PRI­MER CON­TAC­TO: Le­xus LS 500h, lu­jo y gla­mour a par­tes igua­les

La quin­ta ge­ne­ra­ción me­jo­ra en to­do, ele­van­do el con­fort de­lan­te y, so­bre to­do, de­trás a la má­xi­ma po­ten­cia

Auto Bild - - SUMARIO -

LA QUIN­TA GE­NE­RA­CIÓN DEL BU­QUE IN­SIG­NIA de Le­xus ha si­do com­ple­ta­men­te re­no­va­da con la aten­ta su­per­vi­sión de Akio To­yo­da, pre­si­den­te de To­yo­ta, quien se ha­bía com­pro­me­ti­do a “in­tro­du­cir más emo­ción” en la mar­ca.

¿ Y en qué se ha tra­du­ci­do es­ta de­cla­ra­ción de in­ten­cio­nes? Pues en un pro­duc­to que en vi­vo y en di­rec­to te de­ja con la bo­ca abier­ta. Y es que el nue­vo LS es im­po­nen­te. So­bre to­do gra­cias a esa enor­me pa­rri­lla y a unos fa­ros tri­ples biLED.

A la ho­ra de ac­ce­der al in­te­rior me en­tra la du­da: ¿qué ha­go? ¿me sien­to al vo­lan­te co­mo to­do hi­jo de ve­cino o me re­cues­to atrás y me ima­gino que na­do en la abun­dan­cia eco­nó­mi­ca?

La pers­pec­ti­va cam­bia con­si­de­ra­ble­men­te, so­bre to­do si te aca­bas de ba­jar de un avión tras mu­chas ho­ras de vue­lo y la es­pal­da echa pol­vo . Y es que si ya la cuar­ta ge­ne­ra­ción del LS mo­la­ba por su sis­te­ma de ma­sa­jes, la quin­ta ge­ne­ra­ción del LS es sim­ple­men­te su­bli­me. Se­gún los res­pon­sa­bles de Le­xus, con el nue­vo LS han que­ri­do pro­du­cir un ti­po de “lu­jo pro­gre­si­vo”, que aco­ja a los ocu­pan­tes y los cui­de. Una for­ma de con­ce­bir el lu­jo ins­pi­ra­da en

Omo­te­nas­hi, el con­jun­to de prin­ci­pios ex­ce­len­tes de la hos­pi­ta­li­dad ni­po­na tra­di­cio­nal.

Sea co­mo fue­re, lo cier­to es que cuan­do me re­cos­té en el asien­to tra­se­ro de­re­cho y pul­sé el ni­vel más al­to de los cin­co ci­clos de ma­sa­je

Shiat­su que ofre­ce, ca­si emi­to un ge­mi­do más pro­pio de otras cir­cuns­tan­cias que no vie­nen al ca­so...

El pues­to de con­duc­ción es otra mues­tra más de có­mo Le­xus ha ti­ra­do la ca­sa por la ven­ta­na. Ma­de­ra, piel, in­clu­so, si quie­res dar­te un ca­pri­cho, cris­tal Ki­ri­ko en los pa­ne­les de las puer­tas… Allá don­de mi­res

so­lo vas a en­con­trar de lo bueno, lo me­jor. Aho­ra, tam­bién es cier­to, que a los di­se­ña­do­res de Le­xus se han pa­sa­do de crea­ti­vos con la ubi­ca­ción de los man­dos del crui­se con­trol o los mo­dos de con­duc­ción, en la par­te su­pe­rior de la ins­tru­men­ta­ción, co­mo si fue­ra un par de as­tas de to­ro. Aun­que cuan­do es­tás con­du­cien­do re­sul­ta in­clu­so có­mo­do.

El LS 500h cuen­ta con un sis­te­ma hí­bri­do con un V6 at­mos­fé­ri­co de 3,5 li­tros y dos mo­to­res eléc­tri­cos; la po­ten­cia com­bi­na­da es de 359 CV.

Arran­co el mo­tor y un ele­gan­te si­len­cio es lo úni­co que ob­ten­go por res­pues­ta. Pi­so el ace­le­ra­dor y es­ta mo­le de 5,2 me­tros echa a an­dar con una sua­vi­dad que te per­mi­ti­ría lle­var un va­so de agua so­bre el ca­pó sin que se de­rra­ma­ra.

Mien­tras circu­lo por ciu­dad a una ve­lo­ci­dad has­ta 80 km/h, el LS 500h re­sul­ta agra­da­ble. Pe­ro cuan­do lle­ga la ho­ra del rock & roll la co­sa cam- bia. Y no es que el bu­que in­sig­nia de Le­xus no sea una de­li­cia –que lo es–; sim­ple­men­te no ter­mino de en­ten­der por qué de­mo­nios el Gru­po To­yo­ta es­tá tan enamo­ra­do de la trans­mi­sión va­ria­ble con­ti­nua (CVT). He de ad­mi­tir que los in­ge­nie­ros han tra­ba­ja­do en me­jo­rar su ren­di­mien­to y op­ti­mi­za­do su fun­cio­na­mien­to pa­ra que si­mu­le ser una ca­ja de 10 ve­lo­ci­da­des, pe­ro ro es des­agra­da­ble pa­ra el oí­do.

Por lo de­más, el co­che es muy, muy có­mo­do, tan­to pa­ra el con­duc­tor co­mo pa­ra el pa­sa­je. La sus­pen­sión mul­ti­bra­zo se tra­ga lo que le echen, y la es­ta­bi­li­dad es to­tal. A pe­sar de ser un bar­co, ape­nas ba­lan­cea en cur­va y sus múl­ti­ples sis­te­mas de se­gu­ri­dad te ha­cen la vi­da más fá­cil y có­mo­da al vo­lan­te.

Via­jar en la par­te tra­se­ra de­re­cha del

Le­xus LS se con­vier­te en una ex­pe­rien­cia su­bli­me A prio­ri re­sul­ta

ex­tra­ña la ubi­ca­ción de es­tos man­dos, pe­ro es có­mo­da

al con­du­cir

Con 400 li­tros, el Le­xus LS si­gue te­nien­do un ma­le­te­ro ri­dícu­lo pa­ra sus 5,2 me­tros de lon­gi­tud El nue­vo Le­xus LS tie­ne un as­pec­to im­po­nen­te, a lo que con­tri­bu­ye su es­pec­ta­cu­lar fron­tal

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.