga­nan­do ca­rre­ras y que se­rá un triun­fo con­se­guir­lo en dos oca­sio­nes. En pretemporada han ju­ga­do a las tan­das cor­tas y los de­pó­si­tos va­cíos, pe­ro se no­ta cier­ta me­jo­ría que ha­brá que de­mos­trar si se­rá su­fi­cien­te pa­ra pe­lear por las vic­to­rias. Por el mo­men- to no quie­ren en­trar en pro­nós­ti­cos y han re­ba­ja­do las ex­pec­ta­ti­vas ge­ne­ra­les. Es­to tam­bién re­sul­ta ser una bue­na ar­ma pa­ra que, más ade­lan­te, sea más fá­cil va­lo­rar lo que se con­si­ga. El nue­vo ca­po del equi­po, Mau­ri­zio Arri­ba­ve­ne, o Marc Gené, co­mo ve­te­rano de la tras­tien­da, hablan de unas as­pi­ra­cio­nes má­xi­mas de un par de vic­to­rias en to­do el año si las co­sas sa­len per­fec­tas. Por otro la­do, hay un de­ta­lle en el nue­vo mo­no­pla­za que me­re­ce la pe­na men­cio­nar y es el cam­bio de los ad­he­si­vos de Fiat que se lu­cían has­ta la pa­sa­da tem­po­ra­da por unos nue­vos de Alfa Romeo, mar­ca que ga­nó los dos pri­me­ros cam­peo­na­tos del Mun­do de F1, en 1950 y 1951...

El equi­po ita­liano ha da­do im­por­tan­tes mues­tras de me­jo­ra du­ran­te la pretemporada aun­que si­guen sien­do pru­den­tes al ha­blar de ello

El di­se­ño del nue­vo SF15-T es prin­ci­pal­men­te con­ti­nuis­ta. So­bre to­do con de­ter­mi­na­dos ele­men­tos co­mo la sus­pen­sión de­lan­te­ra, don­de si­guen apos­tan­do por man­te­ner el es­que­ma pull-rod al que les es­tá cos­tan­do tan­to sa­car buen par­ti­do. Por otro la­do, han cam­bia­do el mo­rro y le han sa­ca­do pun­ta. Que­da por ver si es­tas y otras me­di­das fun­cio­nan co­mo quie­ren

Mau­ri­zio Arri­va­be­ne lle­ga des­de uno de los so­cios his­tó­ri­cos de Fe­rra­ri pa­ra lle­var la ba­tu­ta des­de el mu­ro de la Scu­de­ria

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.