Fa­mi­liar de al­tos vue­los

AUTOhebdo SPORT - - AL VOLANTE -

Es la pri­me­ra vez que un fa­bri­can­te ge­ne­ra­lis­ta desa­rro­lla un vehícu­lo fa­mi­liar de al­tas pres­ta­cio­nes, algo que es ha­bi­tual en las mar­cas Pre­mium. El Fo­cus ST Spor­tb­reak ape­nas ofre­ce di­fe­ren­cias res­pec­to al ST Se­dán. Mo­tor, cam­bio (desa­rro­llos in­clui­dos), di­rec­ción y fre­nos son idén­ti­cos, y lo mis­mo su­ce­de con el tra­ta­mien­to in­te­rior y el equi­pa­mien­to. La úni­ca di­fe­ren­cia, es­ta sí im­por­tan­te, está en la sus­pen­sión tra­se­ra, ya que el ST Spor­tb­reak uti­li­za la mis­ma del Fo­cus nor­mal pa­ra man­te­ner la ca­pa­ci­dad de car­ga del ma­le­te­ro, aun­que man­tie­ne el cha­sis Sport re­ba­ja­do. No obs­tan­te, su com­por­ta­mien­to es tan efi­caz que re­sul­ta muy di­fí­cil de­ci­dir cuál de los dos es me­jor. En to­do ca­so, ofre­ce un ma­yor con­fort de mar­cha.

A pe­sar de que la sus­pen­sión tra­se­ra es di­fe­ren­te a la del ST Se­dán –me­nos de­por­ti­va–, el com­por­ta­mien­to del ST Spor­tb­reak es de una efi­ca­cia sor­pren­den­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.