INSTINCTO SAL­VA­JE

Nos subimos al Instinct, un co­che hí­bri­do en­chu­fa­ble y au­tó­no­mo que mues­tra có­mo en­tien­de Peu­geot los co­ches del fu­tu­ro

Auto Bild - - PRUEBAS -

ES FOR­MI­DA­BLE DE­DI­CAR­SE

A PRO­BAR CO­CHES cuan­do tie­nes ac­ce­so a mo­de­los co­mo es­te Peu­geot Instinct Con­cept. Por el mo­men­to es so­lo un en­sa­yo de la­bo­ra­to­rio que ex­pe­ri­men­ta con las po­si­bi­li­da­des de con­duc­ción au­tó­no­ma, pe­ro des­pués de ha­ber­lo pro­ba­do, te ase­gu­ro que el fu­tu­ro que nos es­pe­ra no tie­ne por qué ser tan abu­rri­do co­mo al­gu­nos pre­di­cen.

Es­te con­cept es au­tó­no­mo y equi­pa­rá una se­rie de nue­vas tec­no­lo­gías des­ti­na­das a ha­cer la ex­pe­rien­cia de con­duc­ción más co­nec­ta­da que nun­ca es­tá mo­vi­do por un sis­te­ma hí­bri­do en­chu­fa­ble que en­tre­ga na­da me­nos que 300 CV.

Su di­se­ño ti­po shoo­ting bra­ke no es un ade­lan­to de un nue­vo mo­de­lo

pa­ra Peu­geot, pe­ro al­gu­nos ele­men­tos de la ca­rro­ce­ría sí que me con­fir­man que es­ta­rán pre­sen­tes en los pró­xi­mos mo­de­los de la mar­ca fran­ce­sa. Se­gu­ra­men­te el nue­vo 508 sea el pri­me­ro en be­ne­fi­ciar­se de ellos.

Es­te con­cept cuen­ta con ca­rro­ce­ría ae­ro­di­ná­mi­ca y ele­men­tos mó­vi­les pa­ra me­jo­rar su efi­cien­cia. Pe­ro en es­te ca­so se le ha da­do más im­por­tan­cia in­clu­so al in­te­rior y a la tec­no­lo­gía que in­cor­po­ra. Man­tie­ne el con­cep­to de i-Cock­pit, pe­ro evo­lu­cio­na­do al má­xi­mo, por­que el vo­lan­te se es­con­de en mo­do au­tó­no­mo. Una de sus ca­rac­te­rís­ti­cas más des­ta­ca­das es su pla­ta­for­ma de IoT ( In

ter­net of Things/ In­ter­net de las co­sas). Es­te sis­te­ma fun­cio­na­rá jun­to a la pla­ta­for­ma Sam­sung Ar­tik Cloud. Es­tos se sin­cro­ni­za­rán con los dis­po­si­ti­vos del usua­rio pa­ra apren­der so­bre el es­ti­lo de vi­da del con­duc­tor y sa­tis­fa­cer sus ne­ce­si­da­des.

Tan rá­pi­do co­mo Loeb

Aun­que se tra­ta de un co­che au­tó­no­mo, el con­duc­tor de­ci­de si quie­re con­du­cir por sí mis­mo o no y po­drá to­mar el con­trol cuan­do quie­ra a tra­vés del dis­po­si­ti­vo i De­vi­ce, que se en­cuen­tra a un la­do de la pan­ta­lla/ con­so­la cen­tral. Si es­tás en una ca­rre­te­ra con mu­chas cur­vas, co­mo el co­che es in­te­li­gen­te y apren­de, de­tec­ta­rá que te gus­ta dis­fru­tar de la con­duc­ción di­ná­mi­ca y ac­ti­va­rá el mo­do Dri­ve Boost. El pro­pio Matt­hias Hos­senn, je­fe de Con­cept Car de Peu­geot, me con­fir­ma que no es des­car­ta­ble que en un fu­tu­ro –no pre­ci­sa có­mo de le­jano– in­clu­so se po­dría pre­car­gar un mo­do de con­duc­ción 'Sé­bas­tien Loeb' pa­ra que el pro­pio co­che te lle­ve tan rá­pi­do co­mo si el ex­cam­peón de rallys fue­ra al vo­lan­te.

Y no so­lo he po­di­do ver­lo y to­car­lo, sino que me he de­ja­do lle­var por él en mo­do au­tó­no­mo mien­tras leía un li­bro un con­tes­ta­ba unos men­sa­jes con el mó­vil. Eso sí, an­tes de na­da, de­ja que te di­ga que ha si­do una pe­que­ña to­ma de con­tac­to en la que, por se­gu­ri­dad, el vehícu­lo cir­cu­la­ba a so­lo 5 km/h. Pe­ro el ob­je­ti­vo en es­te ca­so no es des­cu­brir có­mo se com­por­ta, si la sus­pen­sión fil­tra bien o mal, o si la di­rec­ción tie­ne un tac­to tan afi­na­do co­mo se es­pe­ra. No, aquí lo in­tere­san­te es com­pro­bar cuál es el ca­mino que Peu­geot quie­re se­guir en el fu­tu­ro y con es­te pe­que­ño en­sa­yo es su­fi­cien­te pa­ra dar­se cuen­ta de que sus am­bi­cio­nes son am­plias. Tan­to, que di­ría que a día a de hoy al­gu­nas de ellas re­sul­tan po­co tan­gi­bles y podrían tar­dar en lle­gar a ha­cer­se reali­dad unos cuan­tos años.

Peu­geot es­ti­ma que po­dría­mos te­ner al­go pa­re­ci­do en el mer­ca­do de aquí a 10 años. ¿De­ma­sia­do? Bueno, el tiem­po pa­sa vo­lan­do. Mien­tras tan­to, ya es­tá con­fir­ma­do un hí­bri­do en­chu­fa­ble pa­ra 2019, cu­ya au­to­no­mía será su­pe­rior a los 500 km.

Lí­neas muy agre­si­vas y ele­men­tos ae­ro­di­ná­mi­cos ac­ti­vos. Di­se­ño y fun­cio­na­li­dad com­bi­nan real­men­te bien

No es na­da pro­ba­ble que en los pró­xi­mos mo­de­los de Peu­geot vea­mos una ca­rro­ce­ría ti­po 'shoo­ting bra­ke' en Peu­geot, pe­ro sí otros ele­men­tos de

es­te Instinct

El ca­rac­te­rís­ti­co i-Cock­pit de la mar­ca se man­tie­ne, pe­ro se lle­va al lí­mi­te, por­que el vo­lan­te se es­con­de en mo­do au­tó­no­mo

Leer un li­bro, con­sul­tar el co­rreo en el te­lé­fono u otras ta­reas ya no su­pon­drán un ries­go pa­ra los de­más con­duc­to­res

¿Lle­ga­rán a ha­cer­se en se­rie unos pi­lo­tos tan agre­si­vos?

Cu­rio­so sis­te­ma de aper­tu­ra que di­fí­cil­men­te lle­ga­rá a ver­se en un vehícu­lo de ca­lle

Es­te es el 'i De­vi­ce' y des­de aquí se con­tro­lan to­das las fun­cio­nes del vehícu­lo y se cam­bian los mo­dos de con­duc­ción

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.