Lle­ga la ca­rre­ra más du­ra

AUTOhebdo SPORT - - POLE POSITION -

CCa­rre­ras en el mundo hay muchas, pe­ro tal vez una de las que más emo­cio­nes y leyendas en­cie­rra son las 24 Ho­ras de Le Mans, re­sis­ten­cia en es­ta­do pu­ro y un au­tén­ti­co mi­to pa­ra to­dos, pi­lo­tos, mar­cas y afi­cio­na­dos. No en vano, la du­ra prue­ba fran­ce­sa es, jun­to a la F1 en Mó­na­co y las 500 Mi­llas de In­dia­ná­po­lis, una de las tres co­ro­nas del au­to­mo­vi­lis­mo mun­dial. Pues bien, es­te fin de semana arran­ca una nue­va edi­ción que, co­mo to­dos los años, es­ta­mos se­gu­ros de­ja­rá es­cri­tas nue­vas pá­gi­nas de lu­cha, ten­sión y emoción. Pe­se a la au­sen­cia de Peu­geot, que ha de­ci­di­do pa­ra­li­zar es­te pro­gra­ma has­ta nue­va or­den, se­rán los Au­di con tec­no­lo­gía hí­bri­da los au­tén­ti­cos pro­ta­go- nis­tas de una prue­ba en la que ten­drán co­mo nue­vo ad­ver­sa­rio a To­yo­ta, el fa­bri­can­te ja­po­nés de re­gre­so a una dis­ci­pli­na en la que tu­vo mu­cho que de­cir a fi­na­les de los ’90. De mo­men­to, el TS030 Hy­brid –con un mo­tor eléc­tri­co tam­bién– de la mar­ca ni­po­na es to­da una in­cóg­ni­ta, aun­que en los tests pre­vios dispu­tados el pa­sa­do día 6 de­jó un más que buen sa­bor de bo­ca. Tan­to en el apar­ta­do téc­ni­co co­mo en el que tie­ne que ver con los pi­lo­tos, los re­cur­sos de To­yo­ta no son mo­co de pa­vo pre­ci­sa­men­te. De to­dos mo­dos, nues­tra aten­ción en es­ta ca­rre­ra, co­mo ima­gi­na­mos os pa­sa­rá a to­dos vo­so­tros, va a es­tar, sin du­da, en la po­ten­te y bri­llan­te se­lec­ción es­pa­ño­la allí des­pla­za­da, que re­pi­te el car­tel de 2011. A sa­ber, Marc Gené, Lu­cas Or­dó­ñez y An­to­nio Gar­cía, un trío de au­tén­ti­co lu­jo que nos pue­de dar muchas ale­grías. De he­cho, ca­da uno de ellos pue­de ha­cer algo gran­de den­tro de sus res­pec­ti­vos equi­pos y ca­te­go­rías. Marc, en­ro­la­do aho­ra en el equi­po ofi­cial Au­di, lu­cha­rá por la vic­to­ria ab­so­lu­ta; el ca­ta­lán ya sa­be lo que es ga­nar en Le Mans. Por su par­te, Lu­cas bien pue­de ha­cer lo pro­pio con el Nis­san en LMP2 –el año pa­sa­do fue se­gun­do–, y An­to­nio, tres cuar­tos de lo mis­mo en­tre los GT con su Cor­vet­te. La ver­dad es que da gus­to po­der ha­blar de se­me­jan­te po­ten­cial, mu­cho más en una ca­rre­ra tan du­ra co­mo es la mí­ti­ca de Le Mans, en la que los pi­lo­tos es­pa­ño­les ten­drán mu­cho que de­cir. El re­to, des­de lue­go, es apa­sio­nan­te. Vi­bra­mos con el pri­mer triun­fo de un pi­lo­to es­pa­ñol en 2009, y quién sa­be si es­te año Marc Gené pon­drá de nue­vo la ban­de­ra es­pa­ño­la en lo más al­to del más­til. Suer­te a los tres.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.