Tac­to de c com­pe­ti­ción

AUTOhebdo SPORT - - AL VOLANTE - Ma­nuel DO­MÉ­NECH

Si­guien­do la es­tra­te­gia One Ford, se ha po­di­do crear un Fo­cus ST de ca­rác­ter glo­bal que se ven­de­rá con las mis­mas ca­rac­te­rís­ti­cas de di­se­ño, mo­tor y sus­pen­sión en 40 paí­ses de to­do el mundo. La co­la­bo­ra­ción en­tre el Ford Team RS eu­ro­peo, el SVT (equi­po de vehícu­los es­pe­cia­les) de Es­ta­dos Uni­dos y los in­ge­nie­ros de Ford en la re­gión AsiaPa­cí­fi­co lo ha he­cho po­si­ble.

Ha­cien­do un po­co de his­to­ria, las ver­sio­nes ST ( Sport Tech­no­lo­gies) de Ford apa­re­cie­ron en 1997, dan­do co­mo pri­mer fru­to en la ga­ma Fo­cus el ST 170 de 2001, que lle­va­ba un mo­tor de 2 li­tros y 173 ca­ba­llos. La evo­lu­ción de es­te mo­de­lo lle­gó po­co más tar­de, y el se­gun­do Fo­cus ST al­can­zó una po­ten­cia de 225 CV en su­ce­si­vas evo­lu­cio­nes, has­ta lle­gar al mo­de­lo que aho­ra he­mos po­di­do con­du­cir, que se ofre­ce con dos ca­rro­ce­rías, ber­li­na de cin­co puer­tas y fa­mi­liar, y con un es­ti­lo y un re­fi­na­mien­to que lla­man la aten­ción.

Un mo­tor ex­cep­cio­nal.

El pri­mer res­pon­sa­ble de esa evol ucio­na­da de­por­ti­vi­dad es su mo­tor, un blo­que de 4 ci­lin­dros y 2 li­tros de la fa­mi­lia Eco­Boost, con 250 ca­ba­llos y una se­rie de mo­di­fi­ca­cio­nes pa­ra op­ti­mi­zar su ren­di­mien­to. Así, la in­yec­ción di­rec­ta, el tur­bo­com­pre­sor de ba­ja iner­cia y la dis­tri­bu­ción do­ble in­de­pen­dien­te va­ria­ble (Ti-VCT) se han re­ca­li­bra­do, y los sis­te­mas de ad­mi­sión y es­ca­pe se han re­di­se­ña­do.

El re­sul­ta­do es un ren­di­mien­to asom­bro­so en to­da su ga­ma de re­vo­lu­cio­nes, ya que cuen­ta con un par má­xi­mo de 360 Nm dis­po­ni­ble des­de muy ba­jas vuel­tas, que se man­tie­ne con una cur­va pla­na has­ta las 4.000 rpm. Su po­ten­cia se apre­cia en to­do mo­men­to, dan­do lu­gar a unos va­lo­res de re­cu­pe­ra­ción asom­bro­sos y a unas pres­ta­cio­nes has­ta aho­ra nun­ca al­can­za­das por un Fo­cus ST: una ve­lo­ci­dad má­xi­ma de 248 km/h y una ace­le­ra­ción pa­ra pa­sar de 0 a 100 km/h en 6,5 se­gun­dos. No obs­tan­te, se con­for­ma con un con­su­mo mix­to de 7,2 li­tros y con unas emi­sio­nes de CO2 de 169 g/km, lo que su­po­ne un 20% me­nos res­pec­to a las ci­fras que ob­te­nía el an­te­rior Fo­cus ST de 225 CV.

En es­te lo­gro tie­ne mu­cho que ver una trans­mi­sión ma­nual de seis ve­lo­ci­da­des con unas re­la­cio­nes de cam­bio es­tu­dia­das pa­ra po­der ex­traer la ma­yor po­ten-

cia del mo­tor en ca­da mar­cha, pe­ro tam­bién con una sex­ta con el de­sa­rro­llo más ade­cua­do pa­ra con­se­guir l a me­jor efi­cien­cia di­ná­mi­ca. El sis­te­ma de es­ca­pe adop­ta­do, con una sa­li­da do­ble he­xa­go­nal cen­tral, se ha es­tu­dia­do pa­ra ofre­cer el so­ni­do más ade­cua­do a ca­da mo­men­to de la con­duc­ción: re­fi­na­do a ba­jas re­vo­lu­cio­nes, y ca­da vez más gra­ve y deportivo se­gún van su­bien­do.

Cha­sis deportivo.

Re­du­ci­do en 10 mi­lí­me­tros res­pec­to al cha­sis de los Fo­cus nor­ma­les, in­te­gra una sus­pen­sión en la que mue­lles, amor­ti­gua­do­res, ró­tu­las y ba­rras es­ta­bi­li­za­do­ras son es­pe­cí­fi­cas y se han di­se­ña­do pa­ra lo­grar un tac­to ca­si de com­pe­ti­ción y un con­trol óp­ti­mo del co­che. La di­rec­ción, con asis­ten­cia eléc­tri­ca, se ha ca­li­bra­do es­pe­cial­men­te pa­ra el ST y cuen­ta con un sis­te­ma de com­pen­sa­ción de par (Tor­que Steer Com­pen­sa­tion) y con el sis­te­ma de re­la­ción va­ria­ble Sport Stee­ring Sys­tem, que re­du­ce la sen­si­bi­li­dad de la di­rec­ción en lí­nea rec­ta y la au­men­ta en cur­va.

El sis­te­ma de fre­nos ofre­ce la po­ten­cia re­que­ri­da pa­ra las pres­ta­cio­nes que es ca­paz de al­can­zar. Está for­ma­do por dis­cos ven­ti­la­dos de 320 mi­lí­me­tros de diá­me­tro en las rue­das de­lan­te­ras y de 271 mm en las tra­se­ras. Y en lo re­fe­ren­te a las rue­das, de 18 pul­ga­das, cuen­tan con unas llan­tas de alea­ción de 8,5 pul­ga­das de an­cho y unos neu­má­ti­cos Good­year Ea­gle en me­di­das 245/40 R18.

So­bre el te­rreno, es­te cha­sis Sport da unos re­sul­ta­dos sor­pren­den­tes que nos trans­por­tan al mundo de la com­pe­ti­ción, co­mo pu­di­mos com­pro­bar en el di­fí­cil Cir­cui­to Parc­mo­tor de Cas­te­llo­lí. Allí, el Fo­cus ST de­mos­tró una tre­men­da agi­li­dad, una ve­lo­ci­dad de pa­so por cur­va muy ele­va­da, una es­ta­bi­li­dad to­tal y una ca­pa­ci­dad im­pre­sio­nan­te pa­ra man­te­ner las tra­yec­to­rias y evi­tar el sub­vi­ra­je, de lo que se en­car­gan el con­trol vec­to­rial de par (TVC), que apli­ca un par de freno a la rue­da in­te­rior den­tro de la cur­va, y el con­trol de sub­vi­ra­je en cur­va (CUSC), que pro­por­cio­na fuer­za pa­ra crear un par de gi­ro ver­ti­cal tan­to en ace­le­ra­ción co­mo en de­ce­le­ra­ción.

El co­che está equi­pa­do con un ESP de tres eta­pas, y si en la pri­me­ra ac­túa sin mo­les­tar en la con­duc­ción, en la se­gun­da ya per­mi­te una con­duc­ción más de­por­ti­va al des­co­nec­tar el con­trol de trac­ción aso­cia­do a él y en­trar el ESP en ac­ción so­lo cuan­do es real­men­te ne­ce­sa­rio. Es en la ter­ce­ra eta­pa, con el sis­te­ma to­tal­men­te des­co­nec­ta­do, cuan­do más se dis­fru­ta de las cua­li­da­des di­ná­mi­cas del vehícu­lo, que, aun­que se tor­na más com­pli­ca­do, siem­pre se pue­de do­mi­nar.

Es­ti­lo ex­clu­si­vo.

Agre­si­vo y ae­ro­di­ná­mi­co, su­po­ne una in- ter­pre­ta­ción de­por­ti­va del “Ki­ne­tic De­sign” por la for­ma de la pa­rri­lla tra­pe­zoi­dal, de ma­yor ta­ma­ño, por los vo­lu­mi­no­sos es­tri­bos la­te­ra­les y por el pa­ra­cho­ques tra­se­ro con di­fu­sor ae­ro­di­ná­mi­co. El ale­rón tra­se­ro no so­lo cum­ple fun­cio­nes es­té­ti­cas, sino tam­bién de re­duc­ción de la re­sis­ten­cia ae­ro­di­ná­mi­ca y de me­jo­ra de la es­ta­bi­li­dad. Ade­más del co­lor ex­clu­si­vo Tan­ge­ri­ne Scream, se ofre­ce con otros cin­co to­nos de ca­rro­ce­ría: azul, ro­jo, ne­gro, blan­co y pla­ta.

El in­te­rior mues­tra un am-

bien­te de ele­gan­cia y de­por­ti­vi­dad, con vo­lan­te, pa­lan­ca de cam­bios y pe­da­les es­pe­cí­fi­cos, así co­mo un sal­pi­ca­de­ro con más i ns­tru­men­ta­ción. Lle­va unos ex­ce­len­tes asien­tos Re­ca­ro, tan­to de­lan­te co­mo de­trás, y se ofre­ce con tres aca­ba­dos: ST1, ST2 y ST3.

El cha­sis Sport del Fo­cus ST, re­ba­ja­do en 10 mi­lí­me­tros, per­mi­te go­zar de un com­por­ta­mien­to ca­si de com­pe­ti­ción por agi­li­dad, ve­lo­ci­dad de pa­so por cur­va y es­ta­bi­li­dad.

Los sis­te­mas de con­trol del sub­vi­ra­je per­mi­ten que se ins­cri­ba en las cur­vas de la ma­ne­ra más de­ci­di­da y rá­pi­da. El co­che lle­va un ESP de tres eta­pas que per­mi­te ele­gir qué ti­po de con­duc­ción se quie­re ha­cer.

El mo­tor Eco­Boost de 2 li­tros y

4 ci­lin­dros sus­ti­tu­ye al an­te­rior de 5 y en­tre­ga 250 CV.

Tres re­lo­jes adi­cio­na­les so­bre el sal­pi­ca­de­ro mar­can la pre­sión y la tem­pe­ra­tu­ra del acei­te y la pre­sión del tur­bo.

El in­te­rior del Fo­cus ST es una mez­cla de ele­gan­cia y de­por­ti­vi­dad. Los asien­tos de­lan­te­ros, fir­ma­dos por Re­ca­ro y de atrac­ti­vo di­se­ño, son idó­neos pa­ra una con­duc­ción muy de­por­ti­va.

El sal­pi­ca­de­ro del Fo­cus ST in­cor­po­ra una ins­tru­men­ta­ción adicional res­pec­to a la de los Fo­cus nor­ma­les. Vo­lan­te, pe­da­les y pa­lan­ca de cam­bios son es­pe­cí­fi­cos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.