Siem­pre una re­fe­ren­cia

AUTOhebdo SPORT - - AL VOLANTE -

Co­mo he­mos di­cho, es­te no­ví­si­mo RS 4 Avant con­fi­gu­ra la cuar­ta ge­ne­ra­ción del mo­de­lo con tan in­sig­nes si­glas. El pri­mer RS Avant vio la luz con aquel RS 2 que de­ri­va­ba del Au­di 80 Avant, en 1994. Aun­que en Es­pa­ña la tra­di­ción en fa­mi­lia­res de­por­ti­vos era es­ca­sa, o más bien nu­la, en Ale­ma­nia y otros mer­ca­dos no era así. El ca­so es que el aquel RS 2 im­pre­sio­na­ba por su mo­tor con 5 ci­lin­dros y tur­bo –de cuan­do Au­di usa­ba es­te ti­po de mo­to­res pro­fu­sa­men­te– lle­va­do has­ta los 315 ca­ba­llos a so­lo 3.000 rpm y un par de 410 Nm. Se ha­cia en co­la­bo­ra­ción con Pors­che, que pro­veía al mo­de­lo de las llan­tas de 17” en me­di­da 245/40 y del equi­po de fre­nos, de­bi­da­men­te fir­ma­do en las pin­zas, de cua­tro pis­to­nes y pin­ta­das en ro­jo. Aptitudes muy ra­cing. La ve­lo­ci­dad má­xi­ma que al­can­za­ba era de 262 km/h, con una ace­le­ra­ción de 0 a 100 km/ h en so­lo 5,4” y cam­bio ma­nual de 6 ve­lo­ci­da­des. Y, có­mo no, sis­te­ma de trac­ción quat­tro con di­fe­ren­cial Tor­sen… ade­más de un aña­di­do: un di­fe­ren­cial au­to­blo­can­te en el eje tra­se­ro que se po­día ac­cio­nar a gus­to me­dian­te un bo­tón. Sim­ple­men­te, un co­che que le­van­tó pa­sio­nes en su épo­ca y cu­ya po­ten­cia y pres­ta­cio­nes son to­da­vía muy me­ri­to­rias. Eso sí, más du­ros que las pie­dras de pe­der­nal gra­cias a un ta­ra­do su­per­du­ro y a que sus pun­tos de sus­pen­sión se ba­sa­ban pre­ci­sa­men­te en los del S2 con mue­lles más cor­tos. La se­gun­da en­tre­ga ga­nó mu­cho en mo­der­ni­dad, es­pe­cial­men­te en lo que se re­fie­re al cha­sis. Era el año 2000 y dio co­mien­zo a l a de­no­mi­na­ción RS 4 Avant. Se ba­sa­ba, cla­ro, en el A4 que sus­ti­tuía a los 80, y co­mo pro­duc­to ín­te­gro del de­par­ta­men­to quat­tro Gm­Bh, aun­que por aquel en­ton­ces co­la­bo­ra­ba con ellos Cos­worth Tec­no­logy Ltd. Pa­ra la oca­sión, se ti­ró del V6 bitur­bo de 2,7 li­tros de cin­co vál­vu­las por ci­lin­dros to­ma­do di­rec­ta­men­te del S4. Las mo­di­fi­ca­cio­nes a ba­se de tur­bos más gran­des, cu­la­ta rehe­cha y en los co­lec­to­res de es­ca­pe, die­ron co­mo re­sul­ta­do un ex­plo­si­vo pro­pul­sor de 380 ca­ba­llos ca­paz de lan­zar a es­te co­che has­ta los 250 km/h y ace­le­rar de 0 a 100 km/h en so­lo 4,9”. El as­pec­to tam­bién era muy de­por­ti­vo con rue­das de 18”, asien­tos tam­bién fir­ma­dos por Re­ca­ro, me­nor al­tu­ra al sue­lo, etc. Es­ta ge­ne­ra­ción tu­vo una efí­me­ra vi­da de so­lo un año, aun­que se ven­die­ron más de 6.000 uni­da­des, fi­na­li­zan­do en el año 2000. Se am­plía la ga­ma. Hu­bo que es­pe­rar has­ta 2005 pa­ra la ter­ce­ra ge­ne­ra­ción, que uti­li­za­ba la mis­ma de­no­mi­na­ción, aun­que am­plian­do la ga­ma has­ta la ber­li­na y el des­ca­po­ta­ble. Pa­sa­ba aquí a un V8 en esa es­ca­la de ci­lin­dros y po­ten­cia. Sin tur­bo y con in­yec­ción in­di­rec­ta, la ci­lin­dra­da, co­mo en el ac­tual, era de 4,2 li­tros y ren­día 420 ca­ba­llos, 30 me­nos que el de la cuar­ta en­tre­ga. Ace­le­ra­ba de 0 a 100 km/h en 4,9” y se fa­bri­ca­ron 14.300 uni­da­des.

Se pa­sa del V6 al blo­que de un V8. La ter­ce­ra ge­ne­ra­ción

pre­su­mía de 420 ca­ba­llos... tam­bién sin tur­bo.

El me­jor RS 4: 30 ca­ba­llos más que an­tes con un fe­no­me­nal

mo­tor at­mos­fé­ri­co y un ex­tra­or­di­na­rio sis­te­ma quat­tro.

So­lo un año en pro­duc­ción y 6.000 ejem­pla­res ven­di­dos pa­ra el RS 4. Sus ar­mas: mo­tor bitur­bo con 380 ca­ba­llos.

El RS 2 su­pu­so to­da una re­vo­lu­ción con sus 315 ca­ba­llos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.