AU­TO­FÁ­CIL PRUE­BA EL 570GT

● 229.500 € ● 3.799 cc ● 570 CV ● 600 Nm ● 0-100 km/h: 3,4 seg. ● 328 km/h

Autofacil - - SUMARIO - Tex­to: Eduar­do Alonso Fo­tos: Jai­me S. de la Ma­za

Nos po­ne­mos al vo­lan­te de es­te su­per­de­por­ti­vo de mo­tor V8 bi­tur­bo de 570 CV. Al­can­za los 328 km/h

FE­RRA­RI, PORS­CHE... HAY MU­CHAS MAR­CAS DE BUE­NOS Y VE­LO­CES DE­POR­TI­VOS PE­RO, ¿SE TE OCU­RRE AL­GO MÁS EXÓTICO QUE CON­DU­CIR UN MCLA­REN EN EL DÍA A DÍA? POR­QUE, ADE­MÁS, ES­TE 570GT NO SÓ­LO ES RA­PI­DÍ­SI­MO, SINO TAM­BIÉN RA­ZO­NA­BLE­MEN­TE PRÁC­TI­CO.

Su­ce­de al­go cu­rio­so con los McLa­ren. Si pre­gun­tas a ca­si cual­quier per­so­na so­bre qué tres su­per­de­por­ti­vos que­rría en su ga­ra­je, ca­si na­die te nom­bra­rá un McLa­ren. Es­to es fru­to de que mu­cha gen­te des­co­no­ce que, más allá de sus an­da­du­ras en la Fór­mu­la 1, McLa­ren es tam­bién un fa­bri­can­te vehícu­los de ca­lle, si bien es cier­to que his­tó­ri­ca­men­te dis­po­ne de mu­chos me­nos mo­de­los que cons­truc­to­res de si­mi­lar ca­li­bre, co­mo Fe­rra­ri. Sin em­bar­go, si plan­teas la mis­ma cues­tión a ver­da­de­ros en­ten­di­dos, o a con­duc­to­res que han po­di­do pro­bar un McLa­ren en al­gu­na oca­sión, ca­si to­dos ellos ele­gi­rán al me­nos uno de los co­ches de es­ta fir­ma. No en vano, la mar­ca bri­tá­ni­ca creó, en 1992, el hoy con­si­de­ra­do me­jor de­por­ti­vo de la his­to­ria: el McLa­ren

F1. Así que sa­ben lo que ha­cen... Des­de aquel F1 de 1992, McLa­ren no pro­du­jo nin­gún otro co­che de ca­lle has­ta 2011. Ese año lan­zó el MP4-12C y, a par­tir de él, ha ido en­gor­dan­do su his­to­rial de de­por­ti­vos has­ta hoy. En la ac­tua­li­dad, la ga­ma Sport Se­ries de McLa­ren con­for­ma el ac­ce­so a la mar­ca, y en­glo­ba los mo­de­los 540C,

570S, 570 Spi­der y 570GT. Es­te úl­ti­mo es el que hoy te­ne­mos en el apa­ra­ca­mien­to de la re­dac­ción, sa­lién­do­se por los la­dos de su pla­za de ga­ra­je de lo an­cho que es: 2,10 me­tros. Es muy ba­ji­to -1,20 me­tros-, y sus for­mas son tan par­ti­cu­la­res que es co­mo ob­ser­var

un co­che de otro pla­ne­ta. Cur­vas pro­nun­cia­dí­si­mas, puer­tas de aper­tu­ra en ma­ri­po­sa, au­sen­cia de ale­ro­nes, y al­gu­nos detalles muy cu­rio­sos, co­mo el he­cho de que fa­ros y pi­lo­tos emu­len la for­ma del lo­go­ti­po de la mar­ca. Ba­jo to­do ello, un mo­no­cas­co de fi­bra de car­bono, co­mún pa­ra to­dos los mo­de­los de McLa­ren, con­for­ma el nú­cleo del cha­sis, al­ber­ga dos asien­tos, y per­mi­te que el pe­so to­tal del co­che sea no­ta­ble­men­te ba­jo: 1.403 kg, es de­cir, ca­si 200 kg me­nos que un Pors­che 911 Tur­bo.

570GT: €l McLar€n pa­ra to­do

Bá­si­ca­men­te, el 570GT es un 570S que ha re­ci­bi­do al­gu­nas mo­di­fi­ca­cio­nes pa­ra ga­nar prac­ti­ci­dad y con­fort. Di­cho de otro mo­do, el hue­co que ocu­pa el

570GT den­tro de la ga­ma McLa­ren es la de 'de­por­ti­vo pa­ra to­do uso'. Por ello, res­pec­to al 570S, su sus­pen­sión es un po­co me­nos firme, la di­rec­ción no es tan di­rec­ta, se ha me­jo­ra­do su in­so­no­ri­za­ción, y dis­po­ne un se­gun­do ma­le­te­ro so­bre la cu­bier­ta del mo­tor. Es­to úl­ti­mo per­mi­te dis­fru­tar de una ca­pa­ci­dad pa­ra equi­pa­je inau­di­ta en es­te seg­men­to e idén­ti­ca a la de un com­pac­to co­mo el Opel As­tra: 370 li­tros di­vi­di­dos en

150 li­tros ba­jo el ca­pó de­lan­te­ro, y 220 li­tros adi­cio­na­les en la par­te tra­se­ra.

Lo que ya es me­nos prác­ti­co es el ac­ce­so al in­te­rior. Los asien­tos van muy jun­tos en­tre sí pa­ra pro­por­cio­nar una pos­tu­ra de con­duc­ción lo más ba­ja y cen­tra­da po­si­ble, y eso re­per­cu­te en que pa­ra sen­tar­te has de sor­tear un grue­so pon­tón la­te­ral y de­jar­te caer so­bre la bu­ta­ca. Pe­ro, una vez su­pe­ra­do es­to, el ha­bi­tácu­lo es muy agra­da­ble. Sus ma­te­ria­les son de mu­cha ca­li­dad, los asien­tos re­sul­tan muy có­mo­dos pa­ra tra­tar­se de un su­per­de­por­ti­vo, y prác­ti­ca­men­te to­do lo que ves es­tá fo­rra­do en piel.

Ade­más, sor­pren­de la gran can­ti­dad de hue­cos por­taob­je­tos que hay -en la con­so­la, en los pa­ne­les de las puer­tas...-, al­go po­co co­mún en­tre sus ri­va­les. Por otro la­do, el te­cho pa­no­rá­mi­co apor­ta un ex­tra de lu­mi­no­si­dad al ha­bi­tácu­lo

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.