Valt­te­ri Bot­tas

Auto Bild extra F1 - - SUMARIO -

Asus 25 años, se en­con­tró con la pri­me­ra gran opor­tu­ni­dad de su ca­rre­ra. A Bot­tas le ha sa­li­do bien se­guir con su fi­de­li­dad a Wi­lliams, con los que de­bu­tó en 2013 (des­pués de ha­ber pa­sa­do un año co­mo pi­lo­to de prue­bas). Pe­ro él tam­bién ha pues­to de su par­te. Cuan­do el mo­no­pla­za bri­tá­ni­co ha si­do com­pe­ti­ti­vo, Bot­tas ha es­ta­do arri­ba, de he­cho, muy arri­ba. En 12 de las 19 ca­rre­ras to­mó la sa­li­da en­tre los cua­tro pri­me­ros y aca­bó el año con un to­tal de 189 pun­tos. En su pri­me­ra tem­po­ra­da (2013) se que­dó en cua­tro. Por eso Valt­te­ri ha de­mos­tra­do te­ner mu­chas vir­tu­des tras so­lo dos años, es­pe­cial­men­te, en el úl­ti­mo. Es rá­pi­do, muy rá­pi­do. Es el úl­ti­mo ge­nio sa­li­do de la can­te­ra nór­di­ca con op­cio­nes reales de ha­cer al­go gran­de, aho­ra que el co­che acom­pa­ña. Tra­ba­ja bien en equi­po, no le gus­tan las po­lé­mi­cas. Ha­ce su tra­ba­jo con una dis­cre­ta pe­ro co­rrec­ta son­ri­sa y no sue­le en­trar en gue­rras a fon­do per­di­do. Ade­más, en el pad­dock es­tá con­si­de­ra­do co­mo uno de los pi­lo­tos más en for­ma de la pa­rri­lla. Un por- ten­to fí­si­co al que le tie­nen más mie­do fue­ra del co­che que den­tro de él. Al igual que Massa, Bot­tas tam­bién re­pe­ti­rá ob­je­ti­vos en 2015 con la am­bi­ción de dar un pa­so más al fren­te y pe­lear por esa vic­to­ria que se re­sis­tió más de lo que de­be­ría. Tam­bién se lle­vó el chas­co de que el día que Mer­ce­des per­dió tres ca­rre­ras, fue Red Bull quien se lle­vó el ga­to al agua, al­go que no tu­vo que sen­tar­le bien (ni a él ni a na­die) cuan­do ha­bía si­do el fin­lan­dés quien lle­va­ba to­da la tem­po­ra­da pre­sio­nan­do a los hom­bres del equi­po ale­mán, es­pe­cial­men­te en cla­si­fi­ca­ción. Aho­ra se en­fren­ta a un año en el que ten­drá que vol­ver a pe­lear por re­pe­tir esa cuar­ta po­si­ción en la ge­ne­ral y con­fiar en que lle­ga­rán co­sas me­jo­res si lo­gra es­tar en el mo­men­to y lu­gar opor­tu­nos. Tam­bién ha te­ni­do una pretemporada tran­qui­la y en la que ha po­di­do tra­ba­jar sin in­ci­den­cias en el de­sa­rro­llo del nue­vo co­che. Es más, la igual­dad con su com­pa­ñe­ro pa­re­ce aún más ce­rra­da que en 2014. Massa se que­dó los me­jo­res tiem­pos en Je­rez y en la pri­me­ra se­ma­na de Mont­me­ló; y Bot­tas, en la úl­ti­ma an­tes de ha­cer las ma­le­tas. No obs­tan­te, la es­ta­bi­li­dad y las pres­ta­cio­nes que apor­ta en Wi­lliams no han caí­do en sa­co ro­to y ya se ha he­cho hue­co co­mo uno de los me­jo­res re­pre­sen­tan­tes de la nue­va ge­ne­ra­ción de pi­lo­tos. Uno de esos nom­bres for­man la cla­se me­dia de la pa­rri­lla y es­pe­ran, tra­ba­jan­do du­ro, su opor­tu­ni­dad pa­ra en­trar en la cla­se no­ble. Son los Ric­ciar­do, Hülkenberg, Mal­do­na­do o Pé­rez, en­tre otros, el pre­sen­te de la Fór­mu­la 1. Y, en­tre to­dos ellos, Bot­tas es uno de los más rá­pi­dos y com­ple­tos.

La me­jor tem­po­ra­da pa­ra el fin­lan­dés aca­bó con va­rias vi­si­tas al po­dio y un cuar­to pues­to ge­ne­ral

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.