DI­CHO EN INTERNET: BU­LOS POR WHATSAPP

¿AL­GU­NA VEZ HAS RE­CI­BI­DO IN­FOR­MA­CIÓN VÍA FA­CE­BOOK, E-MAIL, WHATSAPP... EN LA QUE TE ALER­TAN DE QUE TE PUE­DE SAN­CIO­NAR SI FU­MAS CON­DU­CIEN­DO? ANA­LI­ZA­MOS ES­TE Y OTROS BU­LOS MUY EX­TEN­DI­DOS Y TE EX­PLI­CA­MOS CÓ­MO DIS­TIN­GUIR­LOS.

Autofacil - - SUMARIO - Tex­to: Víc­tor Del­ga­do

Ana­li­za­mos los bu­los más ex­ten­di­dos del mun­do del mo­tor y te in­di­ca­mos có­mo dis­tin­guir­los

PE­RRO EN­CE­RRA­DO EN EL CO­CHE

s¿En qué con­sis­te? Bu­lo ba­sa­do en un men­sa­je que di­ce que si ves a un pe­rro en­ce­rra­do en un co­che y ha­ce un ca­lor ex­tre­mo, de­bes rom­per la ven­ta­ni­lla del vehícu­lo pa­ra salvarlo. Eso sí, pri­me­ro ten­drás que ha­cer una fo­to­gra­fía pa­ra evi­tar ser san­cio­na­do. El bu­lo men­cio­na el ar­tícu­lo 54 del Có­di­go Pe­nal que, se­gún in­di­ca, “en es­tos ca­sos se re­co­no­ce el es­ta­do de ne­ce­si­dad”; pe­ro el ci­ta­do ar­tícu­lo ni si­quie­ra tra­ta so­bre es­te as­pec­to.

s¿Có­mo se ha di­fun­di­do? En re­des so­cia­les. s¿Por qué no es ver­dad? Por­que si rom­pes el cris­tal de un vehícu­lo po­drás ser de­nun­cia­do: en la si­tua­ción que na­rra el bu­lo la for­ma co­rrec­ta de ac­tuar es lla­man­do al te­lé­fono de emer­gen­cias de la Po­li­cía Na­cio­nal, 091.

s¿Quién lo ha des­men­ti­do? La Po­li­cía Na­cio­nal.

FAL­SA MUL­TA

s¿En qué con­sis­te? Se re­ci­be en el e-mail una su­pues­ta mul­ta por ex­ce­so de ve­lo­ci­dad que pa­re­ce ser re­mi­ti­da por la DGT. En ella no se es­pe­ci­fi­ca el vehícu­lo que ha co­me­ti­do la in­frac­ción, pe­ro el he­cho de que el tex­to em­pie­ce por las pa­la­bras “He­cho de­nun­cia­do: Cir­cu­lar a…” ha­ce que el des­ti­na­ta­rio se in­tere­se. Des­pués del tex­to se ad­jun­ta un en­la­ce en el que de­be­ría en­con­trar­se la fo­to de la in­frac­ción; sin em­bar­go, al ha­cer clic se des­car­ga un vi­rus en nues­tro or­de­na­dor que se apo­de­ra de nues­tros da­tos per­so­na­les. ¿Qué de­bes ha­cer si re­ci­bes es­te e-mail? Bo­rrar­lo sin abrir­lo.

s¿Có­mo se ha di­fun­di­do? A tra­vés del co­rreo elec­tró­ni­co. s¿Por qué no es ver­dad? Por­que la DGT no rea­li­za co­mu­ni­ca­cio­nes de po­si­bles san­cio­nes por e-mail, sino por carta cer­ti­fi­ca­da.

s¿Quién lo ha des­men­ti­do? La Po­li­cía Na­cio­nal, la DGT y la Eu­ro­pol -Po­li­cía Eu­ro­pea-.

RA­DAR FAL­SO

s¿En qué con­sis­te? Un co­rreo elec­tró­ni­co avi­sa de que la Guar­dia Ci­vil ha ad­qui­ri­do 800 uni­da­des de ra­da­res mó­vi­les ins­ta­la­dos en las puer­tas de los mo­de­los Ci­troën C3, C4, C5 y C4 Pi­cas­so. A la in­for­ma­ción le acom­pa­ña la ima­gen de un ra­dar in­crus­ta­do en el la­te­ral de la puer­ta tra­se­ra de un co­che ca­mu­fla­do. Su pro­pó­si­to se­ría ‘ca­zar’ a aque­llos que ade­lan­tan al vehícu­lo en cues­tión su­peran­do el lí­mi­te de ve­lo­ci­dad de la vía; ade­más, el au­tor del bu­lo in­clu­ye el lis­ta­do de san­cio­nes que te pue­den po­ner por ex­ce­so de ve­lo­ci­dad.

s¿Có­mo se ha di­fun­di­do? Por co­rreo elec­tró­ni­co.

s¿Por qué no es ver­dad? Por­que en Es­pa­ña no exis­ten ese ti­po de ra­da­res… aun­que sí los hay en otros paí­ses, co­mo en Sui­za. Aun así, no tie­ne fi­nes re­cau­da­to­rios, ya que es­ta cla­se de ra­dar mi­de la ve­lo­ci­dad de los co­ches -sin ha­cer fo­tos- con pro­pó­si­tos es­ta­dís­ti­cos.

s¿Quién lo ha des­men­ti­do? La Guar­dia Ci­vil y los Mos­sos d’Es­qua­dra.

INI­CIA­CIÓN EN BAN­DA CRI­MI­NAL

s¿En qué con­sis­te? Un co­mu­ni­ca­do fal­so de la DGT ad­vier­te acer­ca de unas pe­li­gro­sas prác­ti­cas co­mo ri­to de ini­cia­ción pa­ra en­trar a for­mar par­te de una ban­da cri­mi­nal la­ti­na y ru­ma­na. Es­tas con­sis­ten en que el as­pi­ran­te a ser miem­bro tie­ne que con­du­cir de no­che con las lu­ces del vehícu­lo apa­ga­das. Así, el primer conductor que le in­di­que con las lu­ces lar­gas que lle­va las su­yas apa­ga­das se con­vier­te en su víc­ti­ma. ¿Lo ne­ce­sa­rio pa­ra en­trar en la ban­da? Agre­dir al otro co­che, sa­cán­do­lo de la ca­rre­te­ra e in­clu­so ma­tan­do a sus ocu­pan­tes.

s¿Có­mo se ha di­fun­di­do? Por WhatsApp y re­des so­cia­les.

s¿Por qué no es ver­dad? Por­que, a pe­sar de que en el co­mu­ni­ca­do se en­cuen­tran los lo­gos de la DGT y del Mi­nis­te­rio del In­te­rior, és­tos son fal­sos.

s¿Quién lo ha des­men­ti­do? La Po­li­cía Na­cio­nal y la Guar­dia Ci­vil.

CAM­BIO DE MA­TRÍ­CU­LA

s¿En qué con­sis­te? Unos la­dro­nes ro­ban un co­che de ca­rac­te­rís­ti­cas si­mi­la­res al tu­yo y, pa­ra pa­sar des­aper­ci­bi­dos y que no les per­si­gan las au­to­ri­da­des, in­ter­cam­bian las ma­trí­cu­las de am­bos vehícu­los. Ello im­pli­ca que po­drían es­tar co­me­tién­do­se di­ver­sos de­li­tos con tu ma­trí­cu­la; es de­cir, que le­gal­men­te re­cae­ría so­bre ti la res­pon­sa­bi­li­dad. ¡Ojo! Lo que sí pue­de pa­sar es que te ro­ben la ma­trí­cu­la -sin in­ter­cam­biar­la- y la do­cu­men­ta­ción de tu au­to­mó­vil pa­ra ‘le­ga­li­zar’ un co­che ro­ba­do igual que el tu­yo a ojos de las au­to­ri­da­des, que en los controles no sue­len com­pro­bar el nú­me­ro de bas­ti­dor.

s¿Có­mo se ha di­fun­di­do? A tra­vés de no­ti­cias fal­sas en Internet, re­des so­cia­les y men­sa­jes de WhatsApp.

s¿Por qué no es ver­dad? Por­que si los la­dro­nes ha­cen al­go con la ma­trí­cu­la es ro­bar­la, no in­ter­cam­biar­la.

s¿Quién lo ha des­men­ti­do? Di­ver­sas pá­gi­nas de Internet, co­mo http://bit.ly/2vbU7am, aun­que nin­gún or­ga­nis­mo se ha pro­nun­cia­do ofi­cial­men­te so­bre ello. s¿En qué con­sis­te? Se­gún nue­vas in­for­ma­cio­nes pro­ce­den­tes de la DGT, las au­to­ri­da­des es­ta­rían mul­tan­do con 4.000 eu­ros y la re­ti­ra­da de cua­tro pun­tos del per­mi­so de con­du­cir a aque­llos con­duc­to­res que hu­bie­ran si­do ‘pi­lla­dos’ fu­man­do al vo­lan­te. Aun así, sí que hay con­duc­tas san­cio­na­bles re­la­cio­na­das con el ta­ba­co y la conducción, co­mo arro­jar las co­li­llas por la ven­ta­ni­lla del vehícu­lo -la mul­ta as­cien­de a 200 eu­ros y la pér­di­da de cua­tro pun­tos-. s¿Có­mo se ha di­fun­di­do? En re­des so­cia­les y fo­ros de Internet. s¿Por qué no es ver­dad? Por­que fu­mar mien­tras se con­du­ce no es ile­gal... sal­vo si da lu­gar a dis­trac­cio­nes o po­ne en ries­go la se­gu­ri­dad de otros usua­rios, se­gún el ar­tícu­lo 18.1 del Re­gla­men­to de Cir­cu­la­ción. En ese ca­so, la mul­ta es de 100 eu­ros. s¿Quién lo ha des­men­ti­do? La DGT.

CON­TROL DE AL­COHO­LE­MIA A COPILOTOS

s¿En qué con­sis­te? Se tra­ta de un ru­mor sur­gi­do en Internet que ase­gu­ra que la Guar­dia Ci­vil de Trá­fi­co co­men­za­ría a rea­li­zar controles de al­coho­le­mia tam­bién a los copilotos co­mo nue­va me­di­da de se­gu­ri­dad vial. Se­gún es­te bu­lo, la DGT afir­ma que en los vehícu­los con más de un ocu­pan­te se­ría bueno que, aun­que el conductor no ha­ya be­bi­do, el co­pi­lo­to tam­bién se encuentre en óp­ti­mas con­di­cio­nes pa­ra con­du­cir por si el pi­lo­to se sien­te in­dis­pues­to. s¿Có­mo se ha di­fun­di­do? Sur­gió en la web de no­ti­cias fal­sas hay­no­ti­cia.es y se di­fun­dió a tra­vés de re­des so­cia­les. s¿Por qué no es ver­dad? Por­que la ley en­car­ga­da de re­gu­lar el trá­fi­co se­gui­rá tal y co­mo has­ta aho­ra, lo que sig­ni­fi­ca que úni­ca­men­te el conductor es­tá obli­ga­do a so­me­ter­se al con­trol de al­coho­le­mia. s¿Quién lo ha des­men­ti­do? La Guar­dia Ci­vil.

AI­RE ACONDICIONADO CAN­CE­RÍ­GENO

s¿En qué con­sis­te? Un men­sa­je afir­ma que mon­tar­se en un co­che que lle­va un ra­to aparcado al sol -a más de 16ºC- y en­cen­der el ai­re acondicionado se­ría can­ce­rí­geno. ¿Por qué? Pues de­bi­do a que el ai­re re­fri­ge­ra­do con­ten­dría “2.0004.000 mg de ben­ceno, 40 ve­ces el ni­vel acep­ta­ble” por el ca­lor des­pren­di­do por los plás­ti­cos del in­te­rior del co­che. El tex­to va fir­ma­do por un su­pues­to pediatra que sub­ra­ya que, “ade­más de cau­sar cán­cer, el ben­ceno en­ve­ne­na tus hue­sos, cau­sa anemia y re­du­ce los gló­bu­los blan­cos de la san­gre”, y que “tam­bién pue­de pro­du­cir un abor­to”.

s¿Có­mo se ha di­fun­di­do? WhatsApp y re­des so­cia­les. s¿Por qué no es ver­dad? Por­que a pe­sar de que el ben­ceno es un hi­dro­car­bu­ro aro­má­ti­co can­ce­rí­geno, to­do el que se hu­bie­ra po­di­do usar pa­ra ela­bo­rar los com­po­nen­tes plás­ti­cos del co­che se ha­brá eva­po­ra­do al sa­lir és­te de la fá­bri­ca.

s¿Quién lo ha des­men­ti­do? La OCU -Or­ga­ni­za­ción de Con­su­mi­do­res y Usua­rios- y va­rias webs y pe­rió­di­cos, co­mo http://bit.ly/2v9­nJFG.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.