Ven­go a dar mucho mie­do

Auto Bild - - PRUEBAS -

612 CV de po­ten­cia, trac­ción to­tal y una pre­ci­sión nun­ca vis­ta en un co­che de­por­ti­vo de Mer­ce­des- AMG. ¡Wow!

NO ME GUS­TAN LOS CO­CHES

PE­SA­DOS con mu­cha po­ten­cia, es de­cir, sue­lo odiar a to­dos los que tie­nen más de 500 ca­ba­llos y un bas­ti­dor con un pe­so cer­cano a las dos to­ne­la­das. Pa­ra mí, este ti­po de co­ches no son de­por­ti­vos, son co­mo gran­des bu­ques su­per­vi­ta­mi­na­dos con un pro­pul­sor de al­tí­si­mas pres­ta­cio­nes.

Sin­ce­ra­men­te, pre­fie­ro co­ches co­mo el BMW M2 o el Pors­che 718 Cayman, que con unos 350 CV ofre­cen gran pla­cer de con­duc­ción y de- por­ti­vi­dad gra­cias a su equi­li­bra­da fór­mu­la. Aquí es­toy, en Por­ti­mao, me aca­bo de ba­jar del nue­vo Mer­ce­des-AMG E 63 S 4Ma­tic+ y creo que voy a te­ner que cam­biar mi opi­nión de las po­ten­tes ber­li­nas de­por­ti­vas de los ale­ma­nes: nun­ca ha­bía con­du­ci­do un co­che con tan­ta po­ten­cia y efec­ti­vi­dad co­mo és­te. Es co­mo un Pors­che 911 Tur­bo pe­ro con cua­tro puer­tas y un ma­le­te­ro de 540 li­tros.

Du­ran­te un to­tal de 15 vuel­tas he se­gui­do a to­da ve­lo­ci­dad a Bernd Sch­nei­der. To­do un se­ñor que, en­tre

Las dos gran­des

pan­ta­llas te trans­por­tan ca­si al pues­to de man­do de un

avión. La ilu­mi­na­ción in­te­rior se pue­de

per­so­na­li­zar

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.