En di­rec­to

AUTOhebdo SPORT - - EN TU REGIÓN -

una jor­na­da pa­ra re­cor­dar. La cuar­ta pla­za era pa­ra una Ta­nia de Die­go pletórica, tan­to por su pro­gre­sión co­mo por su ca­pa­ci­dad de lu­cha en una zo­na don­de ca­da cen­tí­me­tro se ven­dió muy ca­ro.

En la Cla­se 1, Jo­sé Luis Ba­rre­ra se ven­ga­ba de los pro­ble­mas de l a pri­me­ra man­ga y co­lo­ca­ba su 205 por de­lan­te de los 207 de Gon­zá­lez y Alonso.

Sa­bor agri­dul­ce.

La jor­na­da del do­min­go, el turno pa­ra la Di­vi­sión II, se pre­sen­ta­ba con una tem­pe­ra­tu­ra ideal en la pis­ta pa­ra echar ca­rre­ras, aun­que los Ca­mio­nes la es­ta­ban de­jan­do lle­na de ese “pe­lo­ti­lling” tan com­pli­ca­do cuan­do te sales de la tra­za­da.

En­tre las no­ve­da­des de la Cla­se 4 (más de 2.000 cc), la prin­ci­pal era el 996 de Javier de Cas­tro, pi­lo­to de muy al­to ni­vel ha­ce ya bas­tan­tes tem­po­ra­das y que, tras una lar­ga au­sen­cia, re­to­ma­ba aquí su ac­ti­vi­dad.

Fren­te a él, el “so­pla­dor” Seat León de Mar­cos de Die­go y los Pors­che 968 de Juan Es­ca­vias y An­to­nio Cas­tro, es­te úl­ti­mo con un mo­tor bas­tan­te pe­re­zo­so, se­gún su pi­lo­to.

En la Cla­se 3 (en­tre 1.600 y 2.000 cc), Jo­sé Rue­da y Ra­fa Ro­drí­guez iban a com­par­tir Clio den­tro del equi­po Efi­car, mien­tras que Pa­lo­mino se­guía con su es­tra­te­gia de es­ta tem­po­ra­da de ser­vir­se del ma­te­rial de SMC Jú­nior y re­ser­var su Clio pa­ra el CER. Va­rios Hyun­dai Cou­pe, los más rá­pi­dos en ma­nos de Ule­cia, Cas­ti­lla (que ya ha­bía par­ti­ci­pa­do en la Di­vi­sión I con un Ac­cent) o Má­xi­mo Sant. Así co­mo tres Mi­ni Cha­llen­ge pa­ra Javier Car­mo­na, Mi­guel Gar­cía y el pi­lo­to Vo­lan­te AU­TOheb­do SPORT, Luis Pal­me­ro, que re­ci­bía aquí su bau­tis­mo de fue­go.

En en­tre­na­mien­tos, el más rá­pi­do era Javier de Cas­tro, pe­ro so­lo 6 dé­ci­mas por de­lan­te de De Die­go y am­bos muy le­jos de otro León, el de Ra­món Ló­pez, que se co­lo­ca­ba por de­lan­te de los 968 de Es­ca­vias y Cas­tro. La po­le de la Cla­se 3 era pa­ra Ule­cia, por de­lan­te de los Clio de Pa­lo­mino y Ro­drí­guez.

De Cas­tro rea­li­za­ba una sa­li­da muy con­ser­va­do­ra, lo que per­mi­tía a De Die­go to­mar cier­ta dis­tan­cia, pe­ro no obs­tan­te am­bos se ale­ja­rían mu­chí­si­mo de sus per­se­gui­do­res en las pri­me­ras vuel­tas, has­ta que me­dia­da la ca­rre­ra, y con las rue­das del 996 ya en tem­pe­ra­tu­ra, De Cas­tro lo­gra­ba su­pe­rar al po­de­ro­so León, en­tran­do vic­to­rio­so en la me­ta. Tras ellos, el 968 de An­to­nio Cas­tro y el León de Prie­to se en­zar­za­rían en una lu­cha, de­jan­do tras de sí a un ague­rri­do gru­po en pug­na por la Cla­se 3, for­ma­do por Ule­cia, Pa­lo­mino, Ro­drí­guez, Ló­pez Villalba ( es­te de la Cla­se 4) y Car­mo­na, aun­que la ba­ta­lla de­ja­ría al­gu­na víc­ti­ma, co­mo Ule­cia.

Tras De Cas­tro y De Die­go, la ter­ce­ra pla­za de la Cla­se 4 se­ría pa­ra Cas­tro, mien­tras que en la 3 el pó­dium lo con­for­ma­rían Ro­drí­guez, Pa­lo­mino y el Mi­ni de Car­mo­na tras un au­tén­ti­co ca­rre­rón.

En la se­gun­da man­ga, Mar­cos de Die­go to­ma­ba bue­na no­ta de las po­si­bi­li­da­des del Pors­che 996 y sa­lió he­cho una fie­ra. Tan­to es así que De Cas­tro no lo­gra­ba re­cor­tar­le ape­nas la dis­tan­cia de las pri­me­ras vuel­tas, pe­ro me­dia­da la ca­rre­ra, y a fi­nal de rec­ta, el León ha­cía un ex­tra­ño e im­pac­ta­ba de lleno con­tra el raíl, en un es­pec­ta­cu­lar ac­ci­den­te que obli­gó a sa­car al sa­fety car y al co­che R de ex­car­ce­la­ción, ra­len­ti­zán­do­se la ca­rre­ra y reanu­dán­do­se so­la­men­te pa­ra to­mar la ban­de­ra a cua­dros, ba­jo la que pa­sa­ron De Cas­tro, Es­ca­vias y An­to­nio Cas­tro en la Cla­se 4, se­gui­dos de Pa­lo­mino, con bas­tan­te ven­ta­ja so­bre Cas­ti­lla y Car­mo­na, que ofre­cie­ron un due­lo de lo más di­ver­ti­do por el se­gun­do pel­da­ño del pó­dium de la Cla­se 3.

El gol­pe de Mar­cos de Die­go fue im­pre­sio­nan­te y pa­re­cía bas­tan­te gra­ve, al­gu­nos de­cían que el im­pac­to se pro­du­jo por en­ci­ma de los 200 km/h. Lo cier­to es que el co­che lle­gó a per­der has­ta el mo­tor y que­dó to­tal­men­te des­tro­za­do. No obs­tan­te, el ha­bi­tácu­lo aguan­tó muy bien el im­pac­to y, por lo que vi­mos, el Hans se en­car­gó de que Mar­cos no su­frie­se un gol­pe de ma­yor gra­ve­dad. Afor­tu­na­da­men­te, los pri­me­ros in­for­mes mé­di­cos fue­ron po­si­ti­vos, aun­que fue tras­la­da­do al hos­pi­tal pa­ra per­ma­ne­cer en ob­ser­va­ción.

Ja­vi Car­mo­na, ven­ce­dor ha­ce dos tem­po­ra­das de la Cla­se 2, ha es­ta­do in­ten­tan­do en­con­trar in­fruc­tuo­sa­men­te el pre­su­pues­to ne­ce­sa­rio pa­ra cu­brir un pro­gra­ma, y de­ci­día al­qui­lar un Mi­ni a SMC Jú­nior pa­ra es­ta ca­rre­ra, au­tén­ti­co es­ca­pa­ra­te al coin­ci­dir con los Ca­mio­nes. Lo cier­to es que los apo­yos los me­re­ce, pues no pu­do rea­li­zar una me­jor ac­tua­ción.

Otra gra­ta sor­pre­sa, aun­que ya se veía ve­nir, era la pro­gre­sión de Ta­nia de Die­go, so­bre to­do en la se­gun­da ca­rre­ra. En am­bas estuvo me­ti­da en al­gu­nos “gru­pos de ries­go” lu­chan­do bra­va­men­te, y su cuar­ta pla­za en la se­gun­da man­ga así lo ates­ti­gua, pe­se a lle­var un co­che muy pa­sa­do de pe­so.

El equi­po de Raúl Cas­ti­lla, Re­cu­pe­ra­cio­nes Ca­sal, pre­sen­ta­ba na­da me­nos que cin­co co­ches en li­za, los dos pro­pios del pa­trón del equi­po, un Getz y un Cou­pe pa­ra las ca­rre­ras de las di­vi­sio­nes I y II, ade­más de dos Getz en ma­nos de Án­gel Gar­cía Lla­mas y Juan Ma­nuel de la Con­cep­ción y, có­mo no, el Ac­cent de Eloy Íñigo, que reali­zó una jor­na­da muy va­lio­sa de ca­ra a la cla­si­fi­ca­ción ge­ne­ral.

Tras el pa­rón ve­ra­nie­go la pró­xi­ma ca­rre­ra del TRT está pre­vis­ta pa­ra el 15 de sep­tiem­bre, con unas clasificaciones más que ajus­ta­das y que, a te­nor de lo visto, es muy fá­cil que no arro­jen ga­na­dor has­ta la úl­ti­ma ca­rre­ra de la úl­ti­ma jor­na­da, co­mo ha ocu­rri­do ya va­rios años.

Mar­cos de Die­go y Javier de Cas­tro lle­va­ron su lu­cha de­por­ti­va muy en se­rio.

Rue­da y Ro­drí­guez com­par­tie­ron Clio y mar­ca­ron tiem­pos muy bue­nos, aun­que la suer­te en

ca­rre­ra fue dis­par.

An­to­nio Cas­tro se que­jó de un mo­tor po­co efec­ti­vo y aguan­tó el ti­rón.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.