Scu­de­ria To­ro Ros­so

Auto Bild extra F1 - - SUMARIO -

Es­te año se han pro­pues­to ha­cer al­go gran­de y han em­pe­za­do por re­unir a la ali­nea­ción de pi­lo­tos más jo­ven de la his­to­ria de la Fór­mu­la 1. Se tra­ta de un equi­po muy es­pe­cial en es­te sen­ti­do. Atí­pi­co to­tal­men­te del res­to de la pa­rri­lla. Han ma­du­ra­do en la zo­na me­dia con la tran­qui­li­dad eco­nó­mi­ca de te­ner al pa­tro­ci­na­dor más po­ten­te de la F1 co­mo so­por­te. Pe­ro eso tam­bién su­po­ne es­tar con­di­cio­na­do a no po­der as­pi­rar a más, siem­pre y cuan­do Red Bull ten­ga sus dos co­ches en pis­ta, y, por otro la­do, a ejer­cer de spa­rring de la se­lec­ción de ta­len­tos que sa­le ca­da año del pro- gra­ma de jó­ve­nes pi­lo­tos de la mar­ca de be­bi­das ener­gé­ti­cas. In­de­pen­den­cia pa­ra no te­ner que re­cu­rrir a pi­lo­tos de pa­go y de­pen­den­cia pa­ra acep­tar las de­ci­sio­nes que ven­gan de arri­ba. Sin du­da, se tra­ta de una si­tua­ción sin igual en la ac­tual Fór­mu­la 1. Afron­tan 2015 con bue­nas sen­sa­cio­nes. Es­te in­vierno la pretemporada ha si­do me­nos tor­tuo­sa de lo que fue la an­te­rior con la in­cor­po­ra­ción del mo­tor Re­nault. Han te­ni­do al­gu­nos pro­ble­mas pe­ro, en ge­ne­ral, han po­di­do com­ple­tar sus pro­gra­mas de prue­bas has­ta ter­mi­nar co­mo el ter­cer equi­po con más ki­ló­me­tros acu­mu­la­dos du­ran­te los tests (por de­trás de Mer­ce­des y Sau­ber), con un to­tal de 5.520 km. El nue­vo STR10 gus­ta bas­tan­te, en lo es­té­ti­co y en lo téc­ni­co. El nue­vo fron­tal, adap­ta­do a la nor­ma­ti­va, y al­gu­nos otros de­ta­lles, re­ve­lan una bue­na pues­ta a pun­to ae­ro­di­ná­mi­ca, al­go que ne­ce­si­ta­rán pa­ra dar un pa­so ade­lan­te y si el mo­tor no les da tan­tos que­bra­de­ros de ca­be­za. Tam­po­co pa­re­cen ex­ce­si­va­men­te preo­cu­pa­dos por la fal­ta de ex­pe­rien­cia de sus pi­lo­tos en el de­sa­rro­llo del co­che, un cam­po en el que es­ta­rán com­ple­ta­men­te ver­des. Am­bos lle­gan pa­ra apren­der y eso les obli­ga a te­ner el apar­ta­do téc­ni­co muy afi­na­do. Si lo han con­se­gui­do y el co­che fun­cio­na, pue­den te­ner por de­lan­te un año tan in­tere­san­te co­mo tie­nen pre­vis­to. Por cier­to, men­cio­nar que no han si­do po­cos los ru­mo­res que han ha­bla­do de una re­mo­ta po­si­bi­li­dad de que sean la es­truc­tu­ra ele­gi­da pa­ra un fu­tu­ro des­em­bar­co de Au­di en la má­xi­ma ca­te­go­ría del au­to­mo­vi­lis­mo (Red Bull man­tie­ne una es­tre­cha co­la­bo­ra­ción con el fa­bri­can­te ale­mán -con to­do el Gru­po VW- en otras dis­ci­pli­nas). En es­te mis­mo sen­ti­do, aho­ra ha sur­gi­do un nue­vo in­tere­sa­do en la es­cu­de­ría de Franz Tost. Las úl­ti­mas in­for­ma­cio­nes apun­tan a Re­nault pa­ra que­dar­se con la es­truc­tu­ra y vol­ver a la pa-

rri­lla de Fór­mu­la 1 co­mo equi­po oficial des­pués de su re­ti­ra­da tras la tem­po­ra­da de 2009. Las ame­na­zas por par­te de la je­fa­tu­ra de Red Bull pa­ra aban­do­nar la F1 si la FIA no le pa­ra los pies a Mer­ce­des no han he­cho sino re­for­zar es­tos ru­mo­res so­bre el fu­tu­ro de la mar­ca de be­bi­das ener­gé­ti­cas en el cam­peo­na­to. Un pa­tro­ci­na­dor del que de­pen­den dos es­truc­tu­ras y que po­dría de­jar un gran va­cío si die­ran es­te pa­so atrás. Pe­ro to­do ello, por aho­ra, es al­go que no afec­ta a los pla­nes a cor­to pla­zo de To­ro Ros­so. Pa­ra ellos, el úni­co ob­je­ti­vo aho­ra es ha­cer una bue­na tem­po­ra­da y so­bre­po­ner­se a los pro­ble­mas que pue­den te­ner con el mo­tor Re­nault si los fran­ce­ses no con­si­guen sol­ven­tar las ave­rías que les han sur­gi­do has­ta el mo­men­to. Ese pue­de ser el prin­ci­pal es­co­llo pa­ra que se vea una bue­na lu­cha en­tre sus dos nue­vos pi­lo­tos y, a la vez, al equi­po ita­liano pe­lean­do en las ca­rre­ras por es­tar en la zo­na de pun­tos. Tie­nen co­mo re­fe­ren­cia a For­ce In­dia, a la espera de sa­ber dón­de es­ta­rá Lo­tus con el nue­vo mo­tor Mer­ce­des. Wi­lliams es­ta­ría un pa­so muy por de­lan­te de los tres, así que no cuen­tan en es­ta ba­ta­lla de la zo­na me­dia de la ta­bla. Aun­que a me­di­da que pa­se la tem­po­ra­da, el crono pon­drá a ca­da uno en su si­tio.

El equi­po To­ro Ros­so ha tra­ba­ja­do du­ro es­te in­vierno pa­ra con­tar con un mo­no­pla­za me­jor que el de 2014, aun­que si­guen pen­dien­tes de lo que les per­mi­ta co­rrer el mo­tor Re­nault Energy F1

El pa­so por cur­va pue­de ser una de sus prin­ci­pa­les ar­mas si el mo­tor Re­nault pier­de la ba­ta­lla de las pres­ta­cio­nes con­tra las de Fe­rra­ri y Mer­ce­des

Los tests de in­vierno fue­ron bas­tan­te aje­trea­dos pa­ra la es­cu­de­ría ita­lia­na. Han te­ni­do que tra­ba­jar mu­cho pa­ra com­ple­tar un buen nú­me­ro de ki­ló­me­tros ya que tam­po­co se han li­bra­do de su­frir pro­ble­mas con la me­cá­ni­ca. Pe­ro de­jan bue­nas sen­sa­cio­nes so­bre la pis­ta y po­drían es­tar me­jor que en 2014 si con­si­guen te­ner un co­che lo su­fi­cien­te­men­te fia­ble

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.